Secretaría Mundo del Trabajo
S. Mundo del Trabajo >
 

Accidente laboral Granada


El Partido Comunista de España muestra su indignación por los trabajadores muertos en Granada y exige al Gobierno y Patronal que pongan en marcha medidas efectivas para frenar los accidentes laborales



Secretaría Mundo del Trabajo del PCE / 08 nov 05

El accidente ocurrido en la tarde del día 6 en Almuñecar, Granada, al desplomarse un tramo de un viaducto en construcción de la Autovía del Mediterráneo que ha acabado con la vida de 6 trabajadores pone de manifiesto, una vez más y de forma brutal, las míseras condiciones de trabajo de miles y miles de trabajadores y trabajadoras subcontratadas.

El exceso de subcontratación en el sector de la construcción así como la densa y oscura maraña de empresas que operan bajo la máxima de obtener los más altos beneficios a costa de alargar jornadas, no invertir en medidas de seguridad y contratar en condiciones muy precarias, acaba provocando los continuos y dramáticos accidentes mortales que no son otra cosa que la expresión más brutal de aquellas situaciones laborales absolutamente indignas e insostenibles del mercado de trabajo.

Que la obra fuese adjudicada por el Ministerio de Fomento a una Unión Temporal de Empresas que a su vez subcontrató a una empresa gallega que a su vez volvió a subcontratar a una empresa portuguesa, señala directamente a la responsabilidad de la Administración en el control y vigilancia del cumplimiento de las normas de seguridad laboral. El Partido Comunista de España suma su voz a la de aquellos que reclaman que se depuren todas las responsabilidades de este fatal accidente y llama a toda su militancia y a toda la ciudadanía a secundar cuantas manifestaciones y actos de protesta se convoquen.

Las altas cifras de siniestralidad del mercado laboral español que duplican la media de accidentes de la Unión Europea y suponen uno de cada cinco accidentes producidos en Europa, reclaman la puesta en marcha de medidas urgentes y contundentes. Los accidentes no son el resultado de un desenlace casual y puntual, sino que tienen causas objetivas muy conocidas: temporalidad y precariedad. Por todo ello, desde el Partido Comunista de España demandamos la aplicación de medidas en dos sentidos:

En primer lugar, la aplicación de medidas dirigidas a reforzar las políticas de prevención de la salud y la seguridad en las empresas: un incremento sustancial de medios humanos y materiales para la inspección y vigilancia del cumplimiento de las normativas vigentes; una acción sancionadora contundente y ejemplarizante para las infracciones empresariales y una participación real y efectiva de los trabajadores y trabajadoras en la vigilancia de la salud y la prevención.

En segundo lugar, la aplicación de medidas dirigidas a reducir los altos índices de temporalidad que caracterizan el mercado de trabajo: una reducción drástica de la precariedad en el empleo recuperando la causalidad en la contratación; una mayor protección laboral frente al despido; una regulación clara de la subcontratación y de la responsabilidad del empresario principal en la descentralización productiva y una acción decidida por acabar con las ETTs,

Sin embargo, lejos de avanzar por esta vía, tanto Patronal como Gobierno están empeñados en modificar la contratación indefinida y rebajar las garantías frente al despido. Las propuestas presentadas en el seno de la Mesa de diálogo sobre la reforma laboral pretenden abaratar y descausalizar aún más el despido, incrementar las bonificaciones a la patronal, reducir las cuotas empresariales e impulsar la actividad de las ETTs. La Patronal nada quiere saber sobre la regulación de la subcontratación y la responsabilidad del empresario principal en la cadena de la subcontratación.

Los índices de siniestralidad laboral están directamente relacionados con la calidad y estabilidad del empleo y con la subcontratación, por ello la reforma laboral que pretenden supone un auténtico desprecio por la salud y la vida de trabajadores y trabajadoras. Desde el PCE demandamos del Partido Socialista que en lugar de pensar en cómo engrosar la cuenta de beneficios del empresariado, aumentando sus bonificaciones y rebajando sus cuotas, presente propuestas que supongan poner freno a esta lacra laboral que cercena miles de vidas humanas.

Por último, desde el Partido Comunista de España queremos mostrar nuestra solidaridad y todo nuestro apoyo a los familiares y compañeros de los trabajadores fallecidos y heridos, en estos momentos de gran dolor e incertidumbre.

8 de noviembre de 2005

Partido Comunista de España
Secretaría del Mundo del Trabajo

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles