ACTÚA!
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

Basta de amenazas y sanciones contra el pueblo de Irán: ¡tenemos que parar la guerra!

30 de Mayo de 2019

El gobierno de EEUU que dirige Trump, después de romper unilateralmente el acuerdo nuclear firmado entre las principales potencias mundiales e Irán el 2015, ha dado continuos pasos para abrir en el mundo un nuevo escenario de guerra. La decisión, el pasado 7 de mayo, de enviar el portaviones nuclear USS Lincoln a Oriente Próximo junto al crucero lanzamisiles USS Leyte Gulf, y otros 4 destructores lanzamisiles, además del despliegue de bombarderos B52 con capacidad nuclear en la base militar de EEUU en Qatar, y la amenaza de mandar a 120.000 soldados a la región, son los argumentos de fuerza para que Irán acepte pasivamente el bloqueo total de sus exportaciones de petróleo, lo que supondría una caída en picado de su economía, y una intolerable aumento de la pobreza en el país.  

La catástrofe que supondría una agresión militar a Irán, en una región donde siguen abiertas las guerras promovidas por EEUU en Iraq, Afganistán, Yemen, Libia y Siria, que han acabado con la vida de más de 2 millones de personas y que ha destruido las expectativas de vida de cerca de cien millones, es inimaginable.  

La estrategia de la amenaza del uso de la fuerza y de la guerra a diestro y siniestro, implementada por la guerra real en el ámbito económico, comercial, propagandístico y diplomático, eleva cada día la inseguridad en el mundo. El 6 de mayo, dos destructores de misiles guiados de EEUU, el Preble y Chung Hoon, violaban aguas territoriales del Mar de la China, una semana después, el 15 de mayo, Trump firmaba un decreto de emergencia nacional en el sector de las telecomunicaciones prohibiendo las operaciones con proveedores extranjeros, o sea Huawei, que suponen un riesgo “inaceptable” para su seguridad. Además de las guerras abiertas en las que participa, EEUU impone actualmente sanciones económicas a países como Bielorrusia, Burundi, Corea del Norte, Irán, Libia, Nicaragua, Cuba, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Rusia, Sudán, Siria, Venezuela, Zimbabwe, además de la guerra comercial abierta contra China y la UE.  

Seguramente, EEUU, que va perdiendo todas las guerras en las que está inmerso, sea un tigre de papel, que pretende mantener su hegemonía política y militar y los beneficios de sus multinacionales a golpe de twitter. Pero su política imperialista produce muerte, sufrimiento, pobreza, exilio, en millones de personas de todo el mundo, por esto, el movimiento por la paz debe de denunciar cada amenaza de agresión de EEUU, y en el caso específico de Irán, debemos exigir la vuelta de EEUU a los acuerdos firmados en 2015, el fin de las sanciones económicas y la aplicación del derecho internacional en todo el oriente próximo, poniendo fin a las guerras de Afganistán, Yemen y Siria.

El Partido Comunista de España, al mismo tiempo que se enfrenta a las políticas agresivas imperialistas, defienden el avance democrático y en igualdad social en los países que, aunque se enfrentan al imperialismo de EEUU, aplican políticas neoliberales en sus sociedades e impiden los derechos democráticos de sus pueblos; por tanto, también expresa su apoyo a la lucha de los ciudadanos de Irán y sus fuerzas progresistas por la democratización de su país y pide a la República Islámica que, en estos momentos cruciales, en lugar de aumentar la represión, convoque a todos los partidos políticos de izquierda y nacionalista  injustamente ilegalizados y perseguidos, a formar un frente patriótico para defender a Irán de una posible agresión imperialista.

Categorías: Área Internacional Solidaridad Internacionalista Imperialismo

Comparte: