Secretaría de Comunicación
Secretaría de Comunicación >
 

Nota informativa PCE: Debate sobre el Estado de la Nación


Autocomplacencias, sombras alargadas, ausencias y enfoques equivocados



Secretaría de Comunicación del PCE / 13 may 05

El predominio de las formas dejó fuera del debate temas fundamentales para el país, justo en el día en que se conocía el fallecimiento por accidente laboral de cuatro trabajadores en los astilleros de Ferrol.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, desarrolló todo un catálogo expositivo para su autocomplacencia durante el recién concluido debate sobre el estado de la nación. Hechos como la ley sobre la violencia de género, la normalización en el tratamiento de la homosexualidad, la inmigración, etc. que forman parte de un programa no hilvanado de cambios. También mencionó la retirada de las tropas de Iraq, hecho que desde le PCE saludamos, pero eso no justifica las ‘nuevas imágenes’ de sumisión, como la de Bono y Moratinos con Estados Unidos, la OTAN y las guerras preventivas.

Su contrincante en la oposición, Mariano Rajoy, padece el síndrome de Aznar y su alargada sombra. Duro en las formas y con un enfoque para sus propias filas, su mensaje careció de consistencia política, de credibilidad.

Ambos dejaron fuera asuntos fundamentales para el ciudadano, tales como la subcontratación, la precariedad laboral, máxima cuando el debate se abrió conociendo la muerte de cuatro trabajadores en los astilleros de Ferrol. Igual suerte corrió la política presupuestaria o las políticas de privatizaciones, un calco de las aplicadas por el Gobierno del PP.

En el campo internacional, nada sobre las bases militares extranjeras en nuestro suelo, o el papel de las Naciones Unidas y de la Unión Europea, o las sangrantes humillaciones padecidas a diario por los saharauis –pueblo apartida por mor de no soliviantar a nuestro vecino, Marruecos- y los palestinos –privados de su tierra-.

Cambiando de escenario, resultó curioso cómo ya sí se habla de federalidad, concepto propuesto y desarrollado desde hace muchos años por el PCE e IU, llegando incluso a defenderse estructuras vigentes en Alemania, Estados Unidos o Canadá. Ahora bien, la federalidad de los partidos nacionalistas o regionalistas lleva el marchamo de la bilateralidad con el Gobierno central y lo que sectores del PSOE y el Gobierno entienden como tal tiene las maneras equivocadas.

Federalidad errónea

Para el PCE, un Estado federal significa que sus partes se ponen de acuerdo (aquí sí vale la palabra consenso) para el funcionamiento de sus instituciones, en un marco plurinacional y plurirregional democrático sobre dos patas: la federal-unitaria y la federal en cada federación.

Culminar el Estado de las autonomías en un Estado federal solidario es hoy el objetivo del Partido Comunista de España, teniendo como norma fundamental la Constitución de 1978 reformada a tal fin, es decir, un nuevo marco constitucional.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles