Secretaría Mundo del Trabajo
S. Mundo del Trabajo >
 

Mundo del Trabajo


El Partido Comunista de España demanda mayores subidas salariales que compensen la pérdida del poder adquisitivo



Secretaría del Mundo del Trabajo del PCE / 07 feb 07

Rechaza, por tanto, el criterio sobre “moderación salarial” suscrito entre la Patronal y los Sindicatos para la negociación colectiva del presente año.

Ante la firma del “Acuerdo Interconfederal para la Negociación Colectiva 2007” por parte de la CEOE, CEPYME, CCOO y UGT el pasado 6 de febrero, el PCE quiere manifestar:

1º.- El gran crecimiento de la economía española durante los diez últimos años con tasas medias anuales que se sitúan por encima del 3% del IPC, no ha venido acompañado de mayores cotas de bienestar para el conjunto de los trabajadores y trabajadoras. Asistimos a una llamativa crecida de los beneficios empresariales que, entre otras cosas, han hecho posible un reparto de la riqueza más favorable (en un 2% del PIB) al capital mientras los ingresos del trabajo van perdiendo peso. Este espectacular crecimiento de las rentas del capital contrasta, por tanto, con el retroceso de las rentas del trabajo.

2º.- La reciente Reforma Laboral ha supuesto una nueva inyección de dinero público a la Patronal a través de bonificaciones, rebajas de cuotas y abaratamiento del despido, sin compromiso alguno sobre inversiones productivas e innovadoras ni sobre mejoras de la calidad y estabilidad del empleo. A esto hay que añadir la reciente disminución del Impuesto de Sociedades y una Reforma Fiscal regresiva que sigue beneficiando a las rentas altas. Es decir, el aumento de la riqueza que se ha producido durante los últimos años se ha repartido de forma desigual perjudicando, principalmente, a la clase trabajadora.

3º.- En este contexto de bonanza económica y de reparto injusto del crecimiento, se firma el Acuerdo para la Negociación Colectiva con la recomendación por parte de Patronal y Sindicatos del “crecimiento moderado de los salarios que permita adaptarse al contexto económico, apoyar el descenso de la inflación y la mejora de la competitividad, potenciar las inversiones productivas y favorecer el empleo estable y seguro”. Por ello, el criterio para la determinación de los incrementos salariales, deberá ser, según el acuerdo alcanzado, el de “tomar como primera referencia el objetivo o previsión de inflación del Gobierno, fijado para el año 2007 en el 2 por ciento”.

4º.- Resultan poco creíbles los argumentos esgrimidos en este Acuerdo que recomienda moderación salarial por las siguientes razones:

En primer lugar porque “adaptarse al contexto económico” actual supone contribuir a una redistribución más equilibrada de la riqueza, esto es, mejorar las rentas de los trabajadores y trabajadoras recuperando parte de las ganancias creadas y apropiadas por la Patronal.

En segundo lugar porque “apoyar el descenso de la inflación y la mejora de la competitividad”, no depende de la moderación salarial y los costes laborales que vienen conteniéndose durante los últimos años y, sin embargo, la inflación ha sido muy alta, año tras año, y alejada del entorno europeo. El proceso inflacionista se nutre principalmente de la subida de precios en un mercado interno con gran demanda, sujeto a la oferta-demanda y a las ansias de obtener el máximo beneficio por parte de las empresas que actúan sin escrúpulo alguno.

En tercer lugar, porque “potenciar las inversiones productivas” con moderación salarial se ha demostrado inútil a lo largo de los años, ya que aún produciéndose esta moderación no se han potenciado en absoluto las inversiones productivas. La economía sigue sustentándose en los sectores de la construcción y los servicios, sin que las rentas traspasadas al capital hayan servido para cambiar el modelo productivo español. Si no se ponen en marcha iniciativas de obligado cumplimiento para la inversión productiva, la formación, la innovación, la investigación y el desarrollo, el ahorro en los costes laborales seguirá alimentando las ya repletas arcas del empresariado.

Y por último, “favorecer el empleo estable y seguro” no se consigue abaratando costes laborales y desprotegiendo el empleo. Esto se ha ido demostrado a lo largo de los años con la aplicación de sucesivas reformas que han perseguido este fin sin alcanzarlo dados los escandalosos índices de eventualidad y precariedad actuales.

5º.- Por todo ello, el PCE rechaza este acuerdo y hace un llamamiento al conjunto de la clase trabajadora y a su militancia para que se organice y participe en la negociación de sus convenios colectivos elaborando plataformas reivindicativas justas que rompan los topes establecidos por la moderación salarial, apuesten por una significativa reducción de la jornada laboral hacia las 35 horas y contengan medidas concretas contra la precariedad laboral.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles