ACTÚA!
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

Condenamos la nueva agresión turca a Siria y al pueblo kurdo y exigimos la no intervencion de la OTAN

10 de Octubre de 2019

EEUU ha dado el visto bueno a la invasión del norte de Siria por parte de Turquía. El ejército turco ha iniciado la invasión tras el bombardeo aéreo iniciado ayer, Aviones de guerra y artillería pesada han bombardeado zonas de Sere Kaniye, Al-Malikiya y Tel-Rifaat. El objetivo del presidente turco Erdogan es atacar al YPG Kurdo y ocupar una franja de territorio sirio de una profundidad de 50 Km y una longitud de más de 500 Km. La parte más occidental del norte de Siria, ya está ocupada por tropas turcas que invadieron en marzo de 2018 la región de Afrin. Lejos de combatir a las bandas terroristas que controlan una parte de la región de Idlib, las tropas turcas se limitan a monitorearlas.

Ante la operación militar turca en el norte de Siria y el visto bueno que dicha invasión, contraria al derecho internacional, ha obtenido de los Estados Unidos, el Partido Comunista de España manifiesta:

1) Esta operación de invasión militar, además de ilegal, supone una grave amenaza para la paz y la estabilidad regionales cuyas consecuencias políticas y humanitarias son insospechadas. Por tanto, debe ser condenado de inmediato por las Naciones Unidas.

2) Que los problemas de la región solo se pueden resolver aplicando el derecho internacional y con pleno respeto a la soberanía e integridad de los Estados. Una intervención armada que ha sido reiteradamente denunciada en Naciones Unidas por la República Árabe Siria, como Estado agredido, y por otros Estados de la región, atenta contra la Carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional y los mecanismos pacíficos de resolución de conflictos.

3) Que el objetivo de Erdogan con la invasión a Siria, además de aumentar su influencia militar y geopolítica en la región en su esfuerzo por conquistar la hegemonía en todo el oriente próximo, es la creación de una inmensa barrera humana de 2 millones de personas árabe-sirias, actualmente refugiadas en Turquía y que serian devueltas ilegalmente a una región en pleno conflicto armado.

Previsiblemente Erdogan pretendería incrementar la presión sobre estas personas por parte del integrismo islámico sobre estos refugiados, integrismo que es aliado ideológica y políticamente del partido de Erdogan, el AKP turco.

El fin último es forzar la consolidación de una oposición al gobierno sirio a la vez que llevar a cabo una limpieza étnica de la población siria-kurda de la zona.

4) Que la connivencia y facilitación por los EEUU de la invasión militar realizada por Turquía es una muestra más del desprecio del imperialismo al derecho internacional. Advertimos contra la posible colaboración de la OTAN en la agresión militar turca contra Siria y el pueblo kurdo y hacemos un llamamiento al gobierno español en funciones para que se abstenga de prestar cualquier colaboración militar, política, logística o de oro tipo a esta agresión contraria al derecho internacional.

5) La oportunista e ilegal actitud de los Estados Unidos demuestra la incoherencia de una política imperialista que solo atiende a sus propios intereses. Después de desestabilizar la región ha apoyado alternativamente a distintos grupos a los que luego ha dejado abandonados. En este caso, son los kurdos sirios los que han sido utilizados a capricho por una política estadounidense que busca el control de las fuentes de hidrocarburos de la región y el sostenimiento de sus aliados regionales, en particular, el Estado de Israel.

6) Ante la evidencia del fracaso de su alianza con los EE UU, los kurdos sirios tienen aún la posibilidad de pactar con el mismo Estado sirio que en 2011 concedió la nacionalidad a 300 mil de ellos de origen no sirio y con el que ya han alcanzado múltiples acuerdos para facilitar la administración y la seguridad en aquellas zonas en las que viven personas kurdas junto a árabes, armenios y otros nacionales sirios. En tal sentido, la nueva Ley de Administración Local siria, bajo la cual se celebraron las últimas elecciones municipales y que supone un esfuerzo descentralizador, es una de las herramientas con las que se resolverá el encaje de los kurdos de Siria en el marco del estado unitario y multiconfesional que ha conseguido frenar y hacer retroceder la agresión islamista e imperialista.

Categorías: Área Internacional Solidaridad Internacionalista Imperialismo EEUU Siria

Comparte: