Secretaría Mundo del Trabajo
S. Mundo del Trabajo >
 

Elecciones 14 Marzo 2004


Manifiesto sindical de apoyo a Izquierda Unida



Sindicalistas / 04 mar 04

Para firmar el manifiesto remite un correo con tu nombre, organización y responsabilidad a:
org.federal@izquierda-unida.es


Si vives en Madrid remite el correo a alguno de los siguientes compañeros:
- Sebastián Martínez (psectorial.union@usmr.ccoo.es)
- Andrés Hidalgo (aahidalgo@telefonica.net)
- Luis Mª González (lmgonzalez@ccoo.es)
- Raúl Olmos (raul.olmos@fct.ccoo.es)

Los sindicalistas del conjunto del estado que subscribimos este manifiesto llamamos a los trabajadores y trabajadoras a participar masivamente en las elecciones del 14 de marzo, tan cruciales para el futuro de la sociedad española. Los últimos 8 años del gobierno del PP se han caracterizado por un modelo de desarrollo social y económico injusto, que ha agudizado las desigualdades en nuestra sociedad, sustentando su forma de gobierno en un talante autoritario ajeno al sentir y a los intereses de los ciudadanos y ciudadanas.

La respuesta de la sociedad ha sido rotunda contra la Reforma laboral del 2001, el Decretazo sobre prestaciones por desempleo, el desastre del Prestige y contundente contra la posición de este gobierno a favor de la Guerra de Irak, como mero eco o comparsa de las actuaciones e intereses del gobierno de los EE.UU. Este gobierno ha hecho un uso prepotente de la mayoría otorgada tras las elecciones, dando la espalda a las demandas de la sociedad, además de desoír su voz en momentos cruciales, en la aplicación de sus políticas autoritarias. Un gobierno del PP que ha roto el diálogo social imponiendo un modelo regresivo en las relaciones laborales, con pérdida de derechos, mantenimiento de altos índices de precariedad, incremento de la siniestralidad y unos índices de desempleo distantes del objetivo europeo de pleno empleo.

En derechos sociales, nos hemos alejado aún más de la convergencia con Europa, estando a la cola en cobertura social y prestaciones, se han aplicado políticas netamente neoliberales con una evolución del gasto social negativo en relación al PIB y divergente de la media europea, que han dejado a amplios colectivos desprotegidos y desasistidos como el de personas mayores cuya atención sigue siendo extremadamente deficitaria, no habiéndose abierto paso nuevos derechos como el de la atención a las personas dependientes. Unas prestaciones sociales que, junto a su insuficiencia, incorporan un modelo de gestión que se sustenta en la privatización de los servicios, y por tanto en una merma de la calidad de los mismos, mientras se han impulsado políticas fiscales que incrementando la presión fiscal general, la redistribuyen para favorecer a las rentas más altas.

El derecho a la educación se ha visto agredido por una financiación insuficiente en la Red Pública, y por la aprobación de leyes contrarreformistas que generan desigualdad y privatizan la enseñanza, con el objetivo de reducir a una situación meramente subsidiaria a la enseñanza pública. Las políticas sanitarias han estado marcadas por unas transferencias a las CC.AA.. insuficientemente financiadas, por un gasto sanitario reducido que ha empeorado la prestación sanitaria en tiempos y en masificación y por el impulso a la privatización de la misma.

Se ha desaprovechado un periodo excepcional de crecimiento económico que podría haber corregido las desigualdades existentes y haber avanzado en el objetivo de equiparar las exiguas prestaciones sociales de nuestro país con las disfrutadas por la media de la ciudadanía de la UE, corrigiendo con ello el riesgo de pobreza y exclusión social a que están sometidas cada vez más capas de la sociedad. Esta ausencia de sensibilidad social se constata en la carencia de políticas de igualdad, dignas de tal nombre, dirigidas a los colectivos de mujeres, jóvenes, discapacitados e inmigrantes. En la actual situación del derecho a la vivienda se hacen patentes todas estas carencias de forma extrema, habiéndose convertido en uno de los problemas sociales y económicos más graves de nuestra sociedad, en lugar de hacer de la vivienda un “bien de uso”, se practica la especulación y el negocio.

En lógica consonancia con lo anterior, el Partido Popular ha optado por un modelo económico de baja productividad, salarios reducidos, empleo precario, baja cualificación, el recurso a la sobreexplotación sistemática de la mano de obra inmigrante y el olvido de una política dirigida al desarrollo del sistema productivo que se asentase en la inversión en I+D y en el desarrollo tecnológico. Con todo ello se ha dibujado un modelo de crecimiento que además de generar desigualdad aboca al país a una situación de riesgo en el marco de la próxima ampliación de la UE.

Consideramos inadmisible la utilización partidista de la lucha antiterrorista. El gobierno del PP está crispando y haciendo del terrorismo y de un nacionalismo excluyente del que se erigen en únicos defensores, un uso gravemente dañino a la convivencia entre las diferentes nacionalidades y pueblos, y entre los ciudadanos y ciudadanas, provocando rupturas institucionales entre las distintas instancias del Estado.

En este momento consideramos quenuestra sociedad requiere con urgencia un cambio en las políticas y en las formas de gobierno, recuperando e impulsando los comportamientos democráticos y la cohesión social. Es necesario cuanto antes corregir las desigualdades extremas que se han instalado en el seno de la misma, y acabar con las políticas y talantes que sólo favorecen a los más fuertes.

Los trabajadores y trabajadoras y quienes dependen de nuestro trabajo, no somos indiferentes a las políticas públicas, que constituyen una parte sustancial de los derechos que hemos adquirido con nuestro esfuerzo, nuestro trabajo y nuestra lucha. Por ello, constatamos que la defensa de los derechos en todos los órdenes y las soluciones a los problemas que reclama la sociedad madrileña, sólo pueden articularse políticamente, desde la capacidad de escuchar a la sociedad, sus problemas, sus propuestas y poniendo en marcha proyectos de futuro que tengan en el EMPLEO DIGNO Y CON DERECHOS, PROTECCIÓN SOCIAL, EDUCACIÓN PÚBLICA, VIVIENDA SOCIAL, DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, IGUALDAD, DIÁLOGO, RESISTENCIA GLOBAL, ECOLOGÍA, ANTIPROHIBICIONISMO..., sus referentes prioritarios.

Por ello los sindicalistas abajo firmantes llamamos a la participación masiva de los trabajadores y trabajadoras en las Elecciones Generales del próximo 14 de Marzo, y os pedimos el voto para IU, por considerar que defiende inequívocamente nuestros intereses y el modelo de sociedad sustentada en los valores que defendemos desde la izquierda.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles