Secretaría de Comunicación
Secretaría de Comunicación >
 

Fiesta PCE 2009


Intervención de Maite Mola, responsable de la secretaría de la mujer del PCE en el mitin político central de la Fiesta PCE 2009



Maite Mola / 19 sep 09

Queridos camaradas, queridas camaradas,
En primer lugar quiero expresar el agradecimiento en nombre del Partido a los y a las camaradas de Córdoba por acoger la Fiesta, y también a todos aquellos que llevan aquí todo el verano trabajando a muerte para que esta fiesta sea posible.

La actual crisis, la más grave del sistema capitalista, abre un nuevo escenario para la lucha de clases, el fracaso de este modelo económico es percibido y padecido más duramente por quiénes pertenecemos a la clase trabajadora, no es catastrofismo de la izquierda, es la realidad del empobrecimiento que vivimos día a día.
Hemos hecho un buen análisis desde el Partido y hemos lanzado propuestas que nos permiten ya mismo hacer frente a las consecuencias de esta crisis, sin olvidar algunas perspectivas importantes, como que las luchas y las reivindicaciones no son sólo de ámbito provincial, ni estatal, sino europeo y mundial.

La salida de la crisis tiene que ser una salida anticapitalista, con cambios en el modelo productivo y cambios en las relaciones sociales, que sea democrática, que beneficie a la mayoría de la población, poniendo las bases de la construcción del socialismo en el siglo XXI.

Debemos luchar por un cambio del sistema productivo, que es donde se explota a los trabajadores y a las trabajadoras.

El desempleo y el ejército de reserva son los que permiten mantener bajos los salarios, cuestión fundamental para la reproducción del capitalismo y sostiene la tasa de ganancia.

Tenemos que cuestionar la economía de mercado, en ella todo es mercancía, incluidas las personas, sirva de ejemplo el mercado de carne humana de la prostitución.

El PCE da alternativas a la población más desfavorecida, a quienes más padecen la crisis. No podemos olvidar en este acto que la situación de desigualdad y discriminación laboral de las mujeres en España es vergonzosa, con inferiores tasas de actividad y empleo que los hombres, más de veinte puntos, muy por debajo de la media europea; superiores tasas de desempleo; mayor tasa de temporalidad y precariedad; brecha salarial de un 26%; y feminización insostenible de los sectores y empleos más precarios.

Prestamos en muchos casos, demasiados, nuestros servicios a tiempo parcial. En todos los grupos de edad es mayor la tasa de pobreza relativa de las mujeres que la de los hombres.

La Ley integral contra la Violencia de Género, ni siquiera ha conseguido que el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas disminuya, la propuesta de Ley de Plazos es contestada desde el movimiento feminista, la Paridad dista mucho de ser una realidad en este país, en el que el PSOE se cuelga medallas por leyes como la de Igualdad, ley compendio de normativas europeas de obligado cumplimiento.

Las mujeres del Partido Comunista de España seguiremos organizándonos y participando de manera activa en las redes sociales, locales y mundiales, defendiendo la abolición de la prostitución, la erradicación de cualquier forma de violencia contra las mujeres, exigiendo la aprobación inmediata de una Ley de Plazos para la interrupción voluntaria del embarazo, garantizada de manera universal y gratuita desde la red pública sanitaria, la educación en igualdad, en una red educativa pública, laica, de calidad y con participación en su gestión de toda la comunidad educativa,
la equiparación salarial, la jornada de 35 horas por ley para repartir el trabajo entre todos y todas, acompañadas de legislaciones y mecanismos de control efectivos que realmente garanticen la igualdad laboral, política e integral de las mujeres, así como la defensa de los servicios públicos necesarios para avanzar en una sociedad de iguales.

En el PCE tenemos propuestas posibles, creíbles y ejecutables en el día de hoy, debemos hacerlas realidad impulsando la participación de los trabajadores y las trabajadoras en un proceso de cambio y transformación social, con debate, organización y movilización. La forma de cambiar, de transformar es luchando, y aunque es verdad que la sociedad está poco concienciada de su propia explotación, pero hay que apostar por la lucha y la concienciación.

Hay que movilizarse, emular a América latina, que es un referente necesario para las y los comunistas, donde han sido capaces de acercarse a la gente de ilusionar, de crear tejido social. Sólo movilizándonos de forma unitaria y masiva tenemos opción a parar que la crisis la paguemos los mismos de siempre y a crear ilusión entre nuestros camaradas, para hacer un Partido fuerte que llegue a la gente y permita el avance hacia el socialismo, para poner fin a todo tipo de explotación y opresión sin dominación patriarcal en armonía con la naturaleza y bajo el principio de que cada persona aporte según sus capacidades y reciba según sus necesidades.

El Decimo-octavo Congreso es un reto, pero el reto real es el del día siguiente, que seamos capaces de llevar adelante aquello por lo que apostemos. Tiene que ser posible, porque tenemos la fuerza y la razón.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles