ACTÚA!
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

¡En DIA no sobra nadie! Llamamos a luchar contra el ERE y a denunciar la pésima gestión de sus dueños.

20 de Marzo de 2019

El anuncio del expediente de regulación de empleo en el Grupo DIA que afectaría a casi 2.100 puestos de trabajo en todo el país es una clara muestra de cómo pretenden hacernos pagar a la clase trabajadora por su mala gestión empresarial y el ansia de beneficios incontenible.

Desde el PCE trasladamos todo nuestro apoyo y solidaridad con los trabajadores y trabajadoras que pudieran verse afectados, pero por encima de ello, nos sumaremos a todas las acciones que sean necesarias para parar este ERE injusto y salvaje.

Hoy 20 de Marzo, la Junta de Accionistas mantiene una reunión, de la que debe salir la información transparente y veraz y las decisiones necesarias para frenar la política empresarial que la dirección ha llevado a cabo, especulativa y sin compromiso alguno con sus empleados y sus condiciones laborales.

Llamamos a participar en todas las acciones que en diferentes ciudades se están convocando por CCOO.

Para contextualizar la situación, en el mes de febrero el Grupo Día publicita su plan estratégico para los años 2019 – 2023. La empresa DIA S.A. Y TWINS ALIMENTACIÓN poseen actualmente casi 40.000 trabajadoras y trabajadores repartidos por centros de trabajo de todo el país. El 85% de su plantilla son mujeres con una edad media de 40 años y, la mayoría tienen contrato indefinido a tiempo completo.

En el mes de marzo, la empresa anuncia un expediente de regulación de empleo que afectaría a 2.064 personas e incluiría el cierre de 287 tiendas de gestión propia y 3 almacenes (Manises, Oviedo y San Antonio), mermando su capacidad logística y al personal del resto de almacenes y centros regionales. Los territorios más afectados serían Valencia, Andalucía y Madrid, en términos globales. Pero Asturias sería la más afectada, por afectar a 1 de cada 3 de sus empleados.

En el proceso de consultas del ERE, los sindicatos manifiestan la imposibilidad de afrontarlo en las mínimas condiciones requeridas, por la evidente falta de información y los posibles y necesarios cambios en la dirección y en la política empresarial. Aún así, el número de afectadas se habría visto ya reducido a 1.675, evidentemente gracias a la lucha y a la organización.

El problema comenzó a mediados de 2011 con la salida a Bolsa del Grupo DIA y el cambio drástico en la política empresarial y el modelo de negocio de este. Desde entonces, la dirección de la empresa se ha preocupado más por la especulación financiera y las subidas y bajadas del IBEX 35 que por consolidar la actividad y viabilidad presente y futura de la cadena de supermercados. De esta forma, se han dedicado a la compraventa de sus propias tiendas, así como de participaciones del Grupo en otros países: Portugal (2012), Turquía (2013), etc.

La dirección del Grupo DIA se dedicó a la especulación financiera y bursátil y dejó de preocuparse por la calidad del servicio y de los productos, creando un clima laboral insoportable de miedo e incertidumbre en la plantilla, falta de formación de las trabajadoras trabajadores de los centros, constantes fusiones y cambios de formato permanentes de las tiendas.

En diciembre de 2018 el Grupo DIA sale del IBEX 35 al haber caído el valor de sus acciones más de un 87% a lo largo del año, lo cual puso de manifiesto la situación que sus directivos habían provocado y aumentando la preocupación en la plantilla, más aún cuando se anunció la OPA del grupo internacional FRIDMAN.

De esta práctica empresarial aventurera y chapucera de la dirección del Grupo DIA deriva la presentación del expediente de regulación de empleo, con el que pretenden hacer pagar los costes de su fracaso a las trabajadoras y trabajadores del Grupo y al conjunto de la clase obrera, ya que veríamos destruidos miles de puestos de trabajo de difícil recuperación. Si se mantiene esta política empresarial por parte del Grupo DIA, no estarán en peligro 2.100 puestos de trabajo, sino que, a medio plazo, lo estarán los 40.000 empleos que la empresa tiene por todo el país. Esto además se confirma en la entrega de información que hace la empresa a los Sindicatos en la que, además de justificarse en una supuesta caída del volumen de ventas, se anuncia que el patrimonio neto de la empresa está por debajo del marcado por Ley y que eso sería causa de disolución de la empresa, en un claro intento de chantajearnos nuevamente a la clase trabajadora y a nuestra representación sindical.

Este expediente de regulación de empleo parece destinado más a sufragar el proceso de refinanciación de la deuda generada en el Grupo DIA por su dirección, que a emprender un Plan de Viabilidad derivado de causas objetivas y comerciales. Los supermercados siguen teniendo actividad y hasta hace unas semanas se han estado produciendo nuevas contrataciones.

El Partido Comunista de España hace un llamamiento a las trabajadoras y trabajadores del Grupo DIA a enfrentarse a este ERE que pretende hacerles pagar el coste de la nefasta política empresarial de la Dirección. Asimismo, el PCE nos sumaremos en apoyo de las trabajadoras y trabajadores a todas las acciones que se emprendan desde los sindicatos, para frenar este nuevo atentado contra la clase trabajadora de nuestro país.

El PCE exige que se depuren las responsabilidades de aquellos que han llevado al Grupo DIA a la situación actual y exigiremos que el Estado esté vigilante para intervenir en defensa de los 40.000 puestos de trabajo y de la supervivencia de la empresa, mediante la participación directa y la separación de sus cargos de los directivos responsables de este atropello a la clase trabajadora.

 

Categorías: Movimiento Obrero

Comparte: