Secretaría Mundo del Trabajo
S. Mundo del Trabajo >
 

Reforma laboral


El PCE rechaza la Reforma Laboral impulsada por la derecha



Secretaría del Mundo del Trabajo / 20 ene 10

Tarde o temprano iba a pasar, el silencio que el Partido Popular mantenía sobre la propuesta de abaratamiento del despido instada por la CEOE, era sumamente sospechoso; pues bien el silencio acabó, en unos momentos en que el liderazgo de la organización patronal española está más que cuestionado y no solo por su affaire en Air Comet, sino por la incapacidad de realizar propuestas constructivas que solucionen la precariedad y el aumento del desempleo.

Este silencio se rompió la semana pasada cuando Mariano Rajoy se despachó reivindicando un abaratamiento de la indemnización por despido similar a la “reforma del 96”. Amen de su desconocimiento sobre las indemnizaciones por despido y por terminaciones de contrato en este país, ya que mezclaba unas indemnizaciones, 45 días y otras, 8 días, el jefe de la derecha siguió defendiendo aquella falacia según la cual para reducir el desempleo hay que abaratar el despido y la calificó como reforma del 96.

Esa reforma, que por cierto, no fue del 96 sino del 97, instauró una nueva modalidad de contrato, cuyas características más llamativas fueron la indefinitud del mismo, subvenciones a la seguridad social durante los dos primeros años de duración y que la indemnización en el caso de despido objetivo improcedente (es decir que existiera alguna causa aunque no se pudiera determinar totalmente), fuera de 33 días por año de trabajo; no desapareció para esos contratos la indemnización de 45 días por año para los despidos improcedentes. Cabe más aún profundizar en la falsedad de que esa reforma ayudaría a reducir el desempleo, cuando ni siquiera su finalidad principal (según recogía la exposición de motivos del acuerdo que la suscitó y la misma modificación legal) era esa, sino reducir la precariedad existente en España.

Los resultados son conocidos, la precariedad no se redujo (manteniéndose en todo momento por encima del 33%) y cuando actualmente la crisis se ha cebado en los sectores de la construcción y la industrial, no ha tenido ningún efecto dulcificador sobre las reducciones de plantilla planteadas por el empresariado, algunas de ellas sin justificación alguna, más allá de aprovecharse de la situación.

En definitiva la propuesta de la derecha española es la de siempre, aprovechar que se vislumbra la salida de la crisis para “patronales, banqueros y altas rentas”, con el fin de hacer modificaciones laborales, en su mayoría fracasadas y caducas, y con ello situar a los beneficios empresariales futuros en mejor disposición.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles