Información sobre cookies

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

NB 244 - Ante la crisis ecosocial: alternativa anticapitalista, ecologista y feminista

3 de Diciembre de 2019

Editorial

No hay solución a la crisis ecosocial en el capitalismo: construyamos una alternativa ecologista con perspectiva de clase y género

Decir que hoy nos enfrentamos a una situación de emergencia ecosocial y una crisis de pérdida de biodiversidad in.dita, y que ambas tienen su origen en la acción humana enmarcada en un sistema económico incompatible con la vida y la naturaleza, es algo que, probablemente, compartamos todas.El hecho de que el propio secretario general de la ONU, una organización tan institucionalizada, traslade públicamente su preocupación por la situación climática y política del planeta, es una muestra evidente.

Decir, también, que no existe alternativa dentro del capitalismo, por mucho que este decida pintarse de verde, y que difícilmente la habrá. En políticas socialdemócratas que no vayan a la raíz de los conflictos, ser.

compartido por muchas de la misma manera. Podemos decir sin duda que hoy en d.a hay una amplia conciencia compartida sobre los peligros de la crisis clim.tica y la necesidad de emprender medidas urgentes. Ha pasado de ser una preocupación de los expertos a una lucha social. La juventud que recientemente ha salido a las calles y organiza las huelgas por el clima nos marca el camino.

Por tanto, ¿de qué toca hablar ahora?

Toca conocer los principales problemas, comprender los ciclos ecológicos,sociales y económicos, ser capaces de diseñar soluciones y hacerlo de manera compartida y democrática para que nadie quede atrás, especialmente la clase trabajadora, las capas empobrecidas y las mujeres, los m.s vulnerables frente al cambio clim.tico, la contaminación o la pérdida de recursos naturales. Con un único dato podemos ilustrar el fracaso a la hora de enfrentar el cambio clim.tico y sus consecuencias: la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera está. en máximos históricos al haberse incrementado de 356,42 ppm en 1992 a 415 ppm en mayo de 2019. Es decir, un 15 % más desde que se lanzara el protocolo de Kioto en la 3.a Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP3), hace ya veintidós años. Cada vez estamos más lejos de la solución.

Los retos derivados de este aumento de la concentración de CO₂, así como otros problemas ambientales de primer orden que debemos enfrentar son numerosos, como numerosos son los efectos que tienen sobre nuestra supervivencia: la desertificación de grandes partes del planeta, la desaparición de la capa de hielo del Ártico con la consecuente alteración del medio marino, la gravedad de la contaminación del aire que respiramos y nos arroja cifras sangrantes de muertes por a.o, la disminución de las masas de agua dulce tanto en calidad como en cantidad, los eventos clim.ticos extremos que, como las sequías o las inundaciones, destruyen cosechas provocando hambrunas y afectando a la seguridad alimentaria de millones de personas, una destrucción de la biodiversidad nunca vista que, como es previsible, compromete de manera terrible la viabilidad de las cosechas, disminuye la necesaria variabilidad gen.tica que permite enfrentar los cambios y un sinfín de otros impactos.

Como consecuencia social, inmediata y sangrante para cualquier sociedad que se diga civilizada, nos golpean las migraciones clim.ticas: migraciones consecuencia del cambio clim.tico y sus devastadores efectos que ya han desbancado a las migraciones por guerras, por ejemplo. Son el primer motivo de desplazamiento. Ante esta realidad no podemos cerrar los ojos o pretender parchear soluciones. El principal causante de la crisis ecológica y social es el capitalismo, un sistema económico depredador de recursos y generador de residuos que pretende producir indefinidamente sin tener en cuenta los límites biofísicos del planeta. Y, por tanto, solo una alternativa anticapitalista que tenga en cuenta estos límites y que garantice el acceso universal a los bienes y servicios necesarios para una vida digna redistribuyendo la riqueza será posible. Posible y necesaria, diríamos.

Por eso en este número abordamos las distintas caras del problema y apuntamos distintas soluciones que sirvan para construir esa alternativa anticapitalista, ecofeminista y democrática: desde la gestión de los recursos naturales hasta la minería, pasando por qué modelo de transporte o qué fiscalidad ambiental es necesario poner en pie para redistribuir la riqueza y luchar contra el cambio clim.tico. Pero no solo: debemos definir modelo agroganadero, industrial y energético.

Debemos ser muy conscientes del papel del comercio internacional en las crisis ambientales y cómo los tratados de libre comercio han contribuido las deforestaciones masivas, monocultivos, destrucción de hábitats, empleo sistemático de pesticidas y abonos químicos, uso incontrolado de agua, empleo de combustibles fósiles o al extractivismo sin control como parte de las prácticas usuales existentes en estos países sobre los que la UE y Gobiernos seguidistas evitan pronunciarse.

No nos engañemos: Si queremos mitigar y poner fin al mayor desafío al que nos enfrentamos actualmente debemos implementar una transición ecológica y social, una ruta ambiciosa de medidas políticas y económicas que garanticen la redistribución de los recursos naturales en un contexto de disminución de los mismos. Si queremos tener una oportunidad de sobrevivir como especie tendremos que asumir la necesidad de decrecer el consumo de recursos y energía, pero hacerlo decidiendo de manera democrática y participativa quién, cómo, cuánto y cuándo decrece cada cual. Alejando el fantasma de distopías eco fascistas y hacerlo de manera que construyamos una sociedad más justa, más igualitaria y con futuro posible, uniendo los hilos rojo, verde y violeta de la historia.


ÍNDICE

POLÍTICA
Ante la crisis ecosocial: una alternativa anticapitalista, ecologista y feminista

Poner la vida en el centro I Yayo Herrero

La lucha contra el cambio climático es una cuestión de clase I Eva García Sempere

Cambio climático: amenaza y oportunidad I Joaquim Sempere

De los límites de crecimiento al calentamiento global. La historia genocida del capitalismo final I Manuel Peña Rey

La encrucijada energética I Manuel Garí

La bolsa o la vida: por qué el capitalismo es incompatible con la sostenibilidad ecológica I Carmen Madorrán Ayerra

El arbitraje de inversión: un sistema perverso que entorpece la lucha contra el cambio climático I Luis González Reyes, Lucía Bárcena Menéndez y María Botella

Hacia el colapso ambiental. El desastre anunciado de los TCI I Pablo Jiménez

Treinta años del Manifiesto Ecosocialista I Julio Setién

Parlamento Europeo y cambio climático. Una oportunidad perdida hace veintidós años I Pedro Marset Campos

Sostenibilidad, suelo y territorio I Juan José Guirado

La lucha contra el cambio climático no es solo una cuestión de objetivos, sino de modelo y de prioridad política: el papel del marxismo en el nuevo pacto ecosocial del s. XXI I Alex García

Remunicipalización para la gestión pública, social y sostenible de los servicios públicos básicos. La experiencia de Medina Sidonia I Santiago Gutiérrez

A la transformación ecosocial no se llega en coche eléctrico I Samuel Romero Aporta

La minería del carbón ante la ‘transición ecológica’. Apuntes para una política marxista I Roberto Ruiz García

Ganadería y medio ambiente. Efectos sobre el cambio climático I Pilar González Fidalgo

Transición justa y acción sindical medioambiental en los centros de trabajo I Mariano Sanz Lubeiro

Digitalización y sostenibilidad en tiempos de emergencia climática I Carlos Álvarez Pereira


CULTURA

Texto inédito de Manuel Sacristán: Proyecto de informe: sobre las líneas generales de una política de los profesores comunistas en el seno del movimiento universitario del D.U. [Distrito Universitario] de Catalunya I Salvador López Arnal (editor)

A veinte años del Libro negro. Memoria de tramposos I Higinio Polo


A VUELTAS CON LOS CLÁSICOS

Marta Harnecker: de divulgadora del marxismo althusseriano a teórica de la democracia participativa I José Sarrión Andaluz

El marxismo de Rosa Luxemburgo cien años después I Eduardo Sánchez Iglesias


AUTOR INVITADO

Capitalismo verde: no (tampoco como Green New Deal), sino ecosocialismo (descalzo) I Jorge Riechmann
 

LIBROS

¿Un futuro sin sindicatos?, de Unai Sordo I Ramón Górriz

Teoría del valor, comunicación y territorio, de Francisco Sierra Caballero I Javier Moreno

Las sin parte. Matrimonios y divorcios entre feminismo y marxismo, de Cinzia Arruza I Vicenta Verdugo Martí

El pueblo. Auge y declive de la clase obrera (1910-2010), de Selina Todd I José Babiano

Alta cultura descafeinada. Situacionismo low cost y otras escenas del arte en el cambio de siglo, de Alberto Santamaría I José Sarrión

Categorías: Nuestra Bandera

Comparte: