Secretaría de Movimientos Sociales
S. Movimientos Sociales >
 

Celebrado en Albacete durante los días 4, 5 y 6 de julio de 2003
Conclusiones III Encuentro sobre laicidad


Varias organizaciones y asociaciones / 04 jul 03

Durante los días 4, 5 y 6 de julio de 2003 se celebró en Albacete el III Encuentro por la Laicidad, previamente se habían celebrado en los años 2001 y 2002 los encuentros I y II en Motril (Granada) y en Barcelona respectivamente, en este último se acordó constituir la Coordinadora Laicista y se aprobó el Manifiesto de Barcelona, cuyo texto figura al final de estas Conclusiones, como anexo 1.

A este III Encuentro han asistido unas 100 personas, de los cuales más de la mitad han venido en representación de 18 organizaciones (cuya relación figura al final, como anexo número 2) La conferencia inaugural sobre el proyecto de Constitución Europea, la desarrolló Mauricio Turco, eurodiputado italiano del grupo Bonino. Los itinerarios de trabajo fueron:
1. Construcción Europea y Laicismo; 2. Escuela y Laicismo; 3. Derechos fundamentales, sociedad civil y religiones; 4. Diagnóstico del laicismo en España, evolución, desarrollo del asociacionismo laicista e itinerario político y acciones a llevar a la práctica.

Las Conclusiones que se han redactado a continuación son el resumen de los acuerdos mayoritarios del III Encuentro. Son propuestas que cada una de las organizaciones que forman la Coordinadora Laicista y otras, podrán asumir como propias y la Coordinadora Laicista en su reunión de octubre próximo desarrollará.

RATIFICACIÓN GENÉRICA

El III Encuentro acuerda mantener y ratificar las propuestas del Manifiesto
de la Coordinadora Laicista (anexo1)

ESCUELA Y LAICISMO

1.- Se acuerda que en la Escuela no ha de haber religión, ni alternativa:

¡RELIGIÓN FUERA DE LA ESCUELA!

2.- Exigir a partidos políticos, Comunidades Autónomas y entidades que tengan potestad para ello, que interpongan recurso de inconstitucionalidad contra la Disposición Adicional Segunda de la LOCE y los Reales Decretos que la desarrollan. La Coordinadora Laicista se uniría a cualquier iniciativa de este tipo y buscará fórmulas de apoyo para desarrollar acciones jurídicas propias en este sentido.

3.- Reclamar a todas las organizaciones sociales del estado una campaña activa de información y movilización contra la Disposición Adicional Segunda de la LOCE y los Reales Decretos que la desarrollan.

4.- En caso de que se mantenga la situación actual, plantear una campaña de desobediencia civil contra la Disposición Adicional Segunda de la LOCE y los Reales Decretos que la desarrollan.

5.- Solicitar a las Comunidades Autónomas que ejerzan sus competencias en materia educativa, bloqueando el desarrollo de la Disposición Adicional Segunda de la LOCE y los Reales Decretos que la desarrollan.

6.- Denunciar que existan Comunidades Autónomas, como la de Castilla-La Mancha, que llegan a convenios o acuerdos con la Iglesia, que refuercen el papel de la enseñanza de la religión en la escuela pública.

7.- Apostar, decididamente, por una red de escuelas públicas, rechazando la extensión de los conciertos educativos, que perjudican al sistema público de educación y una educación laica.

8.- Exigir que, como ya han resuelto varios Defensores del Pueblo de Comunidades Autónomas (Castilla-La Mancha y Aragón), los modelos de matrícula se ajusten a la Constitución y no obliguen a los padres a declarar sobre su opción religiosa. Asimismo, exigir la retirada de simbologías y denominaciones religiosas de las escuelas públicas y demás organismos oficiales.

DERECHOS FUNDAMENTALES, SOCIEDAD CIVIL Y RELIGIONES

1.- Denunciar ante los Defensores del Pueblo Estatal y/o de las Comunidades Autónomas aquellos acuerdos (como el firmado por la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha y el arzobispado de Toledo, en relación con la extensión de la religión en el ámbito educativo) que vulneren el artículo 14 de la Convención de los Derechos del Niño, que dice: Los estados partes respetarán el derecho del niño a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

2.- Denunciar, en primera instancia, ante el Defensor del Pueblo de la utilización, allá donde se produzca, de símbología religiosa en espacios públicos (siempre que no formen parte del considerado técnicamente patrimonio cultural) como centros escolares, hospitales, juzgados...etc. por vulnerar los art. 14 y 16 de la Constitución Española, que establecen la no confesionalidad del Estado y la garantía de igualdad de todas la creencias e increencias, para en caso de no ser atendidas las denuncias, hacerlo ante los tribunales ordinarios.

3.- Llamar la atención de las autoridades públicas para que se abstengan de hacer ostentación (en el ejercicio de su cargo) de sus creencias religiosas, así como asistir a manifestaciones de índole religiosa.

4.- Reclamar a los grupos políticos parlamentarios de la aprobación de una Ley estatal e integral sobre sectas y/o entidades religiosas, que manipulen conciencias de menores o, de sus actos, vulneren los Derechos Humanos de menores y de adultos.

5.- Denunciar ante las autoridades europeas el no sometimiento a tributación y a la legalidad asociativa de las entidades y organismos de la Iglesia católica u otras iglesias, exigiendo a los gobiernos respectivos igualdad de trato con el conjunto de la ciudadanía.

6.- Exigir al Parlamento Europeo la no mención de una base cristiana en la Constitución Europea. Así mismo que aparezca, con claridad, el respeto a la libertad de conciencia y de laicidad de los estados. Se exige la no aprobación del actual artículo 51 del proyecto de Constitución Europea, que presupone la libertad de los estados para mantener sus propias normas en materia de relaciones con las iglesias, lo que significa la perduración de los privilegios que hoy existen para distintas confesiones, en especial la católica. La base teórica de la Constitución Europea debe de contemplar, con claridad, la Libertad de Pensamiento y de Conciencia y la igualdad de trato de los distintos credos
religiosos entre si y con el conjunto de la sociedad.

PROPUESTAS DE LA COORDINADORA

1) Constituir una asesoría jurídica para temas laicistas.

2) Creación de un Observatorio de la Laicidad en España.

3) Proponer la creación del Día Europeo de la Libertad de Conciencia

4) Proponer a los Grupos Parlamentarios y a los partidos políticos, la derogación del Concordato de 1953, así como los acuerdos con el Vaticano de 1976 y 1979, y la Ley de Libertad Religiosa de 1980.

5) Establecer una Secretaría de la Coordinadora Laicista, que se organizará provisionalmente desde el grupo local de Europa Laica de Madrid.

6) El compromiso de las entidades coordinadas de difundir y apoyar las campañas promovidas por las distintas asociaciones.

7) Realizar el seguimiento del grado de cumplimiento de los acuerdos adoptados

8) Convocatoria del IV Encuentro por la Laicidad, a celebrar en Madrid en el año 2004, facultando a la Coordinadora para establecer las fechas concretas y los contenidos del mismo.

9) Buscar puntos de encuentro con aquellas organizaciones sociales, sindicales o políticas que trabajen por una verdadera sociedad laica y compartan puntual o totalmente nuestros postulados.


Albacete, 6 de julio de 2003

Anexo 1:

Manifiesto de la Coordinadora Laicista:

Las organizaciones que integran la Coordinadora Laicista, reunidas en Madrid el pasado 19 de octubre de 2002, consideran la conciencia libre como eje vertebrador de los Derechos Humanos y de la Democracia, que presuponen un sujeto -el ciudadano- sin el cual tales conceptos carecen de sentido. La libertad de conciencia, patrimonio inalienable de los individuos, no puede, pues,
sufrir ningún tipo de recortes con el propósito de convertirla en privilegio exclusivo de ciertos grupos confesionales, bajo la denominación restrictiva de "libertad religiosa".

Para devolver a la conciencia libre su sentido originario, como derecho de cada uno de los individuos, independientemente del carácter religioso o no religioso de sus convicciones, propugnamos:

1) La revocación definitiva del Concordato de 1953 que, aunque revisado en la totalidad de su contenido, permanece vigente a través del Acuerdo del Estado español con la Santa Sede de 1976 y de los cuatro Acuerdos de 1979 que hipotecan la Constitución sometiéndola a tratados internacionales y recortando derechos fundamentales.

2) La derogación de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980, que permite conceder derechos positivos a determinados grupos confesionales, derechos que son sustraídos al conjunto de los ciudadanos y a cada uno de ellos, quedando la libertad de conciencia, en sus opciones no religiosas, reducida a la "no creencia" o "ausencia de convicciones". Esto es particularmente grave
en lo que se refiere a la interpretación del artículo 27.3 de la Constitución, que deja así de ser un derecho de todos los españoles para transformarse en privilegio de las confesiones religiosas que, en virtud de esta Ley, firman acuerdos de cooperación con el Estado. Propugnamos la sustitución de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980 por una Ley Orgánica de Libertad de Conciencia que haga realidad el artículo 14 de la Constitución e imposibilite toda desigualdad entre los ciudadanos en función de sus convicciones.

3) La derogación de los artículos de la LOGSE, la LOPEG y la LOCE que desarrollan esta interpretación sesgada del artículo 27.3 de la Constitución. Si el mencionado artículo, que recoge el derecho de los padres a que sus hijos sean educados según sus convicciones religiosas y morales, se interpreta en el sentido de que hay que dar satisfacción al mismo en el marco de la escuela pública, insistimos en el hecho de que tal artículo ha sido redactado para todos los españoles y no en exclusiva para determinados grupos confesionales. El humanismo ateo, como cualquier otra opción espiritual, debería gozar de los mismos derechos positivos. Si, como es obvio, la escuela pública no puede ni debe atender toda la gama de posibles peticiones, lo que procede es garantizar el ejercicio de este derecho a las familias en el ámbito de lo privado.

4) Derogación de los artículos de la Ley Orgánica Reguladora del Derecho de Asociación de 2002 que conceden privilegios a las organizaciones religiosas. Pensamos que en un Estado laico, organizaciones como Amnistía Internacional, una asociación de ateos o una organización religiosa deben regirse por las mismas normas de derecho común. La legislación anteriormente citada convierte a la Iglesia Católica en entidad de Derecho Público, en manifiesta oposición a la afirmación constitucional de que ninguna confesión tendrá carácter estatal. Con esta Ley de Asociaciones, que viene a reforzar privilegios inadmisibles, se premian los recientes escándalos y delitos financieros, otorgando completa impunidad en el futuro a determinadas organizaciones religiosas.

5) La consecuente derogación de toda la normativa inferior emanada de los Acuerdos de 1976 y 1979 y de la legislación arriba denunciada.

Mientras se alcanzan las condiciones óptimas para el disfrute de los derechos fundamentales, bajo los principios de libertad y de igualdad, en el marco de un Estado auténticamente laico, exigimos:

1) Que no se adoctrine a nuestros hijos en el seno de la escuela pública o sostenida con fondos públicos, por lo que debe procederse a la inmediata retirada de todos los símbolos religiosos y denominaciones religiosas, así como a dictar instrucciones precisas para que ningún acto litúrgico -como una misa en la festividad del centro- tenga lugar en el horario lectivo ni en actividades
complementarias dirigidas a la totalidad del alumnado.

2) Que se ponga fin al progresivo deterioro de la enseñanza pública y se frene el actual régimen de conciertos, abusivo e ilimitado, cuya principal finalidad es reforzar el poder de la Iglesia Católica. Por otra parte, a los colegios privados concertados, que ofrecen un servicio público a ciudadanos de diversas creencias, no se les puede permitir la aplicación de un ideario confesional en los itinerarios oficiales.

Finalmente, la Coordinadora Laicista ve con especial preocupación el intento, por parte de diversos sectores de la sociedad y del espectro político, de consagrar los privilegios y las desigualdades, en nombre del "laicismo moderno" y de la "laicidad abierta" (o "inclusiva"). Creemos que una nueva revisión de los Acuerdos Iglesia-Estado no haría más que paralizar las fuerzas tendentes a
conseguir la completa aconfesionalidad.

En este sentido, el intento de introducir en el currículo de la educación obligatoria y en el Bachillerato una asignatura de religión no confesional o una educación Ética y Cívica, podría responder al propósito de mantener en el sistema educativo a los actuales profesores de religión católica, con el agravante de que así el adoctrinamiento encubierto estaría dirigido a la totalidad del alumnado.

El problema laboral creado a los actuales catequistas con la salida de la religión de las aulas debe abordarse desde otras posibles soluciones -como la vía indemnizatoria- y no lesionando nuestro derecho a la libertad de conciencia. En cuanto a las dos horas lectivas semanales ganadas a la religión, deberían reforzar la presencia de asignaturas clásicas, capaces de proporcionar una
auténtica formación humanista.

La Coordinadora Laicista hace un llamamiento a todos los sectores progresistas para revitalizar los valores basados en los Derechos Humanos, en la libertad y la igualdad, pilares de la Democracia, y en la solidaridad capaz de aglutinar a los individuos en torno al respeto hacia lo que tienen de más precioso: la conciencia libre

Anexo 2:

Organizaciones participantes en el III Encuentro

· LIBRE PENSÉE – FRANCIA

· EUROPA LAICA

· ALIANZA C. CONFORMISMO – ALEMANIA

· UNIDAD CÍVICA POR LA REPUBLICA

· PARTIDO COMUNISTA

· PEQUEÑA REBELDÍA

· GRANADA LAICA

· LAICALBA

· ATEUS DE CATALUÑA

· LIBRE PENSAMIENTO

· ASOCIACIÓN MANUEL AZAÑA

· IZQUIERDA UNIDA

· FAPA ALBACETE

· CEAPA

· ASOCIACIÓN MADERAS NOBLES

· AMPA IES DIEGO DE SILOE

· FEDERACIÓN HUMANISTA – BRUXELLES

· CONFAPA

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles