Secretaría de Comunicación
Secretaría de Comunicación >
 

El PCE apoya, junto a IU, la iniciativa de Unidos Podemos de proponer una moción de censura en el Congreso de los Diputados con el objetivo de echar al PP


Por la construcción del bloque histórico que dispute la hegemonía al neoliberalismo y al imperialismo



Gema Delgado / Mundo Obrero / 29 may 17

El Secretario General del PCE, José Luis Centella, abrió el Comité Federal del pasado 13 de mayo, destacando la importancia del mismo, no sólo porque aquí se presentaba el borrador de tesis políticas que configurarán el Manifiesto Programa de Partido para la actual fase política y las tesis organizativas sobre los que debatir de la fase final del XX Congreso del PCE, sino porque en este momento, dijo, hay que plantear la táctica más adecuada para situar al PCE como actor que se implique activamente en la construcción del bloque histórico. Un bloque político, añadía, que debe disputar la hegemonía ideológica al neoliberalismo y la hegemonía política al imperialismo, tanto a nivel estatal como internacional.

Y todo esto, además, en un mes de mayo “decisivo” en la confrontación de las fuerzas transformadoras con quienes quieren consolidar el modelo antisocial, autoritario y patriarcal. Un mes con muchas movilizaciones, en las que el partido se está volcando para que las Marchas de la Dignidad del 27M sean un éxito, y con la moción de censura de Unidos Podemos para sacar al PP del gobierno.

Centella inició la presentación del informe político reafirmando lo acertado de la estrategia que el PCE ha venido desarrollando desde hace años en torno a la propuesta de Ruptura Democrática para una salida Anticapitalista, Social, Antipatriarcal y Democrática de la crisis de régimen que intenta consolidar las reformas y recortes y que darían lugar a un nuevo marco institucional y social sin necesidad de afrontar “una aparatosa modificación” de la Constitución.

Aplaudió también la línea política del PCE por la construcción de la más amplia unidad popular para impulsar la construcción de un Proyecto de Nuevo País, política de convergencia que busque unos puntos mínimos de coincidencia entre las fuerzas sociales y políticas que hoy confrontan con el Pacto de Estado que sustenta el Partido Popular en el gobierno. Esa es parte de la táctica a seguir.

El PCE como actor en la construcción del bloque histórico

Centella hizo un llamamiento a la reactivación de la campaña “En defensa de un trabajo y una vida digna: basta de estafas”. También a continuar el trabajo de acumular fuerzas sociales y políticas en torno a un programa de mínimos que defendiendo los derechos fundamentales, las libertades publicas y la igualdad sitúe la ética publica y el valor del trabajo como elementos de legitimidad social y política. Para conseguirlo, subrayó el secretario general, es necesario la activación de la lucha sindical, “ya que sin una presencia activa de la clase obrera organizada será imposible la construcción del bloque alternativo”.

La trama organizada de corruptos y corruptores

La trama organizada de la corrupción del PP no sólo ha servido para conseguir financiación y sobresueldos, sino para favorecer los intereses de un sector empresarial depredador, que considera este país su cortijo privado y que se enriquece a costa de las concesiones administrativas de la obra pública y las privatizaciones de los servicios públicos, denunció Centella. De esta forma, añadía, la corrupción no sólo supone saquear las arcas públicas para beneficios de unos pocos, sino también imponer toda una acción legislativa en favor de un empresariado que ha aprovechado la situación para mantener su dominio sobre la economía y la política. Desde las reformas laborales, hasta la ley mordaza pasando por las privatizaciones se impuso un marco jurídico cada vez mas represivo y antisocial a la medida del empresariado que paga y manda.

Por el éxito de las Marchas de la Dignidad

El informe argumenta que ante la situación tan grave que vivimos es necesario una reacción popular para sacar de la vida pública a quienes han llevado a este país no sólo a la ruina económica, sino a un nuevo modelo de relaciones laborales al servicio del empresariado. Sin olvidar la lucha contra la ofensiva del capital aliado con el patriarcado, una lucha en la que valoró muy positivamente la labor que está haciendo el Movimiento Democrático de Mujeres, de forma específica las acciones contra la mercantilización del cuerpo de la mujer.

Ahora mismo se trata de mostrar nuestro respaldo a las iniciativas previstas para este mes de mayo y sobre todo a la movilización, que consideramos como prioridad, la que se ha convocado para el día 27 por las Marchas de la Dignidad, dándoles una perspectiva de futuro que tenga continuidad hasta conseguir la derrota del Pacto de Estado que mantuvo al Partido Popular en la Moncloa a pesar de existir una posible mayoría alternativa.

“De forma muy especial y concreta, el Partido Comunista de España tiene que volcarse en la preparación y el éxito de la movilización del 27 de Mayo por las Marchas de la Dignidad”. Para el Partido, que lleva tanto tiempo potenciando esta iniciativa, en la que han puesto su mayor empeño decenas y decenas de camaradas y de organizaciones, “es fundamental que el 27M resulte una gran movilización popular, representativa de una voluntad antagonista, combativa y naturalmente unitaria por la base, dispuesta a promover la ruptura y a no asumir la paz social”.

Moción de Censura

El PCE apoya, junto a IU, la iniciativa de Unidos Podemos de proponer una moción de censura en el Congreso de los Diputados. El objetivo, dijo Centella, es echar al PP, recordando que sí puede haber votos para conseguir el cambio de gobierno y que hay que presionar para que eso ocurra, porque en el Estado español también podría haber un gobierno como el de Portugal. Por eso se respaldó la concentración del 20 de mayo en Sol, entendiendo que este debate no puede ser sólo institucional sino que debe tener un elemento central de la calle.

El informe, añadía que este es el momento de hacer valer la necesidad de poner en marcha las iniciativas parlamentarias que sobre la derogación de las Reformas Laborales, la Ley Mordaza, etc, el Partido Popular bloquea desde el Gobierno. De cara al futuro convendrá reflexionar acerca de la dialéctica entre las iniciativas institucionales y la movilización social, procurando arropar aquéllas y prepararles el terreno como culminación o resultado de procesos movilizadores extendidos, naturales y fuertes, así como mejorar los canales de comunicación para hacer más participativa la toma de decisiones.

Venezuela: o triunfa el imperialismo o la revolución

El PCE manifestó su preocupación por la ofensiva imperialista que está llevando la destrucción y la muerte a todos los rincones del planeta y que trata de dar la vuelta a los procesos de transformación que se desarrollan en América Latina. Resaltó el positivo papel que el PCE está jugando en la construcción de la paz y contra las agresiones imperialistas en Siria y otros lugares del planeta, llamando a reactivar la solidaridad, especialmente con la revolución bolivariana, ofensiva imperialista en que se dijo no caben medias tintas: o triunfa el imperialismo o la revolución. “Por eso, frente al hundimiento de la Revolución que persigue abiertamente el imperialismo, el PCE se compromete a impulsar la más firme y multilateral respuesta solidaria”.

En esa línea el PCE exigió al gobierno español y a la Unión Europea el cese inmediato y total de sus injerencias en los asuntos internos de Venezuela y el máximo respeto a las decisiones que legítimamente adopte el pueblo venezolano en el ejercicio de su soberanía.

El imperialismo desarrolla un plan global para perpetuar su dominación. En su marco, la liquidación golpista de la Revolución Bolivariana mediante el derrocamiento del Presidente Nicolás Maduro, juega un papel fundamental. En ese plan se suman toda clase de iniciativas, desde la desinformación y la mentira planificada y repetida o las amenazas diplomáticas, hasta la violencia más brutal en el interior del país e incluso en el exterior, tal como recientemente hemos vivido en Madrid con el asedio amenazante a un acto pacífico de solidaridad con las víctimas del terrorismo contrarrevolucionario.

El informe político fue aprobado por 40 votos a favor, 4 en contra y 10 abstenciones. Mientras que el borrador de los documentos para el debate de cara a la fase final del XX Congreso contó con el respaldo de 40 votos frente a 9 votos que se posicionaron en contra y 9 abstenciones.

---
SE ABRE EL DEBATE FASE FINAL XX CONGRESO DEL PCE

Debemos dejar claro que es importante que hagamos debates de fondo, y huyamos de debates nominalistas o tacticistas, porque el momento requiere una reflexión seria, de fondo, que nos sitúe en las mejores condiciones para incidir en la vida política en defensa de los objetivos que nos hemos fijado.

De esta manera, es voluntad de la dirección, plantear un Congreso que configure un Partido que sea un instrumento útil para la defensa de la clase trabajadora y capas populares, que plantee propuestas valientes que sepan situar al PCE en las mejores condiciones políticas y organizativas para conseguir que nuestros planteamientos avancen en un debate abierto en el seno de las fuerzas de izquierdas y progreso, para esto es necesario un Partido fuerte tanto en lo político/organizativo, como en lo material.

No se trata sólo de tener los mejores planteamientos, sino de que el PCE consiga la capacidad de influencia social y política y la interlocución necesaria para no terminar siendo un Partido meramente testimonial, para lo que en este momento es fundamental que ganemos terreno desde la propuesta política, la claridad ideológica, pero también desde la máxima Unidad y la capacidad de generar alianzas.

Al mismo tiempo hay una gran mayoría del partido que muestra la necesidad de que este Congreso sea de grandes cambios en el modelo organizativo y en la práctica, tanto de los órganos de dirección como de las propias organizaciones de base.

El objetivo es hacer del Partido un instrumento para la Acción, de manera que tengamos una estructura ágil, en la que cada militante tenga una tarea concreta y revisable.

A partir de esta determinación, creemos que deben ser las direcciones de Federación y las Provinciales, quienes trabajen colectivamente para que este XX Congreso lance el mensaje de un PCE unido, fuerte, y que actúe hacia fuera como una sola voz, en defensa de los intereses de la clase obrera y las capas populares, para construir una sociedad socialista hacia el comunismo.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles