XVII Congreso PCE - 24, 25 y 26 de Junio de 2005
XVII Congreso PCE >
 

XVII Congreso PCE


Manifiesto de la UJCE al XVII Congreso del PCE

UJCE / 21 jun 05

Desde la Unión de Juventudes Comunistas de España queremos saludar la celebración del XVII Congreso del Partido Comunista de España.

Hace tres años, el Partido encaró su ultimo congreso cuando todavía no se habían hecho notar las gravísimas consecuencias para la paz y para la vida en el planeta de la guerra global contra el terrorismo declarada unilateralmente por EE UU. Desde entonces estamos asistiendo a una escalada bélica de inquietantes perspectivas.

En el contexto comunitario, el tratado constitucional europeo, lejos de suponer una esperanza para la paz, representa el deseo de la Unión Europea de constituirse en actor global de pleno derecho, es decir, de participar en las ganancias del reparto de las zonas de influencia como bloque imperialista.
El imperialismo está demostrando una vez más ser la principal amenaza para la paz. Las potencias de la tríada imperial (EE UU, UE y Japón) acrecientan sus contradicciones internas en el reparto de las distintas zonas de influencia. En este escenario, la presión sobre América Latina, avanzada de la esperanza en forma de democracia participativa, donde chocan el imperialismo estadounidense y el europeo con el estado español a la cabeza, suponen una constante amenaza para las primeras experiencias de alternativa al neoliberalismo.

En nuestro país, también hemos tenido cambios importantes. Las elecciones del 14-M pusieron fin a ocho años de aznarismo en medio de un clima de movilización e indignación social sin precedentes, tras los condenables atentados del 11-M.

L@s jóvenes, sin embargo, no podemos esperar mucho del nuevo gobierno, más allá del talante y las formas. La inminente Ley Orgánica de Educación, que ya incumple la promesa de derogar la LOU, sometida a los criterios del Espacio Europeo de Educación, o la no menos inminente reforma laboral , donde se sigue haciendo bandera de la cultura de la precariedad como principal característica del empleo juvenil, dibujan las líneas maestras de una política de neoliberalismo de rostro amable, de neoliberalismo con talante.

La precariedad sigue siendo el aspecto principal que caracteriza el modo de vida de los jóvenes bajo el neoliberalismo. La precariedad no se circunscribe sólo al ámbito laboral, sino que se extiende a la educación, a la vivienda, a nuestros patrones de ocio y tiempo libre. Se precariza, en definitiva, la vida.

El movimiento juvenil combativo está llamado a construir la alternativa al neoliberalismo desde lo concreto, desde la lucha contra el imperialismo y la precarización de la vida, por la paz y la dignidad.

Para debatir de todo esto y mucho más, más de quince mil jóvenes de todo el mundo se van a reunir en Caracas el próximo mes de agosto. El 16º Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes será una experiencia que marcará a toda una generación de jóvenes comunistas y ratificará el compromiso de la juventud con la lucha por la Paz y la Solidaridad Internacional, contra el imperialismo y la guerra.

En estos días celebramos dos efemérides que no pueden pasar inadvertidas. Han pasado sesenta años desde que un soldado soviético izara la bandera de la hoz y el martillo en las ruinas del Reichstag, sesenta años desde la derrota del nazifascismo a manos del Ejercito Rojo. Y han pasado treinta años desde que el personal de la embajada americana en Saigón era apresuradamente evacuado en helicóptero, treinta años desde la derrota del imperialismo americano en Vietnam.

Los aniversarios no son citas para la nostalgia, para el recuerdo de lo que fuimos, sino para el fortalecimiento, para la afirmación de lo que somos, desde la convicción que nos impulsa a continuar la lucha por una humanidad justa en un planeta en paz y habitable.

En el aspecto interno, el PCE encara este congreso tras un duro retroceso electoral del proyecto estratégico de l@s comunistas y un proceso asambleario que no ha resuelto todos los problemas planteados. Desde la responsabilidad que nos toca como parte de un proyecto mayor y plural como es IU, es necesario redoblar los esfuerzos para evitar la desnaturalizacion del mismo. La fortaleza y unidad del PCE es imprescindible para el relanzamiento de IU.

Es necesario también reafirmar la apuesta del PCE por una organización juvenil independiente, políticamente autónoma y que vincule a l@s jóvenes a la estrategia, al programa y al proyecto del Partido. Una organización que es la inversión de futuro más segura que tiene el PCE.

Por todo ello, desde la UJCE deseamos que los resultados del XVII Congreso del Partido sean la mejor respuesta de los comunistas ante los problemas que hoy le toca afrontar a la clase trabajadora de nuestro país, que sepamos entre todos construir un Partido que sea instrumento útil para construir la alternativa al neoliberalismo en la forma de la III República, en la forma de la Democracia Participativa. Un Partido unido, como el Partido de Dolores y Pepe Díaz porque, como ellos mismos nos dirían hoy, con la Unidad, venceremos. Es el único camino.

Salud y Revolución

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles