Secretaría de Comunicación
Secretaría de Comunicación >
 

Opinión


La contrarreforma, el fútbol y el golpe de Estado



Carlos Anxo Portomeñe Pérez / 09 jul 09

Un amigo foráneo de visita en nuestro país se interesó por la situación
laboral y aporté algunos datos para ponerle en antecedentes. El paro —
dije — ha afectado en el primer trimestre de este año al 17,36% de la
población activa y se prevé que pueda alcanzar el 20%, la tasa más alta
de Europa. La temporalidad afecta a más de un 30% de los asalariados, de
hecho, el 89,7% de los contratos firmados en el primer semestre del año
2009 fueron temporales. El índice de siniestralidad laboral es el mayor
de la Europa de los 15. Las pensiones y los salarios...
—¿No tienen sindicatos de clase?— Interrumpió mi amigo.
— Por supuesto, y más de uno.— Contesté.
— Pero supongo que serán minoritarios, ¿cuántos afiliados tiene el mayor
de ellos?
— Un millón doscientos mil afiliados tiene Comisiones Obreras, el 5,2 % de
la población activa. Cuenta además con 120.000 delegados en las empresas y
centros de trabajo.— Expliqué con seguridad.
Debió extraer alguna conclusión que temía pudiese herirme porque a
continuación decidió hablar del tiempo.
Sobre nuestras cabezas, esas de trabajadores en precario, planea la
sombra de una nueva contrarreforma laboral. Según el diccionario, reforma
es aquello que se propone, proyecta o ejecuta como innovación o mejora en
algo. Es muy importante destacar que en este país se superponen
contrarreformas laborales que menoscaban constantemente los derechos de
los trabajadores: comencemos por hablar con propiedad.
Cuando alguien habla de reforma laboral hay que echarse a temblar, y el
papel de los sindicatos siempre es a la defensiva con respecto a la
Patronal y al gobierno. Cuando se sientan en la mesa del eufemístico
"diálogo social" siempre es para que el país se escandalice con las
mismas propuestas de máximos de la CEOE y el mismo país se contente
después porque sólo se aprobaron parte de esas propuestas de máximos.
¿Para cuando un "diálogo social" donde patronal y gobierno se
escandalicen con una propuesta de máximos de los sindicatos y después se
contenten con la aprobación de parte de esas propuestas? Dicen los
sindicatos que es posible hacer una reforma laboral sin necesidad de
abaratar el coste del despido. ¿Y por qué no es posible hacer una reforma
de verdad, en positivo para los trabajadores o como mal menor dejar las
cosas como están y no hacerla?
Durante el proceso de referéndum del Tratado Constitucional Europeo en
Francia, se ponía de ejemplo la situación laboral en España como el
paradigma de precariedad, temporalidad y quiebra de los derechos de los
trabajadores. Y todavía no había estallado la burbuja inmobiliaria. Este
país está en quiebra, entre otras causas, porque los señores del ladrillo
nos han conducido a ella. Y he aquí que en medio de la gran debacle uno
de los grandes ladrilleros, el señor Florentino Pérez, se convierte en
protagonista de este país de pandereta. Nada menos que el "capataz" de la
familia March, los descendientes del pirata y contrabandista del
Mediterráneo que financió el golpe militar de Francisco Franco.
Nuevamente convertido en presidente del Real Madrid se propone dilapidar
300 millones de euros en fichajes, a golpe de crédito, por supuesto. Al
parecer esa banca sin liquidez a la que el gobierno inyectó 50.000
millones de euros no tiene problemas para conceder dinero público para
jugadores de fútbol. Siguiendo además el modelo clásico que les llevó a
la quiebra, al aceptar como garantía la próxima construcción de viviendas
en una esquina del estadio Santiago Bernabeu, ese monumento a la gloria
futbolística donde tan buenos ratos disfrutó en su día el generalísimo.
El mismo día en que los medios pasaban de puntillas sobre el golpe de
estado de la patronal en Honduras, más de 80.000 individuos llenaban el
estadio madridista, no para ver un partido de fútbol, sino para ver a un
solo jugador desfilar por una pasarela después de haber fichado por 93
millones de euros. La paradoja es que adoran a su semidios Florentino
Pérez ignorando que el fichaje lo pagan ellos con su precariedad y sus
impuestos. Esto sólo puede pasar en este país, donde este año se van a
desahuciar a entre 76.000 y 84.000 ciudadanos por no poder pagar la
vivienda y un millón carecen de subsidio por desempleo. Curiosa mezcla de
club español y jugador portugués, ciudadano de un país en crisis
galopante que realizó la oportuna contrarreforma laboral en abril del
pasado año. Dos países que sufrieron las dictaduras militares más
longevas de Europa. Dos países con gobiernos socialistas que apoyan la
presidencia en la Comisión europea de Durão Barroso, el anfitrión del
"Trío de las Azores".
Para continuar con definiciones, alienación es el proceso mediante el
cual el individuo o una colectividad transforman su conciencia hasta
hacerla contradictoria con lo que debía esperarse de su condición. Así lo
define el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua. Marx
definió la alienación como las distorsiones que causaba la estructura de
la sociedad capitalista en la naturaleza humana.
En este contexto, políticos y sindicalistas de la sempiterna nueva
izquierda —los teóricos y practicantes de esta asfixiante paz social que
nos envuelve, los que alientan la pasividad frente al peligro de la
derecha— reivindican la necesidad de cambiar el discurso para llegar a la
sociedad, de adaptar el lenguaje para hacerse más cercanos, de abrirse a
los nuevos sujetos abandonando el discurso de clase.
Cuando arranque la liga de fútbol habrá miles de parados más, y el
gobierno y la patronal habrán presentado la nueva contrarreforma laboral
o estarán a punto de hacerlo. Nos pedirán que apretemos los cinturones y
convertirán en patriotismo la lucha contra la crisis. Resta ver cómo
reaccionarán los sindicatos.
Con este panorama, si algún día la gran patronal necesita apretar más,
como en Honduras, si necesita un nuevo 36, puede estar tranquila porque
ni siquiera necesitará pegar un tiro.

Carlos Anxo Portomeñe es Secretario general del Partido Comunista de Galicia

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles