Información sobre cookies

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

Éxito de la huelga general en la India: 250 millones de trabajadoras y trabajadores contra el neoliberalismo

8 de Enero de 2020

La huelga general convocada en la India por los sindicatos, apoyada por los comunistas, ha tenido un masivo seguimiento en todo el país. Doscientos cincuenta millones de trabajadores, desde Kerala a Odisha, de Assam y Bihar hasta Bengala, de Madhya Pradesh, Tamil Nadu y Bihar, hasta el Punjab y Delhi, han seguido la convocatoria, en palabras de Tapan Sen, secretario general del CITU.

Esa extraordinaria movilización obrera exige al gobierno indio el control de los precios, la creación de puestos de trabajo, la seguridad social para todos los trabajadores, y que se paralice la privatización de empresas públicas, así como la vigilancia e inspección de las inversiones extranjeras. El proyecto del gobierno Modi de privatizar entidades financieras y fusionar bancos, vender propiedades del Estado (como Air India, Bharat Petroleum Corporation, la naviera Shipping Corporation y Container Corporation of India) y recursos naturales, así como cambios en la legislación laboral, afectaría gravemente a los trabajadores y  comportaría centenares de miles de despidos.

Esos propósitos han sido acompañados de la Ley de Ciudadanía, basada en criterios religiosos, ya aprobada por el gobierno, que pretende otorgar la nacionalidad india a inmigrantes de otros países excluyendo a los ciudadanos musulmanes, propósito que quebranta el carácter laico de la Constitución del país, y que ha ido acompañada de una dura represión contra los manifestantes que rechazan esa ley que ha causado ya, al menos, veinticinco muertos por disparos de la policía. El gobierno de Modi y su partido, el Bharatiya Janata, han recurrido incluso a grupos de matones enmascarados que han llegado a asaltar la Universidad Jawaharlal Nehru en Delhi. Las masivas marchas por todas las ciudades del país durante la huelga general han exigido respeto a la Constitución, y la retirada de la Ley de Ciudadanía, además de apoyar las reivindicaciones económicas, laborales y sociales que presentaron los sindicatos indios.

Pero la voracidad empresarial y el programa neoliberal del gobierno del Bharatiya Janata persiguen imponer sus condiciones: pese al gran éxito de la huelga general, Prakash Javadekar, ministro de información del gobierno indio, ha rechazado cualquier cambio en los proyectos del gabinete, pese a que la política de Modi ha hecho aumentar el desempleo, ha reducido el crecimiento económico del país y ha creado una grave crisis social con su impulso al nacionalismo indio, que ha creado una situación de enorme tensión en Cachemira y amenaza extenderse a otras regiones del país. El gobierno pretende elaborar un censo de la población para controlar a los “inmigrantes irregulares”, como el realizado en Assam, donde casi dos millones de personas fueron excluidas.

El Partido Comunista de España saluda con entusiasmo el éxito de la huelga general, secunda la firme lucha de los trabajadores de la India, y hace suyas las demandas sindicales que exigen detener la xenofobia y la segregación por razones religiosas, al tiempo que quiere felicitar también a los comunistas indios, al CPI y al CPI (M), a toda la izquierda, a los sindicatos convocantes, a todos los trabajadores de la India, por la impresionante huelga general que han protagonizado.

Categorías: Movimiento Obrero Área Internacional Solidaridad Internacionalista

Comparte: