Información sobre cookies

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

Condenamos el acoso y señalamiento contra los observadores internacionales en Bolivia

17 de Octubre de 2020

Ante la cita electoral que vivirá Bolivia este domingo 18 de octubre tras el golpe de estado del pasado 10 de noviembre de 2019 contra Evo Morales, el gobierno golpista de la autoproclamada Áñez está dificultando la labor de los observadores internacionales desplazados al país.

A la detención ilegal de Federico Fagioli, diputado nacional en Argentina por el Frente de Todos, y que acudía a Bolivia como miembro de la Misión de Observación del Congreso Argentino, acreditado como tal por la Asamblea Legislativa boliviana, hay que unir el acoso y señalamiento que está sufriendo la delegación de observadores del Partido de la Izquierda Europea, entre los que se encuentran dos compañeros de Izquierda Unida: la camarada Maite Mola, vicepresidenta del PIE, y el compañero Fran Pérez, responsable de Internacional de IU. Junto a ellos han acudido también Gerardo Pisarello y Lucía Muñoz ambos diputados en el Congreso por Unidas Podemos.

En el hostigamiento contra la Delegación española, acreditada hace unas semanas por el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, ha participado también el medio Okdiario, propiedad de Eduardo Inda, quien ha filtrado imágenes y datos de los observadores, acusándolos de no estar acreditados para ejercer las labores de observación internacional, poniéndolos así en el punto de mira del golpismo boliviano.

Estos hechos confirman la poca predisposición del gobierno de facto a que el proceso electoral sea transparente y a asegurar que los bolivianos y bolivianas puedan acudir a votar con todas las garantías democráticas garantizadas.

Exigimos que cese el hostigamiento contra los delegados y delegadas internacionales y que el gobierno golpista asegure que puedan desarrollar su labor con plenas garantías.

Solicitamos que el Gobierno español y la Unión Europea, denuncien esta vulneración de derechos y reclamen al Gobierno de facto boliviano que cumpla los requisitos y garantice un proceso electoral limpio.

Categorías: Secretaría General Secretariado Comité Central Comité Central Comisión Política Bolivia

Comparte: