Secretaría de Emigración e inmigración
S. Emigración e Inmigración >
 

Esta tragedia es el resultado de las políticas migratorias de la Unión Europea


Lampedusa: la cara despiadada de la Europa del capital



Secretaria de Migraciones y Secretaria de Derechos Humanos del PCE / 06 oct 13

En Lampedusa han perdido la vida más de doscientos emigrantes y refugiados en un naufragio que no es un hecho aislado. Lamentablemente, la periodicidad con la que se repiten este tipo de tragedias, ha cubierto con un velo de indiferencia el drama cotidiano. Sólo la magnitud de lo ocurrido esta semana ha llamado la atención de los medios de comunicación y ha obligado a la Unión Europea a reaccionar prometiendo una reflexión en los próximos días.

Poco cabe esperar de la reacción anunciada por la UE. Desde las costas de Andalucia hasta las de Grecia se repiten a diario las muertes, las expulsiones masivas, la represión despiadada y el incumplimiento de la normativa internacional de los derechos humanos, como vienen denunciado reiteradamente organizaciones como Migreurop, ECRE, Amnistía Internacional o HRW.

Esta tragedia es el resultado de las políticas migratorias de la Unión Europea, que ha invertido millones de euros en impermeabilizar las fronteras, más preocupada por ofrecer una imagen de eficacia en el control de la extranjería que en garantizar los principios que la sustentan, mientras ha desarrollado una política de vecindad que ha convertido en gendarmes a los países de tránsito del otro lado del Mediterráneo.

En paralelo, la UE ha propiciado un modelo económico que priva de futuro a miles de jóvenes africanos y auspiciado una política exterior irresponsable en conflictos como el de Libia, Mali, Siria o el Sahara occidental, apoyando intervenciones bélicas al mismo tiempo que sostiene golpistas y regímenes dictatoriales, echando gasolina al fuego que genera el desplazamiento masivo de la población en búsqueda de protección y mejores expectativas de vida.

No debemos olvidar que han sido directivas de la UE las que han impulsado una creciente criminalización de la solidaridad, cuyo último ejemplo ha sido el intento recogido en el proyecto de Código Penal presentado por el ministro Ruiz Gallardón, al parecer hoy descartado gracias a la reacción de protesta generada. La UE y los Estados miembro no dejan de hablar de mafias para justificar las medidas represivas y su indiferencia ante el drama cotidiano, pero la realidad demuestra que son sus propias políticas las que están detrás de que los emigrantes y refugiados tengan que utilizar vías cada vez más peligrosas y arriesgadas.

Las secretaría de migraciones y derechos humanos del PCE denuncian la doble moral de quienes hablan de derechos humanos y actúan con total desprecio a las vidas humanas, un hecho más que demuestra el carácter de la Europa del capital que denunciamos, al servicio de una minoría privilegiada y que da la espalda a los principios que dice enarbolar.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles