Secretaría de Comunicación
Secretaría de Comunicación >
 

Cambio climático


Pasar de las palabras a los hechos para frenar el cambio climático



Ecologistas en acción / 08 feb 07

En las últimas semanas el cambio climático ha aparecido muy frecuentemente en los medios de comunicación (la visita de Al Gore ha sido la última ocasión), y la clase política ha aprovechado la oportunidad para realizar discursos grandilocuentes vacíos de contenido.

Nuestras ciudades siguen sin tener, en la gran mayoría de los casos, planes de movilidad sostenibles que evitarían en gran medida las emisiones de gases de efecto invernadero producidas en las mismas. Por el contrario, se continúan construyendo grandes infraestructuras de transporte: ampliación de autovías (como la M-30 en Madrid), autovías de circunvalación, autovías sin más, trenes de alta velocidad (grandes emisores de CO2), etc. fomentadas por todas las administraciones públicas, desde la estatal hasta las municipales, pasando por las autonómicas.

El derroche energético se sigue produciendo cada vez que la iluminación de nuestras calles está sobredimensionada y envía una gran cantidad de luz al cielo, los edificios públicos no se encuentran bien aislados térmicamente y el calor de las calefacciones (y la climatización en verano) se escapa por puertas y ventanas, los programas de concienciación ciudadana para ahorrar energía son inexistentes o se quedan en anecdóticos pues no se difunden a todos los ciudadanos, la gestión de la demanda no se lleva a efecto, y el resultado final es un crecimiento continuo de la demanda energética en nuestro país. La situación es tan insostenible que, en el último año, ello ha conducido a un déficit tarifario eléctrico.

La proporción de la energía que consumimos generada por fuentes renovables sigue siendo ridículamente baja. El acceso de la población a fuentes de energía más respetuosas con el medio ambiente no se facilita convenientemente.

Nuestro país es el que más lejos se encuentra de sus compromisos internacionales de reducción de emisiones (Protocolo de Kioto)
Los objetivos de reducción de emisiones globales para evitar un cambio climático catastrófico se deberían fijar en el 30% para el año 2.020 y en el 80% para el 2.050. De no cumplirse estos objetivos la concentración de Dióxido de Carbono en la atmósfera continuará aumentando inaceptablemente, y los científicos ya han establecido lo que ocurrirá (más lo que ya está ocurriendo) para los diferentes niveles de concentración. Es evidente que un nivel de reducción de emisiones como el citado no es posible con el modelo socioeconómico actual, basado principalmente en los combustibles fósiles. El tiempo que pase hasta que nos decidamos a cambiar el modelo por uno sostenible e independiente del carbono, será tiempo perdido que no recuperaremos. En este caso el tiempo perdido significa condiciones de vida peores, muertes humanas en algunos casos.
Los políticos tienen la obligación de actuar ya.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles