Secretaría de Comunicación
Secretaría de Comunicación >
 

XIX Congreso PCE

La propuesta del PCE es la Alternativa Social, Anticapitalista y Democrática (ASAD) con la construcción del Bloque Social Alternativo capaz de ponerla en marcha frente a un estado fallido socialmente en el que se vulneran los derechos humanos.
Construir la alternativa con la clase trabajadora



Ginés Fernández González, Director de Mundo Obrero / 14 nov 13

(Publicado en Mundo Obrero nº266, noviembre 2013)

El día 15 de este mes se inicia el XIX Congreso del PCE, en un momento en el que ya casi nadie duda que estemos en una situación de excepción a pesar de la campaña de marketing del poder (gobierno del PP, banqueros, los borbones) que asiéndose a datos débilmente coyunturales de la situación económica de nuestro país nos quieren convencer de que la cosa tira, que salimos de la crisis. Así se dice que salimos de la recesión y por otro lado se anuncia que entramos en la deflación. Según quién y el foro a quien se dirigen se contradicen los datos de crecimiento, si los salarios bajan o suben, la interpretación de los datos del paro, etc.

Esta situación demuestra que los efectos de las políticas neoliberales de recortes y ajuste contra las clases populares y la mayoría social trabajadora no son un error, como muchos quieren hacernos creer, sino que por el contrario no tienen salida socialmente y benefician a una minoría de la población agrandando la brecha entre pobres y ricos. Además son conscientes, por eso para ellos es preciso establecer una realidad virtual futura que cree desmovilización y resignación en la sociedad.

Pero la realidad es otra y las reformas han venido para quedarse. Con la excusa de la crisis han aplicado una serie de recortes y eliminado derechos conquistados durante décadas de lucha de la clase trabajadora y de la mayoría social: las reformas laborales, las de las pensiones, la reducción de poder adquisitivo, las privatizaciones de servicios públicos básicos como la educación y la sanidad, han sido elementos de una sociedad del medioestar que ha hecho la vida más digna a la mayoría social y que va a costar levantar otra vez, porque la pregunta a hacer a los creyentes del nuevo paraíso que nos quieren vender es: ¿acaso cuando las cosas mejoren estos mismos que han eliminado derechos los volverán a instaurar? Todos y todas sabemos que no.

El neoliberalismo quiere una sociedad empobrecida y prisionera por la miseria, dependiente de la caridad del patrón, de la iglesia y el Estado, por lo tanto incapaz de protestar y movilizarse por sus intereses, por su bienestar. La reforma del Código Penal -ampliamente tratado en el número de Mundo Obrero de octubre- tiene por objetivo amordazar e inmovilizar a la parte de la mayoría social consciente para mostrar una situación de control social e idílica mediáticamente de que nadie se mueve y que esa mayoría silenciosa de Rajoy está a gusto con las políticas que nos exige la Troika.

Pero hay alternativas, los sectores más concienciados y avanzados han demostrado que se pueden hacer cosas con la movilización y la constancia. La Marea Verde ha conseguido un paso importante en el aplazamiento de la Ley Wert. Estos sectores de la sociedad constituida en mareas, colectivos, plataformas y los sindicatos han convocado movilizaciones contra las políticas del Partido Popular en este mes de noviembre: el día 21 contra la reforma de las pensiones y el día 23 una gran movilización descentralizada por Comunidades Autónomas contra el paro, la precariedad, los recortes, la represión, contra las privatizaciones, el pago de la deuda ilegitima, en defensa de los servicios públicos, contra la Troika, etc, en las que el partido llama a la participación activa en la organización de las mismas.

Es en esta situación en la que el PCE celebra su Congreso. Un Congreso en el que el Partido se apresta a la construcción de una alternativa política y social capaz de generar las condiciones para la salida de la crisis con la clase trabajadora y contra el capitalismo que encarna el sistema bipartidista español. En este proceso el PCE no quiere huir de ningún debate capaz de generar apoyos para la construcción de la alternativa. La propuesta del PCE es la Alternativa Social, Anticapitalista y Democrática (ASAD) con la construcción del Bloque Social Alternativo capaz de ponerla en marcha frente a un estado fallido socialmente en el que se vulneran los derechos humanos, con seis millones de parados de los cuales el 40% no cobra ningún tipo de prestación, 12 millones de pobres, donde la banca sigue teniendo amplios beneficios y se recortan las pensiones para inyectarles más dinero, los recortes a la Ley de Dependencia pone en riesgo la vida de las personas, donde el drama de los desahucios suponen muertes y en donde, entre otras cuestiones, los niños pasan hambre.

Es por eso que el PCE, huyendo de la coyuntura del momento, debe, en este Congreso, preparar las condiciones para construir el contrapoder de las clases populares al capitalismo rancio, la construcción de un partido organizado para la acción y capaz de poner todos sus medios a disposición de la construcción de la alternativa ideológica y de la convergencia en la construcción del Bloque Social Alternativo.

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=3275

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles