Secretaría de la Mujer
Secretaría de la Mujer >
 

Mujer


Comunicado sobre la hoja parroquial de Valencia, donde se justifica la violencia de género, en un año donde ya 14 mujeres han sido muertas por sus parejas o ex parejas


Secretaría de la Mujer del PCE / 15 feb 06

"El varón no pierde los estribos por dominio, sino por debilidad", "Nadie ha confesado qué hicieron las víctimas, que más de una vez provocan con su lengua". Estas perlas están firmadas el pasado domingo 12 de febrero, en la hoja parroquial Aleluya, que edita el Arzobispado de Valencia, por el catedrático de Teología jubilado Gonzalo Gironés. En un paréntesis explicativo se dice: "El varón, generalmente, no pierde los estribos por dominio, sino por debilidad: no aguanta más y reacciona descargando su fuerza, que aplasta a la provocadora".

¿Qué pasó con el Imán de Marbella, cuando hizo algo similar? ¿Qué va a pasar con este individuo, que es católico? ¿Lo van a meter en la cárcel por apología de la violencia? ¿Cómo se va a aplicar la Ley de violencia de género en este caso? Son preguntas que se deben contestar desde el Gobierno, y YA.

Bajo la cabecera del nombre de la hoja parroquial, aparece destacado en mayúsculas el nombre del Arzobispado de Valencia y se indica que está editada por dicho arzobispado. El arzobispado en boca de su máximo representante, García-Gasco, dice que detrás de la violencia de género "hay un fracaso educativo” y que “se trata de hombres que no han cultivado ni siquiera de una manera mínima el respeto por la mujer". Sólo eso. ¿De que estadísticas, además lo saca? Ni una palabra de la desigualdad en ninguna de sus facetas, “se respeta” (supongo que como a los animales, la limpieza de las calles,…) y punto.

Lo que subyace aquí es que la iglesia católica, uno de los pilares del patriarcado, allí dónde su implantación es mayoritaria (Irlanda, Portugal, Malta, etc.), las mujeres somos ceros a la izquierda, no podemos abortar, ni controlar nuestro cuerpo: ya desde la mítica Eva, que (como no) pervirtió al “pobre Adán”, hasta nuestros días.

Creo firmemente que este teólogo da la opinión mayoritaria de la anquilosada jerarquía eclesiástica, que se echa las manos a la cabeza porque sabe que expresarse así no es correcto, pero sí pensarlo y practicarlo.

El texto íntegro no tiene desperdicio: "Se quejaba una mujer en un periódico de la agresión que sufre la mitad de los humanos, o sea las mujeres, por parte de la otra mitad. Prueba de ello son las 63 mujeres muertas a manos de sus parejas en España en el año 2005. Sin negar que ello sea verdad, conviene hacer dos precisiones. Primera: nadie ha confesado qué hicieron las víctimas, que más de una vez provocan con su lengua. (El varón, generalmente, no pierde los estribos por dominio, sino por debilidad: no aguanta más y reacciona descargando su fuerza que aplasta a la provocadora). Queda además una 2ª observación: ¿No han tenido en cuenta que hubo en España, durante el mismo periodo, 85.000 abortos reconocidos? Por cada mujer muerta a manos de un hombre hubo 1.350 niños asesinados por voluntad de sus madres. Es peor". Amén.

Maite Mola, responsable de la Secretaría de la Mujer del PCE

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles