Secretaría de Comunicación
Secretaría de Comunicación >
 

El Tribunal convalida los acuerdos con la Iglesia


Profesores de Religión denuncian que el TC les confunde 'con sacerdotes o monjas'



Secretaría de Comunicación del PCE/El Mundo / 24 feb 07

Falló en contra de una docente divorciada que fue despedida tras mantener otra relación

Otra asociación de docentes aplaude que se desautorice a quienes critican los acuerdos

MADRID.- El aval dado por el Tribunal Constitucional a los obispos para que puedan elegir o despedir a los docentes de Religión en base a su conducta ha generado una cadena de reacciones en sentidos opuestos. Desde la indignación de la principal afectada, una profesora canaria despedida por mantener otra relación tras su divorcio, pasando por la petición de una asociación de este colectivo y de sindicatos de la supresión de los acuerdos con la Iglesia, hasta la congratulación de otra organización por el fallo del Tribunal.

El fallo del TC viene motivado por la remisión, por parte del Tribunal de Justicia de Canarias, del caso de la profesora de religión María del Carmen Galayo Macías, a quienes las autoridades eclesiásticas de la isla no le renovaron el contrato por mantener una relación afectiva con un hombre distinto de su esposo, del que se había separado.

La sentencia considera que "el hecho de que el objeto de la enseñanza religiosa lo constituya no sólo la transmisión de unos determinados conocimientos sino también la fe religiosa de quien la transmite, puede implicar un conjunto de exigencias que desbordan las limitaciones propias de una empresa".

Galayo Macías, que está suspendida en el ejercicio de la docencia como profesora de religión desde hace siete años se ha mostrado "indignada" por la sentencia del TC, que llevará al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Según la docente, "parece que estamos en la época de la Inquisición porque si te separas de tu marido, te vas de copas, tienes un hijo soltera o te afilias a un sindicato, te retiran esa idoneidad".

"No soy cura, ni monja, ni he hecho voto de castidad", sin embargo, a "los curas pederastas no los retiran y dan clase de religión" católica, criticó Galayo, quien consideró una "aberración" esta primera sentencia del TC sobre este asunto, que afectará -advirtió- a otros 14 casos similares al suyo sobre los que está pendiente de pronunciarse.

Confundidos con 'monjas y curas
El vicepresidente de la Asociación Nacional de Profesores de Religión, Luis Guridi, ha expresado su respeto por las decisiones judiciales aunque discrepó "absolutamente" de la sentencia del Constitucional.

A su juicio, el Constitucional confunde a los profesores de Religión "con sacerdotes o monjas" cuando "los docentes no tienen voto de obediencia a los obispos y además son "mayoritariamente laicos o seglares". Según Guridi, la misión de los profesores de Religión no es dar catequesis o adoctrinar a los alumnos sino "decir lo que la Iglesia piensa".

Luis Guridi anunció que seguirán "luchando" contra estas injusticias, y dijo que la Asociación estudiará la posibilidad de recurrir en España y la de llevar el caso a los tribunales europeos.

Advirtió, además, que el fallo del Tribunal Constitucional no ha tenido en cuenta la ley que se aprobó el pasado año y que estableció que los profesores de Religión se rigen por el Estatuto de los Trabajadores.

El vicepresidente de la Asociación Nacional de Profesores de Religión criticó este fallo porque, a su juicio, va a ser "un paso más hacia el talibanismo absoluto católico" y comparó la situación actual con el "nacionalcatolicismo" de los años cuarenta y cincuenta.

Visiones opuestas
Desde la Confederación de Sindicatos de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza - Intersindicales (STES-I), se ha subrayado la necesidad de que se deroguen los Acuerdos Iglesia-Estado, ya que que "algunos preceptos son inconstitucionales". "No sólo comprometen a las personas que imparten esa materia, que deben destacar, según la sentencia, por su recta doctrina y el testimonio de su vida cristiana, sino a todo el sistema educativo".

Asimismo, denunció que estos acuerdos "suponen la consagración de unos privilegios para una confesión religiosa que en un estado laico no tienen razón de ser". En esta línea, recordó que, en la actualidad, las 17.000 personas que ejercen esta función son pagadas por el Estado, "a pesar de que es el Episcopado quien les elige y despide a su antojo".

Sin embargo, la resolución ha sido acogida de buen grado en otra de las asociaciones integradas por docentes de Religión. El vicepresidente de la (APPRECE), Rafael Martín, considera que la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) porque "le quita la razón y los argumentos a los que vienen defendiendo que los Acuerdos Iglesia-Estado son inconstitucionales".

"Quienes han coaccionado los concordatos han quedado desautorizados. Nos congratulamos de que haya sido este alto tribunal el que les haya quitado la razón y los argumentos", aseguró Martín, quien no quiso "entrar en la vida íntima" de la profesora de Religión despedida.

Asimismo, consideró "de sentido común" el que sea el obispo el que declare la idoneidad del profesor de Religión porque, según recordó, "la asignatura es confesional" y "el que representa la confesión católica en cada diócesis es el obispo".

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles