ACTÚA!
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

Exigimos al gobierno de España que condene del intento de golpe en Venezuela: ¡No a la injerencia de la UE!

24 de Enero de 2019

El gobierno de España debe adoptar a la mayor brevedad una clara posición rechazando el golpe de Estado en Venezuela y respaldando la presidencia legitima del Presidente Maduro, todo ello como requisito imprescindible para que las legitimas instituciones venezolanas impulsen un proceso de dialogo con la oposición para que las discrepancias políticas se aborden dentro del marco constitucional.

El Presidente Sanchez, o cualquier ministro de Espàña, deben abstenerse de cualquier contacto con el autoproclamado presidente Guaidó, y dejar claro que no existe reconocimiento alguno de España al anterior, desmintiendo las afirmaciónes de los golpistas venezolanos en el anterior sentido.

El Gobierno de España debe igualmente defender que cualquier toma de posición de la Unión Europea parta del respeto a la legitimidad del presidente Nicolas Maduro y del sistema constitucional venezolano.

La UE, en otra muestra de su profunda crisis y división ha adoptado una posición timorata y oportunista, aparentemente diferente de la defendida por la Internacional reaccionaria y fascistas que encabezan Trump y Bolsonaro,  pero que en esencia supone dar reconocimiento y cobertura a las fuerzas golpistas al asumir el primero y por tanto más falaz de sus argumentos - la supuesta ilegitimidad del presidente Maduro –, justificando en ello su petición de “elecciones libres”.

En su vergonzoso comunicado la UE dice “apoyar el restablecimiento de la democracia y el estado de derecho en Venezuela”.

Si algún poder del Estado venezolano está usurpando funciones es la Asamblea nacional y por ello ha sido declarada en desacato por el poder judicial, justamente para “restablecer la democracia y el estado de derecho”.

Las aparentemente conciliadoras palabras de la UE sirven para encubrir el golpismo fascista y permitir que EEUU continúe con su agenda de injerencia política y agresión junto con sus serviles aliados.

Agenda de agresión para volver a controlar lo que siguen considerando su “patio trasero” y que ya triunfó con golpes antidemocráticos en Honduras, Paraguay o Brasil.

Agenda de agresión para rapiñar materias primas como el petróleo de Venezuela usando para ello la guerra más destructiva y criminal como ya hemos visto en  Irak, Libia, Siria o Yemen.

El gobierno del PSOE debe romper cualquier alineamiento de nuestro país con las fuerzas reaccionarias e injerencistas de nuestro tiempo, las que defienden la guerra y la explotación de los pueblos como orden mundial del capitalismo.

El “llamado” de la UE a Venezuela constituye una nueva injerencia en los asuntos internos del país hermano y resulta contrario al derecho internacional. No existe derecho alguno de la UE a injerir en los procesos electorales de Venezuela, maxime cuando el Presidente Maduro ha sido elegido recientemente para un  nuevo mandato con mas porcentaje de apoyo popular que los actuales presidentes de EEUU, Chile, Argentina o Colombia por citar ejemplos de países que han reconocido al autoproclamado presidente golpista.

Lo que las instituciones españolas no aceptarian si ocurriera en nuestro país, no puede ser tolerado en Venezuela.

No hay más posiciones: ¡o con el gobierno de Venezuela o con los golpistas y los imperialistas!

Categorías: Unión Europea Área Internacional Solidaridad Internacionalista Venezuela

Comparte: