Secretaría de Comunicación
Secretaría de Comunicación >
 

Simón Sánchez Montero


El PCE expresa su “inmensa satisfacción” por el reconocimiento a Simón Sánchez Montero



Secretaría de Comunicación del PCE / 18 ene 07

Madrid, 18 de Enero. El PCE considera que la concesión a Simón Sánchez Montero de la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, es un reconocimiento a una trayectoria personal como comunista, de Simón Sánchez Montero y colectivo a todos los camaradas que como él lucharon contra la dictadura franquista y por las libertades en España.

El Secretario General del PCE Paco Frutos ha expresado su “ inmensa satisfacción y la de todo el Partido por este reconocimiento póstumo, de un hombre de partido durante toda su vida” y continuó diciendo que fue “un luchador incansable e incombustible por sus ideas”.

La inmensa satisfacción por este reconocimiento, es una obligación para estar presentes como comunistas en los actos de homenaje que se tiene previsto realizar. Simón que trabajó por la unidad en el Partido y en la izquierda, no entendería que a su partido se le dejase al margen de los mismos.

Simón Sánchez Montero fue diputado por el PCE, en las primeras cortes democráticas de 1977 y posteriormente en 1979. Miembro del Comité Central del PCE. Fue un destacado luchador sindical por los derechos de los trabajadores, que hasta los últimos días de su vida tuvo al PCE como referente. Simón fue un gran comunista, que siempre tuvo al PCE como referente de organización y lucha, nacido el 31 de Julio de 1915 en Nuño Gómez (Toledo). Luchó en la Guerra Civil en un batallón de panaderos. Tuvo un papel importante en la lucha por las libertades y la democracia en España. Es y será un referente para los y las comunistas por su constancia y coherencia en la defensa de sus ideas de izquierdas y del comunismo. Al igual que tantos obreros y campesinos, Simón se incorporó al PCE en 1936 con el anhelo de defender la República de la agresión del fascismo nacional e internacional. Combatió en el frente en el seno de un batallón formado por el sindicato de panaderos de Madrid y como tantos comunistas conoció durante años, en su caso catorce, la represión de las cárceles franquistas. Trabajó por reconstruir el PCE en la clandestinidad cuando esta tarea implicaba la posibilidad cierta de ser asesinado por el régimen, como le sucedió a Julián Grimau en 1963 y a tantos camaradas. Fue parte destacada de la dirección del PCE que orientó la construcción de un amplio movimiento popular de resistencia contra el franquismo, que vertebró a los trabajadores en el sindicalismo sociopolítico de las Comisiones Obreras, que planteó la “Alianza de las fuerzas del Trabajo y la Cultura”, que convirtió a los comunistas en el corazón de la lucha por la recuperación de la Libertad.

Criado en una familia campesina, a los 12 años se traslada a Madrid donde trabaja de aprendiz de sastre y de panadero. Desde muy joven tuvo contacto con el sindicalismo republicano. En 1936 comienza a militar en el PCE. Durante la Guerra Civil se incorpora a un batallón creado por el sindicato de panaderos y durante el último año de la contienda ejerce como profesor en una escuela de la calle ODonnell dando clases sobre política del Partido.

Finalizada la guerra, logra huir a Sevilla, donde trabaja en un taller. Regresa a Madrid en 1944 y, un año más tarde, es detenido y condenado a prisión, donde permanece hasta 1952. En septiembre de 1954 es elegido miembro del Comité Central del PCE y, dos años después miembro del Comité Ejecutivo

Tras varios viajes a Francia y mantener contactos con dirigentes comunistas en el exilio, siendo uno de los máximos responsables del partido en la clandestinidad, vuelve a ser detenido en 1959. Simón utilizó, entre otros, el seudónimo de "Ángel Medina".

Puesto en libertad en 1966, buena parte de los años siguientes los pasa entrando y saliendo de las cárceles franquistas y también tras la muerte del dictador: del 21 de diciembre de 1973 al 28 de noviembre de 1974, del 14 de noviembre de 1975 al 2 de diciembre de ese año, del 21 de febrero al 4 de agosto de 1976, y del 22 al 30 de diciembre de 1976.

La inmensa satisfacción por este reconocimiento, es una obligación para estar presentes como comunistas en los actos de homenaje que se tiene previsto realizar. Simón que trabajó por la Unidad en el Partido y en la izquierda, no entendería que a su partido se le dejase al margen de los mismos.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles