ACTÚA!
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

El nuevo plan de EEUU para Palestina es otra grave agresión y será derrotada

3 de Julio de 2019

Los días 25 y 26 de junio se celebró en Manama, capital de Bahrein, la conferencia patrocinada por Estados Unidos y dirigida por el  consejero superior de Donald Trump, Jared Kushner. Más sionista aún que Netanyahu, Jared, que aceptó el encargo de su suegro para arreglar el “problema” de Palestina, ha elaborado un plan, al que titula “El Acuerdo del Siglo”.

Pero no se trata de acordar nada con la representación palestina, sino de acordar el apoyo al plan de las dictaduras reaccionarias árabes del Golfo, habituales colaboradoras del imperialismo y del sionismo y traidoras a los derechos del pueblo palestino. El plan es tan malo que, en sus aspectos políticos, aún no ha sido desvelado, ya que el propio Jared Kushner lo considera muy difícil de aceptar, por lo que la reunión de Manama, desveló los aspectos económicos del plan y no sus aspectos políticos.

Básicamente la propuesta consiste en la inversión de 50.000 millones de dolares, que, repartidos entre Egipto, Jordania, Líbano y la Autoridad Palestina servirían crear crecimiento económico en la zona que llevaría la prosperidad a sus habitantes y estos relegarían y olvidarían la creación de un estado palestino. El dinero para Jordania, Líbano y Egipto serviría para la concesión de la ciudadanía de esos países a los refugiados palestinos, con lo que acabarían con una parte del derecho al retorno a la tierra palestina ocupada por Israel.

A la reunión asistieron los países y entidades que tienen que poner el dinero, Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Qatar y el país anfitrión Barheim, así como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Estaban también países sumisos a las políticas de Israel y EEUU en Oriente Próximo como Egipto y Jordania y quizá porque se hablaba de reparto de dinero también andaba por allí Tony Blair. La Conferencia fue respondida con movilizaciones populares en la calle, principalmente en Palestina, pero también en otros países árabes, porque todo el mundo sabe que el objeto final del acuerdo es enterrar cualquier proyecto de Estado Palestino, acabar con el reconocimiento legal internacional del derecho al retorno al territorio de Palestina controlado por Israel de millones de refugiados palestinos y legalizar el expolio y la apropiación ilegal de tierras palestinas por colonos israelíes.

El “Acuerdo del Siglo” nunca será acordado, principalmente porque el pueblo palestino no renunciará nunca a tener su propio estado y ejercer su derecho de soberanía y autodeterminación, pero además porque el plan, de manera ilegal, vulnera todos los acuerdos establecidos en la ONU para la resolución del conflicto en Palestina. Pero esto en realidad, importa poco en estas reuniones; el objetivo último que se está acordando entre bambalinas, es la creación de una entente que sume a EEUU y a Israel, a las monarquías feudales árabes del golfo que sirva para enfrentar en Oriente Próximo al enemigo común, esto es, Irán principalmente, pero también Siria, Iraq, Líbano y la resistencia del Yemen. Los derechos a la existencia del pueblo palestino son moneda de cambio en esta alianza reaccionaria.

La propuesta de EEUU para Palestina, se alinea con la proyección estratégica del sionismo, que consiste, como decía el historiador e intelectual israelí Ilan Pappé en una entrevista el pasado 10 de junio para la Vanguardia, “ocupar el máximo posible de Palestina con los menos palestinos posibles.” Pero, Palestina existe y resiste; la mitad de la población entre el río Jordán y el Mediterráneo son palestinos: seis millones de judíos, seis de palestinos, y ello a pesar de las políticas limpieza étnica y de expulsión de los palestinos de sus tierras.
El PCE defiende la necesidad de aplicar las resoluciones de la ONU y el Derecho Internacional como base para resolver los conflictos políticos y armados en Oriente Próximo y devolver la paz y la vida a sus pueblos, en concreto:

1.       El cese inmediato del bloqueo a Gaza, la devolución de las tierras robadas por el colonialismo israelí y el reconocimiento,.por parte del régimen de Tel Aviv del derecho al retorno de los refugiados palestinos en aplicación de la Resolución 194/48 de las Naciones Unidas
2.       El rechazo al “Acuerdo del Siglo” por ser un plan contra el derecho palestino y los acuerdos internacionales de NNUU.
3.       La exigencia de creación inmediata de un estado palestino en las fronteras anteriores a la guerra de 1.967, como piden la mayoría de los países de NNUU
4.       El derecho a la autodeterminación de toda la población de la Palestina histórica; los comunistas del PCE defendemos la creación de un estado palestino único, laico, social, democrático, multiconfesional y multiétnico.
5.       El fin del acoso y las sanciones a Irán y Siria y la vuelta de EEUU a las negociaciones políticas.
6.       La retirada de tropas de EEUU de Siria e Iraq y de las tropas de las monarquías feudales árabes de la República del Yemen.

Categorías: Área Internacional Solidaridad Internacionalista Palestina

Comparte: