Secretaría de Política Internacional
S. de Política Internacional >
 

Atenas, 14 y 15 de julio de 2012


Declaración final del Comité Ejecutivo del Partido de la Izquierda Europea


Secretaría de Política Internacional del PCE / 19 jul 12

DECLARACIÓN
Tiempos cruciales para el futuro- Responsabilidades cruciales para la Izquierda.

La crisis en Europa está avanzando. Sin embargo, ahora existe una nueva esperanza para toda la ciudadanía europea gracias a los positivos desarrollos de la izquierda en diferentes países europeos, especialmente después del reciente fortalecimiento, sin precedentes, de SYRIZA/USF en Grecia y del importante crecimiento del Frente de Izquierdas en Francia. Esta nueva situación fortalece la influencia en Europa de la Izquierda Alternativa contra el peligroso Pacto Fiscal y contra todas las políticas autoritarias y de austeridad que están desarrollando.

Cumbre de la UE: Diferentes dosis de la misma receta venenosa.
Los jefes de Estado de nuestros países declaran que están de vuelta de la cumbre de la UE con las victorias de su pueblo, y las inflexiones de la Canciller Merkel, Mario Draghi, o Jean-Claude Junker. Ellos dicen que han "salvado a Europa" por 19ª vez desde el comienzo de la crisis. Incluso Francois Hollande dice que Europa se ha "reorientado" en la dirección correcta. Esto es publicidad engañosa.

Este optimismo de la mayoría neoliberal de la UE se basa, principalmente, en la decisión de recapitalizar directamente los bancos privados a través de los mecanismos europeos, sin que al parecer esto suponga una carga adicional a las deudas públicas de los estados miembros. En realidad, esas medidas no se oponen a la dominación de los mercados, y no son capaces de detener esta crisis financiera sin precedentes. Los bancos privados se financian y son rescatados sin ningún tipo de control público y democrático, mientras que los ciudadanos están siendo ahogados.

Estas medidas no pueden resolver la crisis estructural europea y van acompañadas por las drásticas obligaciones de austeridad. Incluso aunque la Izquierda Europea rechace las llamadas «soluciones» provenientes de Europa, la preocupación por la situación de excepción de Grecia - el estado miembro que se enfrenta a los problemas más extremos, fiscales y sociales - de las disposiciones fiscales adoptadas por el Consejo Europeo, existe. Esta es otra prueba más de que el país no está siendo tratado como un participante más en pie de igualdad en la zona euro, y muestra que hay en curso un proyecto peligroso para su aislamiento gradual. Por desgracia, esta situación no puede ser revertida por el recién elegido, tri-partito gobierno de coalición griega, ya que es un fiel sirviente de las políticas de orden y extrema austeridad.

A pesar de las declaraciones de François Hollande, la UE "Merkozy" del Pacto Fiscal continúa intacta. El liderazgo de la UE dejó claro que los países "rescatados" por el Mecanismo Europeo de Estabilidad, una vez más tendrán el deber de servir a la estrategia de devaluación interna, a través de los programas de austeridad adicionales, recortes sociales y ataques a los salarios, pensiones y derechos laborales. Al mismo tiempo, el llamado "Pacto de Crecimiento y Empleo", puede considerarse igual que el neoliberal "Plan de Crecimiento Europea", aprobado el pasado mes de marzo.

Los Pueblos de Europa volverán a ser llamados para sufrir el precio de la socialización masiva de pérdidas y también perder su soberanía y los derechos democráticos, ya que los presupuestos nacionales serán supervisados por la Comisión Europea y el no elegido "Consejo para el euro".

La verdadera causa de toda esta situación deriva de las contradicciones del capitalismo financiero, y de la clase y carácter neoliberal de los Tratados Europeos (a partir de Maastricht). Las reglas del último Tratado de la UE no pueden escapar del patrón neoliberal y hacen hincapié en "la competitividad "como el principio fundamental del mismo. Rechazamos estos tratados porque estamos en favor de las instituciones democráticas europeas, en el derecho de los pueblos, en el Parlamento Europeo y en los Parlamentos nacionales, que tienen la última voz en cualquier situación crítica y de excepción.

Propuestas de la Izquierda Europea para salir de la crisis
Las Izquierda Europea repite una vez más su convicción por que sólo la sumisión del sector de la Banca bajo el control democrático y público; y bajo la transformación radical de la arquitectura neoliberal de la Zona Euro y de la UE, permitirán otra forma de salida a la crisis.

Todas las herramientas existentes y las nuevas -Presupuesto de la UE, las instituciones financieras, el sistema bancario- deben ser democráticamente controladas y orientadas a un nuevo tipo de crecimiento. Este es el objetivo de nuestra propuesta para la creación de un control democrático del Banco Público Europeo para el desarrollo social, la ecología y la solidaridad, las cuales financiarán las inversiones públicas en investigación y desarrollo, servicios públicos, infraestructuras y en la transición ecológica. Este banco será financiado por un "impuesto a las transacciones financieras", el presupuesto europeo y por el BCE los cuales pueden crear dinero.

También es el momento para impulsar el empleo y facilitar las inversiones públicas, incrementar los salarios, organizar una redistribución del ingreso entre capital y trabajo, y aplicar un impuesto como consecuencia de los altos ingresos y la riqueza, en lugar de promover constantemente la rentabilidad del sector financiero.

En cualquier caso, deben ser inmediatas las soluciones sostenibles europeas a la crisis de la deuda pública existente; será a partir del cambio radical del papel del BCE y su transformación en un banco central real, al convertirse en un prestamista de última instancia a través de la compra de bonos del Estado. Con el fin de bloquear el juego especulativo sobre los bonos del Estado más vulnerables de los estados miembros.

Proponemos una moratoria europea para la congelación temporal de los reembolsos de préstamos, y de este modo no agravar los problemas del sobreendeudamiento de los estados miembros, y la organización de una Convención Europea sobre la crisis de la deuda, la cual decidirá la supresión de una parte importante de instituciones y las deudas transnacionales, con el fin de reducir la deuda pública a niveles sostenibles.

También existe la necesidad inmediata de una regulación política del sector financiero europeo, con seis instrumentos políticos fundamentales:

a) La introducción de un "impuesto a las transacciones financieras" en los flujos de capital a nivel europeo. Para ser eficaz, este impuesto debe incluir todo tipo de transacciones financieras que puedan ser utilizadas para la especulación.

b) La circulación de los eurobonos del Banco Central Europeo para las inversiones públicas y el desarrollo social, sin el acompañamiento de los términos de las políticas fiscales restrictivas a nivel nacional.

c) Una clara distinción legislativa entre los bancos comerciales y de inversión en Europa.

d) La creación de una Agencia de Calificación Pública Europea.

e) La terminación de los paraísos fiscales que existen dentro y fuera de Europa y la lucha contra el dumping fiscal.

Gracias a la Izquierda, todavía hay esperanza! Evoluciones en el panorama político y las responsabilidades de la izquierda
Las decisiones de la Cumbre de la UE indican claramente que la campaña de los neoliberales para una reducción aún más extrema de la soberanía popular y antidemocrática de toma de decisiones, es cada vez mayor. Merkel y el liderazgo de la UE están utilizando la crisis para poner en práctica su propio concepto de "unificación política", lo que asegurará un control decisivo sobre los presupuestos nacionales y una concentración de poder fiscal, económico y político en manos del gobierno alemán, y de la clase dominante en la UE. El liderazgo de la UE está dispuesto a sacrificar, de una vez por todas, el proyecto de una verdadera Unión Europea política y social, con el fin de servir a los intereses de sus fuerzas principales y a los mercados.

Al mismo tiempo, varios países se enfrentan a experimentos autoritarios y antidemocráticos. Una afirmación confirmada por la legitimación Institucional y por la ampliación de la presencia de tecnócratas incontrolados en claves ministeriales de gobiernos nacionales.

A pesar de la grave situación, hay esperanza gracias a la izquierda.
Las elecciones griegas del pasado 6 de mayo y 17 de junio han supuesto dos momentos de importancia histórica para todas las sociedades europeas. El hecho de que SYRIZA / USF no lograra formar un gobierno de izquierda en Grecia, no se puede rebajar el resultado sin precedentes de la izquierda radical, que alcanzó el 27% y se convirtió en el principal partido de oposición en un país que ha sido la primera línea de experimentación tanto del autoritarismo neoliberal como de la resistencia popular en los últimos dos años. Este resultado ha mejorado la presencia y la difusión de las ideas y propuestas alternativas de la Izquierda no sólo en Grecia, sino a escala europea y mundial.

Hoy en día, cada vez más ciudadanos y ciudadanas europeas se dan cuenta de que "Existe una alternativa", expresada a través de las fuerzas de la Izquierda Europea. Los resultados de SYRIZA / USF en Grecia, Izquierda Unida en España, Frente de Gauche en Francia y la Alianza Roja-Verde en Dinamarca, así como las perspectivas optimistas para otras fuerzas, como el Partido Socialista en los Países Bajos o el Sinn Fein en Irlanda, expresan un aumento significativo de la influencia de las ideas de izquierdas y progresistas. Este aumento no ha salido de la nada. Es el resultado de una lucha persistente contra los programas de austeridad y el autoritarismo neoliberal. Es el resultado de una relación dialéctica entre la presencia de la izquierda en las luchas y movimientos sociales emergentes, y la transformación de las aspiraciones de la inmensa mayoría de nuestras sociedades en alternativas políticas concretas que combinan propuestas urgentes con objetivos más estratégicos, logrando traer de vuelta esperanza a nuestro pueblo.

Ahora somos más fuertes y más capaces de reforzar la lucha de la Izquierda Europea, especialmente contra la creciente influencia de los proyectos de partidos de extrema derecha chauvinistas y racistas, así como la promoción de la solidaridad entre nuestras sociedades, a nivel local, nacional y europeo.

En el próximo período, el Partido de la Izquierda Europea está decidida a maximizar sus esfuerzos e iniciativas para una convergencia más amplia de actores sociales y políticos en nuestros países y en Europa, para disuadir las políticas de austeridad, la promoción de las propuestas socialmente sostenibles y la restauración de la dignidad de las víctimas de la crisis, las personas.

En este sentido, instamos a todos nuestros parlamentarios/as, diputados/as, sindicalistas, jóvenes y activistas feministas a que intensifiquen sus contactos e iniciativas comunes, con el fin de impedir la ratificación y la elaboración del Pacto fiscal de la UE y los programas de austeridad y memorandos. Debemos detener la destrucción de nuestras sociedades y luchar por la protección de la democracia.

El Partido de la Izquierda Europea acoge con satisfacción el inicio del proceso de la “Contracumbre” y vamos a participar activamente en todos los futuros pasos de este proceso.

El Partido de la Izquierda Europea, con sus socios de los movimientos sociales y sindicatos, acaba de empezar una Iniciativa Ciudadana Europea. A partir de septiembre vamos a recoger 1 millón de firmas de todos los países de la UE, para la creación de un Banco Público Europeo para un desarrollo social, ecológico y de la solidaridad. Es un gran reto y una herramienta importante en la lucha para salir de la crisis a través de un nuevo tipo de crecimiento, de la mano de la participación de la ciudadanía en las principales orientaciones políticas de la UE.

Ahora es el momento de la Izquierda Europea para presentar un proyecto alternativo social, político y cultural en Europa.

Atenas, 14-15 de Julio de 2012.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles