Secretaría de la Mujer
Secretaría de la Mujer >
 

Mujer / Iraq


"Las mujeres seremos prescindibles"


Karen Marón/Corresponsal El Universal / 12 oct 05

Yanar Mohammed, líder de una ONG, analiza la situación de los derechos del sexo femenino en el país árabe

BAGDAD.- "Las llamadas elecciones libres son las que han dado autoridad a los enemigos de las mujeres, los mulás, para que escriban una Constitución que nos hará inferiores y prescindibles durante generaciones", dice una de las víctimas de una fatwa (o pronunciamiento legal a cargo de un mufti ) que la condena a muerte. Su nombre es Yanar Mohammed y es la presidenta de la Organización para la Libertad de las Mujeres en Irak (OWFI), creada en junio de 2003 y que cuenta con alrededor de 500 integrantes en Bagdad y otras ciudades del país.

Es por ello que guardias de seguridad armados con fusiles Kalashnikov están apostados frente a la casa que funciona como sede de la organización, y con ellos viaja permanentemente.

"Parece increíble, pero los grupos islámicos ya hicieron de mí una persona acostumbrada a las amenazas de muerte. A donde vaya es impensable que no lleve conmigo una pistola y que sea escoltada por uno o dos guardaespaldas".

A los 44 años, Yanar nacida en la capital y con un diploma de arquitecta lidera a mujeres de diferentes etnias y religiones en todo el país. Sus airadas protestas contra la Constitución interina de Irak desde el año pasado y la falta de garantías al laicismo, la han convertido en símbolo de la lucha por los derechos humanos y civiles en su país.

La derogación del Código de Familia y la aprobación de una Constitución el próximo 15 de octubre, que señala al Islam como una fuente de la ley, son parte de las últimas modificaciones que se pretenden establecer en el marco legal que influye directamente sobre los derechos femeninos y, a través de Yanar, las mujeres han encontrado el espacio simbólico para una decidida lucha política.

"Las condiciones cambian todos los meses. Hoy en día, la estabilidad política y la seguridad interior se imponen por sobre la dura realidad que nos toca vivir a todas las mujeres. Está claro que no somos una prioridad", señala.

La OWFI ha abierto casas de mujeres, residencias, en Kirkuk y en Bagdad para permitir a las mujeres maltratadas o amenazadas de muerte por su propia familia o por las milicias islamistas encontrar protección. Organiza a las mujeres en las fábricas, las universidades y barrios más pobres. "Nosotros buscamos que las mujeres se sientan protegidas e iguales en el ejercicio de sus derechos", explica.

A 30 meses de la ocupación estadounidense, el papel que desempeñan las mujeres en la sociedad iraquí ha disminuido en forma proporcional al aumento del activismo religioso y la inseguridad pública. "La creciente influencia de los grupos islámicos está retrasando el libre desarrollo de la mujer en el país. Es imprescindible brindar una cobertura adecuada a las necesidades actuales, teniendo en cuenta que los abusos deshonestos y la violencia doméstica son moneda corriente", enfatiza Yanar.

Solamente durante los primeros tres meses después de la invasión, se denunció que al menos 500 mujeres incluidas niñas de ocho años fueron violadas, secuestradas y vendidas desde abril de 2003. "Las garantías no existen. Hoy la situación es muy grave. Una mujer por día muere en Irak y una de las causas es el poco apoyo que grupos como el nuestro reciben. Debemos ser fuertes y para ello las armas son necesarias", asegura.

La situación de la mujer en Irak parece ser una consecuencia de la política internacional. Primero, la guerra contra Irán las transformó en las figuras fuertes del hogar. Luego, la invasión a Kuwait y el posterior bloqueo económico, las oculto bajo un fuerte patriarcado. La caída de Sadam Hussein y el posterior crecimiento de los fundamentalismos intentan confinarlas al sótano de la vida social iraquí.

"El gobierno actual le está dando prioridad a las agrupaciones más reaccionarias", acusa. "Durante el Consejo Provisional había tres mujeres, pero ninguna especialista en los derechos por los que debemos luchar. La única que quiso cambiar las cosas fue una ex miembro del partido Baaz de Saddam Hussein, que fue asesinada y reemplazada por una conservadora de orientación islámica, con el objetivo de establecer un modelo de mujer que deba usar velo y servir al hombre indefinidamente, en un modelo de vida realmente inhumano".

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles