Secretaría de Movimientos Sociales
S. Movimientos Sociales >
 

Educación


Análisis de situación y propuestas para el sistema educativo


Secretaría de Desarrollo Programático del PCE / 24 nov 10

El sistema educativo está padeciendo las consecuencias de las políticas neoliberales frente a la crisis que desarrollan tanto el gobierno de Zapatero como la generalidad de los gobiernos autonómicos. En particular, las políticas de recortes sociales están afectando gravemente al sistema educativo en todos sus niveles. Ello no sólo afecta directamente al derecho a la educación de la ciudadanía, sino que supone un grave obstáculo para una salida sostenible de la crisis, que debería basarse en la formación y movilización de fuerza de trabajo como base para un desarrollo cualitativo sostenible.

Tratándose de un problema general, resulta agravado en determinadas Comunidades, de las que pueden ser paradigmáticas la Valenciana y la de Madrid, cuyos gobiernos parecen contemplar la crisis como una oportunidad para impulsar la degradación de la escuela pública y fomentar su privatización. Pero ello es coherente con la política general del gobierno de Zapatero: por ejemplo, al reducir a un mínimo la sustitución de las bajas, con la consiguiente disminución de la plantilla efectiva de profesorado, se fuerza el aumento de las "ratio" de número de alumnos por aula, y con ello una disminución de la calidad de la enseñanza. Y ello tiene lugar, además, en el marco de una Ley Orgánica de Educación que no establece el papel de la escuela pública como eje vertebral del sistema educativo, consolidando una doble red pública y privada-concertada que fomenta el clasismo en la educación.

Ello tiene además el agravante de que la escuela privada-concertada es en buena medida una escuela confesional, sometida a los presupuestos irracionales de un ideario religioso. Una muestra de sus consecuencias está en el proyecto de educación anti-sexual impulsado desde la jerarquía de la Iglesia Católica, que sigue exigiendo el monopolio ideológico (no otro sentido tenía su oposición a la asignatura de "Educación para la ciudadanía"), apoyado en el mantenimiento de la asignatura de religión católica incluso en la escuela pública.

La Educación desempeña un importante papel en la formación de los ciudadanos/as, en la reproducción del sistema social y en la transmisión de valores. Habitualmente se atribuyen al Sistema Educativo objetivos tales como “luchar contra el fracaso escolar” o “compensar las desigualdades sociales”. Sin embargo estos propósitos chocan frontalmente con la realidad del sistema capitalista en la que estos fenómenos son consustanciales a la misma y se ven agravados por las políticas neoliberales.

Por lo que se refiere a la Universidad, el Gobierno ha desoído los llamamientos a paralizar la implantación forzosa de las nuevas titulaciones en el marco del Proceso de Bolonia para permitir un debate en profundidad y que la reforma de las titulaciones se realizara en condiciones adecuadas. De ese modo, el curso 2010-2011 se generalizará dicha implantación, en un contexto además de recortes presupuestarios a raíz de la crisis económica. Dichos recortes imposibilitan que puedan desarrollarse las componentes potencialmente positivos de dicho proceso, como es la llamada "dimensión social" del mismo (garantizando que ningún estudiante encuentre obstáculos para iniciar y completar sus estudios superiores por razones derivadas de su origen socioeconómico, cosa que requeriría avanzar hacia la gratuidad y un sistema generalizado de becas-salario) y una renovación pedagógica para un aprendizaje centrado en el estudiantado (cosa que requiere grupos reducidos que posibiliten el uso de metodologías activas). Por el contrario, se está produciendo un incremento de las tasas académicas por encima del coste de la vida, especialmente grave en el caso de los Master, cosa que supone un impulso al clasismo en la Universidad.

En ese contexto de recortes, en vez de impulsar una docencia e investigación de calidad en todas las Universidades se está potenciando, en el marco de la neoliberal "Estrategia Universidad 2015", una segregación entre Universidades, privilegiando más aún a las que se encuentran en mejores condiciones como "Campus de Excelencia Internacional", al tiempo que se impulsa la privatización de la investigación y se defiende, con el nombre de "gobernanza", una gestión "empresarial" que vulneraría la legislación vigente y el principio constitucional de autonomía universitaria.

Frente a ello, el PCE defiende un modelo de Educación pública, libre, gratuita, universal, laica, científica y de calidad, promotora de emancipación social y de la formación integral de la ciudadanía. Así considera necesario:

1. Priorizar la inversión pública en educación como requisito para un desarrollo sostenible frente a la crisis capitalista.
2. Asegurar el papel central de la escuela pública en el sistema educativo, reduciendo los conciertos a un papel subsidiario, temporal y en extinción.
3. Mejorar y garantizar la oferta pública educativa, incluida la etapa de 0 a 3 años, desde la red de centros de titularidad pública.
4. Garantizar la laicidad del sistema educativo, excluyendo la religión del curriculum. El adoctrinamiento religioso debe salir de la Escuela y para ello se debe derogar el Concordato con el Estado Vaticano y las leyes que confieren a la iglesia católica un papel que no le corresponde en un estado democrático.
5. Respaldar con una financiación suficiente la dimensión social y la renovación pedagógica en la educación superior, implantando la gratuidad y generalizando las becas-salario.
6. Establecer Campus Ínter universitarios integradores que engloben a todo el sistema universitario público garantizando su calidad.
7. Salvaguardar la investigación como servicio público, rechazando la apropiación privativa de recursos públicos.
8. Impulsar la gestión democrática de todas las instituciones educativas.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles