Secretaría Mundo del Trabajo
S. Mundo del Trabajo >
 

Reforma Laboral


El Partido Comunista de España considera que la nueva reforma laboral no va a reducir las altas tasas de eventualidad y precariedad del mercado laboral



Secretaría del Mundo del Trabajo del PCE / 08 may 06

En el transcurso de unas jornadas organizadas por el PCE este fin de semana en Madrid, los más de 140 delegados y delegadas comunistas procedentes de todas las Comunidades han debatido y analizado los contenidos del acuerdo alcanzado entre Gobierno, CEOE, CCOO y UGT denominado “Acuerdo para la mejora del crecimiento y el empleo”.

Los participantes en dicho evento han concluido que esta reforma laboral no va a reducir las altas tasas de eventualidad y precariedad del mercado laboral español y supone un nuevo ataque a las condiciones laborales de trabajadores y trabajadoras, inyectando una gran cantidad de dinero público a la Patronal.

El Partido Comunista de España ya manifestó su profundo rechazo a las pretensiones de la CEOE en la Mesa de Negociación, que fueron posteriormente avaladas por el Gobierno del PSOE y que pretendían abaratar costes laborales, reducir cuotas empresariales y aumentar las bonificaciones a las empresas.

A lo largo de algo más de un año se han desarrollado las negociaciones sin que trascendiera información alguna ni a la opinión pública ni al conjunto de la clase trabajadora. Resulta del todo inadmisible que se negocien y acuerden aspectos que afectarán de lleno a las futuras condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras sin asegurar su

participación plena en todo el proceso negociador. Proceso que debe garantizar una adecuada combinación del binomio negociación-movilización para que culmine con un saldo favorable para el conjunto del movimiento obrero.

Las conclusiones alcanzadas en las jornadas celebradas este fin de semana, sin embargo, indican que la reforma laboral resulta absolutamente rechazable por las siguientes razones:

1º.- Por el abaratamiento del despido. Se recupera y generaliza el llamado “contrato de fomento de la contratación indefinida”, pactado en 1997. Este contrato tiene un despido de 33 días por año con un máximo de 24 mensualidades, frente a los 45 días y 42 mensualidades del contrato fijo ordinario que no se elimina, pero que dejará de utilizarse.

2º.- Por el aumento de las bonificaciones y reducción de las cuotas empresariales. Se aumentan las bonificaciones destinadas a la creación de empleo fijo y a la conversión de contratos eventuales en fijos (con despido barato) Se reducen cuotas empresariales al desempleo (0,5%), al FOGASA (0,2%) y a las ETT (1%).

3º.- Porque no va a servir para disminuir las altas tasas de precariedad laboral.- El contrato de fomento con un despido más barato se puso en marcha con la reforma de 1997, demostrando durante estos años transcurridos su nulo efecto para reducir la precariedad que, lejos de disminuir, ha seguido aumentando hasta alcanzar la escandalosa tasa del 34% en la actualidad. Por otra parte, el acuerdo no contempla ninguna simplificación, ni recuperación de la causalidad en la contratación temporal permitiendo a las empresas hacer un uso abusivo y fraudulento.

4º.- Por no ser suficiente el límite temporal al encadenamiento de contratos.- Esta medida no resultará suficiente para evitar la alta rotación en el empleo ya que establece la fijeza para aquellos trabajadores que ocupen un mismo puesto de trabajo durante un plazo superior a 24 meses (en un periodo de 30 meses), pudiendo el empresario cambiar de trabajador llegado el plazo y sustituirlo por otra para el mismo puesto de trabajo. El acuerdo no establece las medidas necesarias para evitar el uso abusivo de contratos temporales con distintos trabajadores para ocupar el mismo puesto de trabajo.

5º.- Porque son escasas las mejoras conseguidas.- Resultan del todo insuficientes las mejoras conseguidas en el acuerdo si las comparamos con las conseguidas por la CEOE. Así, se mejoran las indemnizaciones que recibirán del FOGASA aquellos trabajadores afectados por la quiebra de empresas, se mejoran las prestaciones al desempleo de personas con más de 45 años sin cargas familiares, se aumenta la plantilla de inspectores, se elimina el contrato de inserción y, finalmente, en cuanto a la cesión de trabajadores, no se va más allá de recoger lo ya reconocido por los tribunales en esta materia.

Al acto de clausura de las mencionadas jornadas asistió Francisco Frutos, Secretario General del Partido Comunista de España quién opinó que este acuerdo beneficia principalmente a la patronal que ya viene obteniendo escandalosos beneficios en sus cuentas de resultados en contraste con la pérdida de poder adquisitivo de los salarios.

Aseguró, asimismo, que resulta absolutamente inaceptable que en un momento de crecimiento y bonanza económica en nuestro país gobernado, además, por el Partido Socialista no se avance en mejorar la calidad ni la estabilidad del empleo. Criticó las políticas laborales y económicas del PSOE en sintonía con la doctrina neoliberal europea poniendo de manifiesto sus limitaciones en la aplicación de políticas de progreso.

Por último, lamentó, la firma sindical de este acuerdo, recordando que sin información, participación y movilización del conjunto del movimiento obrero en la defensa de sus intereses no será posible avanzar. Hizo un llamamiento a su afiliación, a la clase trabajadora y a sus sindicatos para recuperar el espíritu combativo, la organización y la acción en respuesta a las agresiones del capital y por la consecución de un reparto más justo de la riqueza.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles