ACTÚA!
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

El PSUC viu y la JSUC ante la Diada Nacional de Catalunya 2019

11 de Septiembre de 2019

Este año nos encontramos ante una Diada Nacional de Catalunya celebrada en un momento de gran incertidumbre política tanto en lo que respecta al gobierno español como al escenario político y social que puede abrir en Catalunya el agotamiento del “procés” y la división, ya pública y notoria, de los partidos independentistas.

La Diada Nacional de Catalunya ha sido históricamente una jornada reivindicativa, inclusiva y democrática de los y las catalanas, de cualquier adscripción política, lengua habitual u origen. Preservar la pluralidad y la cohesión social solo es posible con la defensa de un catalanismo popular basado en la certeza de ser un solo pueblo.

El PSUC viu y la JSUC tenemos la firme convicción de que el diálogo y la negociación, y el respeto a la pluralidad ideológica y democrática es la única vía para afrontar el problema político de encaje entre Catalunya y España. Nos reafirmamos en que hay que canalizar hacia el terreno de la política la solución de un contencioso que nunca se tendría que haber judicializado.

Con el encarcelamiento y el posterior juicio de los diferentes representantes de entidades y miembros del anterior gobierno de la Generalitat no se ha avanzado hacia una solución dialogada sino hacia la confrontación interesada por las derechas nacionalistas. Seguimos denunciando las decisiones judiciales desproporcionadas y pedimos la libertad inmediata de todos los encarcelados.

Si con el cambio de Gobierno en España parecía que se abría una oportunidad para buscar una solución dialogada, el mantenimiento de la vía judicial, el abuso de la prisión preventiva y la inminente sentencia del Tribunal Supremo constata que no ha sido así y hace que insistamos en la necesidad urgente de dar una salida política a un problema eminentemente político, desde una perspectiva unitaria, amplia y plural.

El actual escenario, con el reforzamiento de la derecha nacionalista neoliberal y de la extrema derecha, nos permite afirmar que el llamado “procés” no ha abierto el camino a la caída del régimen del 78 en España, sino que ha alimentado durante años al monstruo del españolismo reaccionario, tanto en Catalunya como el resto de España, plasmándose con la irrupción de una fuerza de extrema derecha al Congreso de los Diputados.

Consideramos que, para dar un cambio a esta situación hay que poner en el centro de la política un discurso de clase claro y sin complejos, que arraigue en el mundo del trabajo y en el conjunto de los barrios obreros y populares de Catalunya. Tenemos claro que el nacionalismo nos separa, la clase nos une.

El Once de Septiembre tiene que expresar la oposición a todo tipo de nacionalismo, que enfrenta a la clase trabajadora con cuestiones alejadas de nuestros intereses reales. No claudicamos ante quien esconde detrás de una guerra de banderas, recortes de los derechos sociales, privatizaciones de servicios públicos y aprueba presupuestos y reformas fiscales antisociales, a un lado y a otro del Ebro.
Por eso, reclamamos al Gobierno de la Generalitat que priorice la lucha contra la desigualdad y la pobreza, y la recuperación de los servicios públicos de calidad, y por lo tanto, exigimos la inmediata paralización y retirada de la “Ley Aragonés”, que abre la puerta a la externalización de los servicios públicos en la sanidad o la educación.

A la vez, también reclamamos que el Parlament recupere la iniciativa política y apruebe unos presupuestos que reviertan los recortes que se aprobaron en los años 2011 y 2012 y que siguen castigando a los sectores populares. El eje central de nuestra lucha es, siempre ha sido y será la emancipación de la clase trabajadora y de las capas populares, y la Diada tiene que reclamar, sobre todo, la recuperación primero, y seguidamente el avance, en los derechos sociales del pueblo de Cataluña.

A la vez, y de forma inseparable, desde el PSUC viu y la JSUC apostamos para abrir un proceso de ruptura democrática conjuntamente con el resto de pueblos de España. Un proceso constituyente para avanzar con una perspectiva de progreso social donde construyamos una República federal y plurinacional basada en la solidaridad entre los pueblos.

También y como no podía faltar, recordamos aquel 11 de septiembre de 1973, el golpe de estado en Chile que acabó con el gobierno socialista de la Unidad Popular, y hacemos un llamamiento a asistir al acto de homenaje al presidente Salvador Allende a las 10:30 horas en la plaza Salvador Allende de Barcelona, así como al resto de homenajes similares que se hacen en toda Catalunya.

¡Por una Catalunya obrera, popular y solidaria!
¡Por la República federal!

Comité Ejecutivo del PSUC viu Comisión Permanente de la JSUC

 

Categorías:

Comparte: