Secretaría de Política Internacional
S. de Política Internacional >
 


Sin participación política no es posible la paz en Colombia


PCE / 09 feb 18

Ante el anuncio suspensión de la campaña electoral por parte de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), debido a los continuos ataques a que están siendo sometidos sus candidatos, el PCE condena los atentados e insta a tomar las medidas necesarias para asegurar el desarrollo de la misma en un clima de respeto y tolerancia.

El próximo día 11 de marzo tendrán lugar en Colombia elecciones legislativas para designar a los miembros del Senado y de la Cámara de Representantes; en mayo se celebrarán elecciones presidenciales. Son las primeras elecciones desde que en noviembre de 2016 se firmara un Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.

Desde que se iniciara la campaña electoral, los excombatientes y candidatos, integrados ahora en la FARC, vienen soportando todo tipo de hostigamientos y provocaciones personales que incluso acabaron con la vida de dos de sus militantes el pasado 16 de enero. También soportan graves amenazas contra sus sedes y vehículos.

Cabe recordar que la introducción en el Acuerdo de Paz del apartado sobre Participación Política constituye uno de los basamentos del mismo. Sin ese apartado no hubiera sido posible acabar con una guerra que sembró Colombia de muerte y desolación durante décadas y por tanto no se hubiera producido la firma del Acuerdo pues la participación política con el fin de lograr una paz con justicia social ha sido la esencia, la razón de ser de la lucha de los insurgentes durante más de 50 años. Y si este punto no se aplica será sumamente difícil llevar a la práctica todo el resto del Acuerdo, que se convertiría en papel mojado.

Los graves hechos que se suceden en los últimos días, sin duda son causados por los enemigos de la paz: unos pocos que suponen amenazados los privilegios de los que han disfrutado a costa de la gran mayoría de colombianos, algunos grupos violentos a su servicio y muchos confundidos por años de desinformación y propaganda de unos medios de comunicación bien orquestados al servicio de la guerra.

Los desmovilizados de la guerrilla han demostrado reiteradamente, con hechos y palabras su inquebrantable adhesión a la paz, que no tiene vuelta atrás.

El Partido Comunista de España (PCE) condena firmemente los hechos producidos recientemente contra la FARC, pues representan una amenaza que tiene como objetivo impedir el ejercicio de los derechos electorales y la participación democrática. Por tanto, requerimos a la Fiscalía que investigue sin dilación a los autores directos e inductores de estos actos violentos.

Desde el PCE solicitamos al Gobierno Colombiano que, en ejercicio de su responsabilidad, se implique con firmeza en impedir estos hechos y le instamos a que, cuanto antes, se tomen las medidas necesarias para que la FARC y todas las organizaciones puedan reanudar y desarrollar sus campañas en un clima que permita a los colombianos tomar sus decisiones sin ningún tipo de presión. Cabe recordar que es obligación del Gobierno no permitir atropellos a los derechos y libertades fundamentales y exigir a las fuerzas de seguridad el ejercicio de sus funciones en defensa de esos derechos.

Por último, instamos al Gobierno Colombiano que se emprendan urgentemente campañas informativas, a través de los medios de comunicación, que proporcionen a los colombianos los elementos de juicio necesarios para contrarrestar muchos años de información manipulada al servicio de la los intereses de la violencia, y para hacerles comprender que el camino a seguir por Colombia, ya entrado el siglo XXI, no puede ser la guerra.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles