Información sobre cookies

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

A 10 años del fallecimiento de Marcelino Camacho: si uno cae, se vuelve a levantar y sigue adelante.

29 de Octubre de 2020

Hace 10 años falleció nuestro camarada Marcelino Camacho. Toda una vida de ejemplo, militancia y compromiso, como comunista del PCE, sindicalista y dirigente histórico y fundador de las Comisiones Obreras.

Marcelino siempre reivindicó sus orígenes y el orgullo de pertenecer a la clase obrera. Hasta cuando fue diputado inscribió en su currículum del Congreso de los Diputados: Fresador de la Perkins. Humilde y honesto hasta el final, siempre vivió en su modesto piso del barrio obrero de Carabanchel con su amada Josefina.

Reivindicar a Marcelino Camacho es reivindicar a la clase obrera y su papel en la historia, de quien sacrificó su vida y su libertad, a pesar de todas las dificultades, la carcel y la brutal represión, luchando contra la dictadura fascista y después en las condiciones de la democracia burguesa, para conseguir los derechos sociales, políticos y democráticos para los trabajadores y la sociedad en general.

Marcelino Camacho es el sindicalismo de clase, sociopolítico y de nuevo tipo, la unidad de la clase trabajadora, la organización, la huelga, la acción, la reunión y la negociación colectiva, la combinación del trabajo clandestino y legal, es la militancia comunista entre la clase obrera.

Marcelino es la solidaridad de clase en las fábricas, talleres y polígonos, en los centros de estudio y las nuevas realidades laborales. El trabajo allí donde estén las masas obreras, sin aventuras infantiles, ni corporativismos, sin concesiones al burocratismo, por la democracia, la participación y conciencia de la clase obrera.

En los actuales momentos de dificultad por la pandemia y la crisis económica, frente al revisionismo histórico y la extensión de las ideas reaccionarias y fascistas entre importantes sectores sociales, es más esencial que nunca reivindicar su figura de lucha, compromiso y militancia por la clase obrera, los sectores populares, la democracia y el socialismo.

¡Marcelino vive, la lucha sigue!
 

 

 

Categorías: Movimiento Obrero Memoria democrática

Comparte: