Secretaría de Emigración e inmigración
S. Emigración e Inmigración >
 

Con motivo del 20 de junio, día internacional de las personas refugiadas


El PCE reclama el respeto a la protección internacional y al derecho de asilo



Secretaría de Migraciones del PCE / 20 jun 13

La secretaría de migraciones del PCE, con motivo del 20 de junio, día internacional de las personas refugiadas, reclama el respeto a la protección internacional ante la crisis del derecho de asilo, una institución básica para la garantía de los derechos humanos en situaciones de persecución y conflictos armados.

El gobierno español, como el conjunto de los Estados de la Unión Europea, ha apostado por supeditar el respeto a la Convención de Ginebra sobre los refugiados de 1951 a las políticas represivas en materia de extranjería y de control de fronteras, lo que impide que la protección internacional sea una realidad efectiva en nuestro país, que se encuentra a la cola en número de solicitantes de asilo y reconocimientos de estatutos de protección según un reciente informe (http://cear.es/wp-content/uploads/InformeCEAR_2013.pdf).

A pesar de la verborrea de los países capitalistas, la externalización de las fronteras, la construcción de una Europa fortaleza, las sanciones a los transportistas, la conversión de los países fronterizos en gendarmes a cambio de ayudas económicas y las prácticas restrictivas a la hora de reconocer a los refugiados como tales, ha llevado al derecho de asilo a una situación de riesgo de extinción.

A lo anterior hay que sumar los recortes de libertades y garantías que se suceden en los países capitalistas en crisis, correlato de los que venimos sufriendo en los derechos económicos, laborales y sociales de la ciudadanía bajo la dictadura de la troika, con la excusa de la lucha contra el terrorismo o la inmigración ilegal, con un modelo represivo que no se detiene ante nada.

En este sentido, el PCE reclama la inmediata puesta en libertad sin condiciones de Bahar Kimyongur, ciudadano belga de origen turco detenido en España y en riesgo de ser extraditado a Turquía, un país donde se están produciendo en estos días cientos de arrestos de militantes de izquierdas por las protestas desatadas, bajo la falsa acusación de terrorismo. El Gobierno español debería condenar la represión violenta del gobierno turco y no colaborar con su estrategia de persecución, debería otorgar protección internacional a quienes son perseguidos por sus ideas y su defensa de la justicia social y las libertades.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles