Secretaría de Comunicación
Secretaría de Comunicación >
 

Izquierda Unida


Valencianos de alegría ...



Javier Navascues, Secretario de Formación del PCE y Director de la Fim / 12 ene 07

La militancia de Esquerra Unida del País Valenciano ha hablado, alto y claro. No sólo su dirección, no sólo su Comisión de Garantías, no sólo la Asamblea de EUPV; las bases, las y los militantes. Directamente, con su propio voto en urna. Y su pronunciamiento es indiscutible: EUPV no es una franquicia, es un colectivo humano con su propia organización, sus propias reglas y su propia voz.

En otro momento he dicho que la democracia no deja heridas. Por lo menos no nos las deja a quienes pensamos que la intervención colectiva en la transformación social sólo es imaginable y efectiva de forma democrática. Del mismo modo que el referéndum postal, con sus insuficiencias evidentes puestas aún más de manifiesto por las y los compañeros valencianos este viernes, era mejor que el "comercio de dirigentes" hasta ahora habitual y, por tanto, nadie discute su resultado, las voluntad colectiva de EUPV es indiscutible.

Cualquier intento de negarla o relativizarla sólo ocultaría una cosa; que IU como tal no interesa. Que se está pensando en un alzamiento de bienes político. En una apropiación de la historia, el trabajo y el sacrificio de miles de militantes para otra cosa. Algo que llevamos viendo ya durante demasiado tiempo, la propuesta de un cambio de naturaleza política de IU que es derrotada Asamblea tras Asamblea porque las bases no la quieren. Pero que una y otra vez, por la vía de los hechos, se pretende imponer.

De todas las crisis se aprende. De ésta basta con recordar algo que parecía olvidado. Si se le da la oportunidad a la base de pronunciarse, ésta lo hace. Y cuando lo hace, los problemas se resuelven. Acostumbrados como estamos al comercio de dirigentes, las bases son como la torna de Els Joglars, algo que se arroja a la balanza para equilibrar el intercambio entre los tratantes. Pero que se retira inmediatamente después, si hace falta. Y eso es lo que, con un poco de suerte, se ha acabado.

El acierto de la dirección de EUPV puede tener consecuencias trascendentales para el futuro. En otro momento, una situación análoga se hubiera intentado resolver con una negociación endiablada: los buenos, los malos, los regulares de un lado, los del otro, las terceras vías, ... Lejos de entrar en esta dinámica, la dirección valenciana ha hecho lo único que cabe hacer en democracia, invocar a las bases. Invocar a las bases ya no es gratis; a veces dirán lo que queremos, otras veces, no. A partir de ahora hay dos posibilidades, o cambiamos de forma de actuar de los dirigentes o tendremos que cambiar las bases por otras. ¿O mejor las eliminamos?

Entre las características de la refundación de una política de izquierdas para el siglo XXI, tal y como se viene prefigurando desde el arranque del movimiento no-global, está la superación de la diferencia dirigente-dirigido o, para ser más exactos, la que hay entre los que saben, entienden y deciden y los que como mucho hacen sugerencias. Esto es lo que puede estar empezando a pasar en IU. El núcleo sicótico del poder de los dirigentes, la decisión sobre quién es y quién no es cargo público ha de pasar de manera directa a las bases. Para, acto seguido, que estas emipiecen también a decidir sobre lo que hacen. Democracia participativa es muchas cosas, pero la primera de todas, decidir.

El Consejo Político Federal del día 20 lo tiene fácil. Las bases han decidido quién debe presentarse a candidato a la presidencia de gobierno, quién debe encabezar las listas en Andalucía y quién debe hacerlo en el País Valenciano. Su acierto vendrá, dando por sentado lo anterior, de ser capaces de lanzar un discurso electoral y político de giro a la izquierda adecuado a la crsis social y económica que se está gestando. Y los "lenines de cercanías" por favor, que sigan el consejo de Juan Ramón Jiménez, "no la toqueis ya más, que así es la rosa".

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles