Secretaría de la Mujer
Secretaría de la Mujer >
 

Mujer


Posición del Área de Mujer ante las actuaciones del Grupo Parlamentario y la Dirección de IU en materia de prostitución


Area Federal de la Mujer de Izquierda Unida / 16 feb 06

1.- Sábado 4 de febrero: En la Presidencia Ejecutiva de IU, la compañera Maite Mola traslada a dicho órgano que tiene conocimiento de que el miércoles 8 de febrero, en el Pleno del Congreso, el grupo parlamentario interpelará al Gobierno en materia de prostitución, ignorándose el sentido de dicha interpelación y si la misma se atendría a la línea programática de IU, dada la conocida posición “reglamentarista” de la diputada de IC-V, encargada de su presentación. El Coordinador General, tanto en el transcurso de la intervención de la compañera como en su intervención final, previa a la votación del documento a debate, afirmó rotundamente que no se iba a presentar dicha interpelación.

El domingo día 5 de febrero diversos medios de comunicación se hacían eco de las declaraciones de la diputada Carmen García, en las que desarrollaba el contenido de la iniciativa. Efectivamente, la interpelación se había presentado y con carácter de URGENTE (como puede verse en la web del Congreso), con entrada en el registro el 2 de Febrero (dos días antes de la Presidencia) y con la firma de Gaspar Llamazares. Es evidente, por lo tanto, que el Coordinador General no informó verazmente al órgano de dirección.

2.- Con motivo del “salto” a la prensa del proyecto de la Generalitat de reglamentar la prostitución y de la respuesta contraria del Gobierno, basada en un informe muy crítico del Instituto de la Mujer, en la reunión del Área Federal de la Mujer aprobamos elaborar un artículo, para su difusión a los medios de comunicación, señalando nuestra postura al respecto. Dicho artículo fue elaborado y remitido al Gabinete de Prensa de IU el martes día 7, para su traslado a los medios, siendo informadas por el responsable del gabinete de que la persona responsable del tema no veía conveniente su distribución, “al no haber una posición al respecto por la dirección federal de IU”, aunque dicha nota, al contrario que la interpelación del grupo parlamentario, en nada contravenía al programa electoral de IU.

3.- El miércoles día 8, como ya os hemos adelantado, se realizó la interpelación al Gobierno por parte de la diputada Carmen García. Debemos comenzar diciendo que su argumentación y réplica no fueron precisamente un dechado de argumentaciones feministas.

Por una parte, pretende desaforadamente diferenciar entre prostitución libre y forzosa. Es difícil saber como esta diputada conoce tan bien esta realidad de “libertad”, cuando afirma una y otra vez que ni siquiera el Ministerio de Interior ha conseguido aportar datos fidedignos de mujeres traficadas y prostituidas. Debería haber explicado de dónde ha extraído esa conclusión de que existen mujeres que viven realmente libres cuando se someten a todo tipo de vejaciones y, también, nos gustaría que nos contara desde cuándo la izquierda ha justificado la explotación de los seres humanos, aún en el supuesto de que sea por “voluntad propia” de quienes la sufren.

Por otra parte, incide de forma burda, en que la compra de servicios sexuales “es una forma de solucionar los problemas y las necesidades de los hombres” y en que el recurso a la prostitución es un “fallo de la sociedad”. La diputada ecosocialista, como la denomina la prensa, debiera reflexionar antes de exponerlo públicamente, sobre que los problemas y necesidades aludidos son expresiones masculinas derivadas de una concepción patriarcal de la sociedad, en las que las mujeres ocupamos una posición de subordinación. Su señoría debiera saber que lo que ella denomina “fallo social”, no es ni más ni menos que lo que las mujeres feministas venimos enunciando como violencia sexista contra las mujeres.

Pretende colocarse el prurito de progre y de que “no esconde el ala” planteando la regulación de los derechos laborales de las mujeres que ejercen la prostitución, supuestamente de manera voluntaria. Pero la señora diputada obvia en su exposición la contradicción que conlleva defender la explotación humana aunque ésta sea “consentida” y que, por tanto, detrás también se amparan los empresarios, los proxenetas, las mafias, los prostituidores, los violentos.

Por último, esta señora confunde la sexualidad libre y consentida con la explotación sexual. Aquel que compra el cuerpo de una mujer, lo hace para imponer, para obligar, para dominar, nunca para tratarla como un ser humano igual.

5.- El martes, día 14 de febrero, se ha defendido por la misma diputada, se supone que con el beneplácito del resto del grupo y de su Presidente, nuestro Coordinador General, la Moción consecuencia de la Interpelación Urgente, “que propone iniciar en el seno de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer, un proceso de estudio debate, y comparecencias, con el objetivo de elevar un dictamen informativo, dentro del presente periodo de sesiones, que permita concluir con un diagnóstico sobre la situación actual de la prostitución en nuestro país, concretando orientaciones y propuestas transversales que se deban desarrollar en todos los ámbitos”.

Moción que al margen de la valoración de su oportunidad y de haber sido presentada de espaldas a la organización, podría no entrar en colisión con nuestro programa si no tuviera como antecedente la interpelación, en la que la diputada que representa al grupo se definió solapadamente por una determinada opción y en su defensa no se hubiera insistido de forma reiterada en la diferenciación de prostitución forzada y voluntaria, derechos laborales, … (principales argumentos de las posiciones reglamentaristas, contrarias a nuestro programa electoral).

Desgraciadamente han tenido que ser otras portavoces, como las de CIU y PSOE, las que han incluido en sus intervenciones descripciones o definiciones más adecuadas sobre la prostitución: definiéndola como parte de la violencia de género, sobre los llamados clientes: indicando la responsabilidad que tienen en la explotación sexual de las mujeres, y situando en definitiva la prostitución en la situación real que ocupa, consecuencia de la precariedad económica y social de las mujeres que lo ejercen y consecuencia en gran medida del tráfico; y situando por ello en este punto la prioridad de los esfuerzos y recursos.

Consideramos intolerables estos hechos y entendemos que lesionan gravemente la imagen y la credibilidad de IU, no solo internamente (por la degradación que supone la práctica de decisiones al margen de la organización y los órganos o contrarias al programa) sino, lo que es igualmente grave, ante colectivos y organizaciones con los que hasta ahora hemos compartido ideas, trabajo y objetivos comunes.

Demandamos, por lo tanto, que estos hechos se clarifiquen, que se clarifique la posición del grupo parlamentario que teóricamente nos representa y que los órganos de dirección tomen las medidas que correspondan para el cese de unas prácticas incompatibles con la democracia interna y con la honestidad programática que debemos a la organización y a nuestro electorado.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles