Secretaría de Comunicación
Secretaría de Comunicación >
 

XIX Congreso PCE


Del XVIII al XIX Congreso: Cuatro años de luchas



Nieves Martínez / 12 nov 13

(Publicado en Mundo Obrero nº266, noviembre 2013)

Han pasado cuatro años desde el XVIII Congreso del PCE. Unos años cuyo protagonista ha sido la movilización social, sindical y política enmarcada en la guerra que la Troika ha emprendido contra nosotras y nosotros, la clase trabajadora. Unos años en los que el PCE ha estado en todos los frentes de lucha y en los que ha contribuido al fortalecimiento de Izquierda Unida.

Este cuatrienio que ahora termina empezó con una gran manifestación que recorrió las calles de Madrid el 12 de diciembre de 2009 y que fue la antesala de la conflictividad social que en él hemos vivido. Los y las militantes comunistas, llegados de toda España, se volcaron en su preparación y contribuyeron a que ésta fuera un éxito. El lema: que no se aprovechen de la crisis, el trabajo lo primero. El PSOE estaba en el gobierno y por aquella época subía dos puntos el IVA, recortaba en I+D+i y en becas de investigación y preparaba ya, a la orden de unos poderes no electos, la escala de recortes vía presupuestos que han continuado hasta hoy.

Conflictividad social

En estos cuatro años enmarcados en la protesta social hemos vivido cuatro Huelgas Generales, muchas huelgas de empresas contra los EREs, manifestaciones promovidas por los sindicatos contra la crisis y una sectorización de la protesta convertida en mareas ciudadanas. Un periodo que bien puede compararse con la España de 1976 tras la muerte de Franco. Desconocemos cuántos detenidos, paros laborales, manifestaciones y heridos ha habido en la actualidad, pero si los comparamos con las 4.388 personas detenidas en el 76 o con las 527 heridas en manifestaciones en ese año, seguro que las cifras no difieren tanto. La represión para imponer el orden sigue siendo la misma.
Frente a la capacidad represora del Estado, la sociedad no se ha desmovilizado y surgen nuevos movimientos sociales, algunos más transversales de denuncia de la situación económica y política como el 15-M y otros para paliar los efectos de la crisis y denunciar la misma, como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y la recientemente constituida Red de Solidaridad Popular.

Unas movilizaciones en las que la militancia de IU en general y los y las comunistas en particular han tenido una implicación muy activa y en las que el viejo discurso de que el capitalismo es incompatible con la democracia toma fuerza.

IU sale de la UCI

Si en estos años el ambiente ha sido de una gran convulsión social pese a las políticas desmovilizadoras, IU ha sabido analizar el momento y se ha postulado como un movimiento político y social con alternativa de gobierno. Se vio en las pasadas elecciones generales donde salió definitivamente de la UCI tras una política pactista con el PSOE sin un programa definido. IU pasó de ser una organización a la que consideraban moribunda y de tener un solo diputado, a reclamar y ensanchar el espacio de la izquierda y, tras capitanear un movimiento aglutinador con otras fuerzas, conseguir once diputados.

Pero antes ya se había definido claramente anticapitalista, dando impulso a una IU como movimiento político y social, dejando atrás el funcionamiento propio de un partido político basado sólo en la labor institucional y reclamando la calle como parte fundamental de la acción política. Con esas premisas se celebró la Asamblea de Refundación de Fuenlabrada en la que participaron 60 organizaciones políticas y sociales españolas e internacionales. Una asamblea donde se llamó a la construcción de un gran movimiento político y social, aglutinador de toda la izquierda. El momento era crítico y una vez más, como ya ocurriera con el Tratado de Maastricht, IU se supo anticipar a los acontecimientos.

Aquí no acaba la cosa se pasa de refundar la izquierda a aglutinarla desde abajo, en un proceso de convergencia desde las bases con otras fuerzas y movimientos sociales. El futuro es construir un gran bloque social alternativo con todas las personas que luchan en las calles y que sirva como barrera anticapitalista a los ataques de la Troika. En la calle y en las instituciones.

Pidiéndole cuentas al Rey

Además de participar activamente en IU, el PCE ha tenido identidad propia estos años. No se ha diluido en una IU que coge nervio. Una muestra palpable es la recuperación de sus fiestas que desde el año 2010 se celebran en San Fernando de Henares y que siguen siendo el encuentro de los y las comunistas a nivel estatal, pero también el espacio lúdico-cultural para aquellas personas que son y se sienten anticapitalistas.

Esa identidad propia se ha visto en las campañas que ha llevado a cabo. Una de ellas, la campaña “Pídele cuentas al Rey” que ya en enero de 2010 y cuando casi nadie se cuestionaba la transparencia en la Casa Real, pedía acabar con la opacidad de la Jefatura de Estado y conocer en qué se gasta el heredero de Franco nuestro dinero.
Además de pedir cuentas al Rey, el PCE siguió reclamando y proclamando su republicanismo. En el año 2010 celebró una Conferencia Republicana en la que se concluyó impulsar un proceso constituyente hacia una República, enmarcado dentro del contexto de crisis y entendido como una nueva geometría de poder, de un poder ciudadano, popular, frente al poder del dinero.

Este sentimiento republicano le llevó a impulsar, junto con otras organizaciones y partidos políticos, la Junta Estatal Republicana que se define con unos principios federales, laicos, participativos y solidarios con valores republicanos y que aglutina a 40 organizaciones a nivel estatal. Desde ella se pretende, entre otras cosas, introducir el tema republicano en la agenda política para que deje de ser un sentimiento y se comience a trabajar para hacerlo realidad.

Organizando la lucha

Además de vincular su reivindicación republicana a la crisis, en época de recesión económica y de retrocesos sociales, el PCE no podía dejar al margen una campaña de denuncia y concienciación social. La empezó desplegando una enorme pancarta en la Bolsa con su Secretario General a la cabeza en la que se podía leer “Especuláis con nuestras vías, os enriquecéis con nuestro trabajo” y donde ya anticipó que ninguna de las medidas que proponía el gobierno iba a crear empleo.

El PCE también ha participado activamente en otros frentes de lucha, como los Encuentros Internacionales de los Partidos Comunistas y Obreros. Este año se celebrará en Lisboa el XV Encuentro coincidiendo con los actos del centenario del nacimiento del dirigente comunista portugués Álvaro Cunhal. Recientemente ha contribuido en la reconstrucción del Movimiento Democrático de Mujeres, que trata de impulsar la unidad de acción de las mujeres y disputar el poder al sistema capitalista y patriarcal.

Aniversarios
En estos cuatro años, han sido varios los aniversarios que se han celebrado. El más importante tal vez fue el de los 90 años del Partido Comunista de España que se conmemoró en un acto el 18 de diciembre de 2011. Fueron 90 años de historia que se plasmaron en un acto conducido por el mítico José María Alfaya y en el que se reivindicó la memoria de Enrique Líster, Julian Grimau, Rafael Alberti, Antonio Machado, Vázquez Montalbán, María Teresa León o Miguel Hernández, como ejemplos de destacados comunistas. Además de Alfaya, el acto contó con la presencia de la escritora Marta Sanz, de los cantaores Manuel Gerena y Juan Pinilla, de Marcos Ana y Armando López Salinas y de destacados dirigentes comunistas.

Un año y unos meses antes, en las Fiestas del PCE de 2010, se conmemoró el 80 aniversario de Mundo Obrero, cuyo primer número salió el 23 de agosto de 1930. Una publicación que durante su vida ha sido secuestrada y suspendida varias veces por motivos ideológicos. Los actos programados con motivo del 80 aniversario fueron varios, como un acto de conmemoración; un debate sobre los medios de comunicación, la libertad de expresión y campañas mediáticas; la presentación del libro sobre el que fue director de Mundo Obrero Federico Melchor y un taller de comunicación alternativa.
Además, con motivo del 80 aniversario y tomando como referencia el contexto social de crisis, se decidió dar impulso a la publicación con la creación de una comisión de análisis y debate para impulsar los cambios necesarios en el periódico, una campaña de suscripción interna y externa, otra de difusión y la actualización de la web de Mundo Obrero.

Si históricos han sido estos aniversarios, no menos histórico y emotivo fue el 50 aniversario del asesinato de Julian Grimau el 20 de abril de 2013. El homenaje a la figura de este destacado militante comunista empezó con una ofrenda floral en el cementerio civil de Madrid, continuó con un acto en el Ateneo y concluyó con la colocación de una placa con su nombre en el edificio donde fue torturado y arrojado por una ventana con la intención de simular un suicidio. Se reivindicaba con esto no sólo una calle en su nombre, no sólo la memoria de Julian Grimau, se reivindicaba la lucha antifascista de una España sometida a la que la represión no logró callar.

Ni nos domaron, ni nos doblaron…

En estos cuatro años también hemos tenido que lamentar la pérdida de históricos camaradas, como la de Domingo Malagón, Marcelino Camacho y otros muchos a los que la muerte les obligó a abandonar la lucha.

Domingo Malagón, el prestigioso falsificador del PCE, moría a los 95 años de edad el 30 de marzo de 2012. Podría haber sido un gran pintor, pero eligió ser comunista. Domingo Malagón fue el responsable del equipo técnico de falsificación de documentos del PCE durante la dictadura franquista. Fue el encargado de falsificar los pasaportes que dieron la libertad y salvaron de la muerte a numerosos comunistas. Era tan brillante en lo que hacía que nadie fue detenido jamás por la documentación o salvoconductos que él había falsificado.

El 29 de octubre de 2010 nos dejaba el emblemático Marcelino Camacho, ejemplo de militancia y compromiso con la lucha obrera. Dirigente del PCE y fundador de las Comisiones Obreras y figura protagonista de la historia de España. Torturado y encarcelado en varias ocasiones, su última condena en 1973, 20 años de prisión durante el proceso 1001. En una de las salidas de prisión enunció la frase que se ha convertido en un lema para los comunistas “ni nos domaron, ni nos doblaron…

… ni nos van a domesticar

Y porque no lo van a hacer y porque vamos a seguir ofreciendo resistencia y más en esta época de capitalismo sin caretas socialdemócratas, el PCE está embarcado en la aventura de la construcción de un gran bloque que suponga una alternativa social, anticapitalista y democrática contra los recortes y los programas de ajuste.
El objetivo estratégico es la construcción de la hegemonía que desarrolle un Proceso Constituyente basado en el anticapitalismo, el federalismo y el modelo republicano que permita avanzar en el sentido socialista.

http://www.mundoobrero.es/pl.php?id=3270

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles