Secretaría de Movimientos Sociales
S. Movimientos Sociales >
 

Izquierda Unida


Ante el apoyo parlamentario de Izquierda Unida a la LOE


Area Federal de Educación de Izquierda Unida / 25 jun 06

1. Consideraciones previas

El debate y aprobación final de la LOE ha durado algo más de año y medio (septiembre 2004 a abril 2006) y ha seguido un proceso que arranca con la difusión por el MEC de un primer documento abierto al debate, pasa por varias versiones de Anteproyecto de Ley, y en su fase parlamentaria ha tenido también distintas formulaciones, como consecuencia del propio trámite parlamentario (en Congreso y Senado) y de la diferente correlación de fuerzas en una y otra Cámara.

En todas esas situaciones, el Área Federal de Educación ha realizado un trabajo continuado, hacia dentro y fuera de IU, que ha sido conocido, reconocido y apoyado por el conjunto de la organización, circunstancia ésta que nos satisface especialmente y que ahora queremos agradecer, porque con nuestro trabajo hemos querido contribuir, ante todo y con toda lealtad, a que nuestra organización contara con elementos suficientes para defender nuestras posiciones sobre la reforma educativa, en los distintos ámbitos, con coherencia, rigor y criterio propio.

En ésta como en las otras tareas que venimos realizando, siempre hemos considerado un deber y un derecho trasladar nuestras reflexiones, argumentos y propuestas al conjunto de la organización, y muy especialmente a sus órganos de dirección y a sus representantes institucionales, entendiendo que ello se deriva y se ajusta al papel asignado a las Áreas de elaboración colectiva en nuestros Estatutos. Y más en este caso, en el que se adoptó un acuerdo expreso por el CPF del 19-11-05, que asumió íntegramente una resolución presentada por el Área Federal de Educación (“IU ante el debate parlamentario de la LOE”), donde se concluía que “antes de fijar la posición definitiva en el seno del grupo parlamentario, se deberá debatir y acordar en los órganos de dirección de IU, oída el Área Federal de Educación”. En el mismo sentido se pronunció también la Comisión Permanente Federal del 29-11-05, en su acuerdo sobre el voto de la LOE, en cuyo punto 2º se dice “que sea el grupo parlamentario quien tome la decisión, teniendo en cuenta la opinión del Área de Educación de IU”.

En consecuencia, hemos considerado una obligación política trasladar al grupo parlamentario y a la dirección de IU sendas resoluciones del Área antes de la votación de la LOE en el Congreso (inicial y definitiva), en las que hemos expresado y argumentado nuestra recomendación sobre el sentido del voto.

2. Posición mantenida por el Área sobre el sentido del voto a la LOE

La recomendación de no votar favorablemente a la LOE, expresada en la Resolución de la Permanente del Área, de fecha 12-12-05, con motivo de la primera votación en el Pleno del Congreso (15-12-05), se basó en un conjunto de consideraciones, argumentos y reflexiones provenientes de la propia Permanente y de las distintas federaciones que trasladaron (al Área y a la dirección federal) su posición contraria a apoyar la LOE tal como había quedado en su paso por el Congreso. En ese momento se recibieron resoluciones, comunicados y acuerdos procedentes de Andalucía, Aragón, Asturias (Gijón), Castilla-La Mancha, Galicia, Madrid, Murcia y País Valencia.

La posición mantenida por el Área y trasladada al grupo parlamentario (recomendando la ABSTENCIÓN) se argumentó del modo siguiente:

§ “Consideramos que el actual texto supone, en términos generales, un RETROCESO respecto al proyecto inicial de LOE, que confronta directamente con puntos esenciales de nuestro modelo educativo y de nuestro programa. Especialmente grave nos parece la concepción del servicio público educativo que se ha acabado imponiendo, que no sólo NO apuesta por la red pública como eje vertebrador del mismo, sino que permite reforzar y ampliar el sistema de conciertos sin garantizar a cambio la imprescindible equiparación de la privada concertada a la pública en cuanto a escolarización, funcionamiento y control social de los fondos que maneja. Nos parecen, entre otras tantas cosas, rotundamente inasumibles las concesiones del PSOE a la derecha política y a la patronal católica de la privada concertada (caracterizada ahora como “iniciativa social” en la prestación del servicio público educativo), en torno a la “libertad de enseñanza”, a los “derechos individuales” y a la “libre elección de centro” como criterios equiparables al derecho de todos y todas a la educación a la hora de programar las plazas escolares por parte de los poderes públicos.

§ En cuanto a la incorporación de enmiendas esenciales de IU al nuevo texto, nos remitimos al detallado Informe antes mencionado. No obstante queremos señalar que, a nuestro entender, no se logran los mínimos establecidos en la Resolución del CPF arriba citada, por lo que consideramos INSUFICIENTES los pequeños avances alcanzados, sin por ello dejar de reconocer el valor del más importante de ellos: la incorporación de la financiación al cuerpo de la Ley, aunque nuestra enmienda al respecto haya quedado seriamente devaluada.

§ Entendemos que a la hora de tomar la decisión del apoyo o no a la LOE el próximo día 15 de diciembre, se pueden y se deben hacer consideraciones no estrictamente relacionadas con el ámbito educativo, pero pensamos que éstas no deben prevalecer sobre nuestros principios, nuestros programas, nuestros acuerdos internos o nuestros compromisos con las gentes y colectivos con los que venimos compartiendo hace muchos años una defensa a ultranza de una educación pública de calidad, laica, democrática y con financiación suficiente. En este sentido queremos señalar que en las últimas semanas, IU en su conjunto, y su propio Coordinador General, se ha dirigido a la opinión pública y ha organizado campañas en esa línea, apoyando las movilizaciones en curso. Estas iniciativas, con las que nos sentimos plenamente identificados, también deben pesar a la hora de tomar la decisión que venimos comentando. Y ello nos obliga a guardar la debida coherencia entre lo que hacemos-decimos con rotundidad en diferentes foros sociales (por ejemplo, con motivo de nuestra campaña “La educación a las escuelas, la religión a las iglesias”) y lo que hacemos-decimos en las instituciones.

§ Por último queremos destacar algo que nos parece especialmente importante a la hora de tomar la decisión definitiva, que se remite a lo que se piensa, se siente y se dice en el seno de IU y su entorno más próximo. Todas las Federaciones que se han pronunciado sobre el tema en los últimos días, así como los personas afiliadas o no afiliadas que se están dirigiendo al Área (directamente o a través de IU Federal), nos está enviando un mensaje unánime y nítido, aunque con matices distintos. Creemos que una organización como IU no puede dejar de escuchar lo que le dicen sus órganos territoriales y su propia afiliación.”

Los diputados de IU optaron por la abstención en la primera votación de la LOE en el Congreso, mientras que ICV votó a favor. Pero fue una abstención muda, porque ninguno de nuestros representantes asumió su defensa; es más, la diputada de ICV Carme García, que intervino en nombre del grupo parlamentario en su conjunto, se limitó a defender su posición a favor de la Ley, sin mencionar siquiera que los representantes de IU se abstendrían, lo que resultó cuando menos bastante desconcertante.

No conocemos las razones por las que la posición de IU quedó totalmente anulada, creemos que como mínimo se debían haber explicado en el seno de IU, y desde luego nos parece inaceptable que en la única intervención habida en representación del grupo parlamentario ni siquiera se aclarase que se hablaba sólo en nombre de ICV, al menos en lo relativo al sentido del voto.

Esa circunstancia, unida a los injustos reproches recibidos por distintas personas del Área (y muy especialmente por su Coordinadora), “por haber forzado la decisión del grupo parlamentario”, según se dijo, desembocó en la marginación del Área, que dejó de ser convocada, informada y mucho menos consultada en las fases siguientes.

En este contexto, ya el Pleno del Área Federal Educación, en su reunión celebrada el pasado 18 de febrero, acordó unánimemente trasladar a la dirección federal su malestar por la actitud adoptada por algunos dirigentes de IU y del grupo parlamentario, que cuestionaron la labor del Área (y más en concreto de su Coordinadora) cuando las posiciones adoptadas por la misma no resultaron de su agrado, a pesar de que respondían clarísimamente al sentir mayoritario (si no unánime) de la organización.

3. Sobre el apoyo parlamentario de IU a la LOE

El voto favorable de los diputados de IU a la LOE en su votación definitiva del pasado 6 de abril, no sólo ha desautorizado a los distintos responsables de educación de IU, sino que ha provocado gran desconcierto y profunda decepción dentro y fuera de nuestra organización.

Consideramos incorrecta e injustificada tanto la decisión tomada, ajena a lo recomendado por el Área Federal y –lo que es más importante- a lo expresado públicamente por y desde las federaciones, como el procedimiento seguido, que ha dejado al margen de la decisión adoptada a los órganos de dirección de IU, a los que les corresponde fijar nuestra posición política ante cuestiones de tanto calado como la LOE.
A ello se añade la confusa y poco coherente explicación dada por el grupo parlamentario sobre el voto emitido, según la cual IU habría logrado frenar alguna enmienda regresiva, procedente del Senado, por acuerdo del PSOE con CiU. En realidad sólo se cita una, que –de prosperar- eliminaba la presencia del representante municipal en los consejos escolares de los centros concertados, presencia aprobada en el Congreso, a propuesta de una enmienda de IU-ICV, que pretendía aproximar la composición de dichos consejos a los de los centros públicos, y que incluía otros aspectos igualmente relevantes que nunca fueron aceptados, como la presencia de un representante de la propia administración educativa o la eliminación de los tres representantes del titular del centro.

Suponiendo que los tres votos de IU hayan servido en concreto para deshacer algún entuerto de los propios socialistas, como el mencionado, no resulta coherente que por volver a la situación previa a la fase del Senado IU deba modificar el voto global a la LOE. Además otras enmiendas aún más regresivas de CiU, apoyadas igualmente por el PSOE en el Senado, se mantuvieron en el texto definitivo sin comentario alguno por parte de nuestro grupo parlamentario, que guardó un clamoroso silencio. Cabe mencionar al respecto la que otorga total discrecionalidad a la patronal de los centros concertados para imponer su ideario, ya que éste formará parte de su proyecto educativo “que será dispuesto (en lugar de propuesto) por el titular del centro”. De poco servirá la presencia del representante municipal en el consejo escolar, si este órgano ni siquiera puede pronunciarse sobre el proyecto educativo del centro, ideario incluido.
A nuestro juicio, el apoyo parlamentario de IU a la LOE no resulta justificable atendiendo a los motivos aducidos desde el propio grupo parlamentario. Pero sobre todo disentimos de que se haya tomado una decisión contraria a la opinión de la mayoría de los afiliados y simpatizantes de IU, que han estado discrepando públicamente de esta LOE porque “no apuesta suficientemente por la red pública como eje vertebrador de la educación en nuestro país, sino que refuerza y amplia el sistema de conciertos sin garantizar a cambio la imprescindible equiparación de la privada concertada a la pública en cuanto a escolarización, funcionamiento y control social de los fondos que maneja”; porque “se mantengan los conciertos a centros privados que excluyen la coeducación y mantienen una enseñanza que separa y segrega a los niños en función de su sexo”; porque permanece el adoctrinamiento religioso dentro del currículo, o porque se retrocede en aspectos importantes de la democracia interna de los centros.
Nos parece un contrasentido que IU haya apoyado una ley que ha hecho grandes concesiones a la derecha y ha tenido que salir con los votos de la izquierda. Como alguien nos ha escrito, “un triste homenaje a la educación pública y laica de la II República por parte de quienes se dicen sus herederos”.

Madrid, junio de 2006

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles