Secretaría Mundo del Trabajo
S. Mundo del Trabajo >
 

Mundo del Trabajo / Grecia


El PCE apoya las movilizaciones de las trabajadoras y los trabajadores griegos



Secretaría del Mundo del Trabajo / 05 may 10

Ante los graves acontecimientos que están viviendo las trabajadoras y los trabajadores de Grecia, el PCE quiere hacer pública su solidaridad con la población helena, enviándoles un mensaje de apoyo en la lucha que, a través de huelgas y manifestaciones, están llevando a cabo en las calles griegas para evitar que la venta del país la tengan que pagar las clases populares.

La situación que vive Grecia no es ni más ni menos que el resultado de las políticas neoliberales del FMI y la UE en el sentido de bajar los impuestos a los que más tienen y más ganan. La falta de recursos en las arcas públicas obligó a Grecia a pedir prestado a los bancos de otros países, fundamentalmente de la UE, mediante la emisión de deuda pública.

Esos préstamos, al igual que pasara durante la segunda mitad del siglo XX en los países en vías de desarrollo, tenían una trampa: el interés que hay que pagar para que Grecia devuelva el dinero recibido es variable en función del mercado internacional. Y eso es precisamente lo que ha ocurrido: con los vaivenes de la bolsa, cosa tan sumamente irracional que se mueve por impulsos, opiniones y movimientos especulativos, los intereses que debe pagar Grecia a la banca internacional suben día a día, superando los 8.500 millones de euros sólo en este año.

La solución que propone la UE y el FMI, con reticencias, es conceder a Grecia unos préstamos (que no una ayuda) a un interés teórico nada despreciable del 5 %, para que pague su deuda con la banca internacional. Es decir, la propuesta es que de las arcas públicas europeas salga el dinero público para unos banqueros que lo único que hacen es ir incrementando día a día los intereses a pagar por Grecia.

Y esos préstamos se darían al país siempre y cuando Grecia acometa una serie de reformas que la UE dice que están encaminadas a reducir el gasto público, pero que se basan en cometer pérdidas de derechos a las trabajadoras y los trabajadores, en el sentido de que los salarios helenos son demasiado elevados y su mercado laboral muy rígido, dicen. Pero no se habla, en absoluto, de una reforma fiscal que grave al capital y que sirva para redistribuir los enormes beneficios obtenidos por las plusvalías robadas a la clase trabajadora.

El capital financiero internacional quiere salvar la crisis a costa de los erarios públicos europeos. Esta situación amenaza con extenderse a Portugal y España, precisamente los países con mayor precariedad, salarios y gasto social más bajos de Europa.

La empresa S&P ha rebajado su calificación con respecto a la “calidad” de la deuda pública española. Se trata de una empresa privada que ha dicho que esta rebaja se debe al elevado déficit público y a la “rigidez del mercado laboral”. Esto demuestra que lo que defiende este chiringuito son las medidas neoliberales que buscan que esta crisis la paguemos los trabajadores y nadie más.

Por todo ello, el PCE se solidariza con el pueblo griego, exige que los préstamos de la UE se aprueben a condición de que las medidas exigidas pasen por una reforma fiscal progresiva en Grecia y no por una reforma laboral regresiva. El PCE, junto a sindicatos españoles y a través de la CES, apoya a la clase trabajadora griega y exije al gobierno socialdemócrata de Papandreu que no reconozca los intereses exponenciales de la deuda pública de Grecia.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles