ACTÚA!
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

Nacionalizar las eléctricas es asegurar industria, empleo y soberanía. ¡Solución electrointensivas ya!

7 de Junio de 2019

Pasan los meses y el Gobierno del PSOE no da soluciones al problema de Alcoa y del resto de empresas del sector metalúrgico electrointensivo, causado por la avaricia del sector energético privatizado por los gobiernos del bipartidismo y por la falta de control de este sector estratégico por el Estado.

Están demostrando lo poco que les preocupa el empleo, la industria y la soberanía: solo miran por sus beneficios. No les preocupa el futuro de quienes han levantado estas industrias, solo buscan lucrarse de su trabajo y de las necesidades de la sociedad.

Ante esta situación, apoyamos la reivindicación de que se apruebe de una vez por todas el Estatuto de Consumidores Electrointensivos, que daría la posibilidad de superar esta gravísima situación, algo que no sucede por la sumisión del Gobierno a la Unión Europea, gobierno antidemocrático de los grandes capitalistas de Europa que tanta ha castigado ya a la clase trabajadora con una década de recortes de derechos.

Pero más allá de esta medida inmediata, el PCE considera que solo un sector público energético garantizará la existencia de las diversas industrias hoy en peligro. Industrias sin las que no hay soberanía, ya que sin ellas nuestro país quedará a expensas del mercado internacional para proveernos de materias primas tan esenciales como el aluminio primario.

El PCE defiende la nacionalización del sector eléctrico y lucha para sumar toda la fuerza social y electoral necesaria para conseguirlo. Pero a día de hoy hay mayoría parlamentaria suficiente, si el PSOE no vuelve a temblar ante los poderosos, para crear una empresa pública de energía que sirva a las necesidades del país y no al afán de lucro de un puñado de ricos.

Reclamamos que en último caso se aplique el artículo 128 de la Constitución: no consentiremos perder estos sectores estratégicos, por los empleos y por la soberanía.

Felicitamos a las plantillas de Alcoa, Ferroatlántica y Celsa por su unidad para luchar por el empleo y la industria ante este gobierno indolente.

Apoyamos la marcha a Madrid convocada por la plantilla de Alcoa que comenzará el 13 de junio y llamamos a que toda la clase trabajadora las apoye.

¡Solo con la lucha obrera doblegaremos a la UE, al gobierno y a los monopolios que especulan con la energía!

Categorías: Movimiento Obrero Industria

Comparte: