Secretaría de Comunicación
Secretaría de Comunicación >
 

IU/Una aclaración necesaria


Lo que sí paso, en el CPF de IU de 25 de junio



Secretaría de Comunicación el PCE/Rebelión / 10 ago 06

El día 8 de agosto, Rebelíon publica una entrevista realizada a Enrique Santiago, en la misma se atribuyen a miembros del PCE y de IU supuestas acciones en el trascurso de las negociaciones entre las distintas candidaturas, Enrique Centella miembro de la comisión negociadora por la candidatura de De Santiago, responde y aclara en una carta a Rebelión, publicada el 10 de agosto los hechos.

No soy muy dado a trasladar públicamente las cuestiones internas que afectan a Izquierda Unida, ni siquiera cuando se utiliza mi nombre para alguna cuestión sin haberme solicitado el oportuno permiso. Rebelión sabe bien de lo que hablo. Poco después de concluida la ultima Asamblea Federal de Izquierda Unida, rebelión publicaba un articulo firmado por algunos de los dirigentes que encabezamos una de las candidaturas que se presentaron en dicha asamblea, y entre ellos figuraba mi nombre sin haberme consultado.

Me dirigí a rebelión para advertirle de la situación siendo invitado a escribir un artículo que rechacé por entender que era innecesario airear situaciones poco agradables. Mi única intención, para que no volviera a ocurrir, era dejar constancia de que se había sido colocado mi nombre en un artículo del que ni tan siquiera conocía su existencia. Aún sin estar de acuerdo con algunas de las apreciaciones que el articulo recogía preferí no enturbiar una situación ya de por si compleja y desconcertante. Ya digo, mi única intención fue alertar de la situación para que no volviera a ocurrir. Así se lo manifesté al compañero Enrique de Santiago el cual me solicitó disculpas por lo ocurrido. Así las acepté porque lo último que pienso de un camarada es que tenga malas intenciones en su actuación.

Hoy, sin embargo, me veo obligado a salir públicamente para dejar bien clarito lo acontecido antes del último Consejo Federal donde se consumó un pacto secreto entre, al menos, la candidatura encabezada por Gaspar Llamazares y parte de la candidatura que encabezó el compañero De Santiago. Digo secreto y digo bien como más adelante explicaré con todo lujo de detalles. Lo hago contrariado y obligado por la entrevista que rebelión pública donde en unos casos Enrique cuenta medias verdades cuando no falta a la verdad de forma descarada.

Lo hago absolutamente obligado por los acontecimientos y desde el convencimiento absoluto de que la verdad, en si misma, es revolucionaria. Y la honestidad es elemento imprescindible de la propuesta revolución cuando no la revolución en si misma.

Si hay elementos que omito es por centrar bien la cuestión y no desviar el asunto pero estoy dispuesto, incluso de forma pública, a entrar en cualquier tipo de explicación sobre cualquier cuestión de lo acontecido en la dirección federal y la propia candidatura desde la Asamblea Federal hasta la fecha.

Pretendo pues, relatar lo más asépticamente posible los hechos acontecidos y verter unos mínimos análisis políticos hacia el interno y el externo de Izquierda Unida.

Fui uno de los elegidos para negociar en nombre de la candidatura una posible integración política en el seno de la dirección federal de IU en el mes de Marzo. La primera reunión transcurrió marcando el terreno de juego donde se iban a desarrollar los intentos de acercamiento. Posteriormente surgieron elementos políticos y de relación interna que paralizaron las conversaciones.

El 18 de Junio se celebra en la sede de Olimpo una reunión de la candidatura que encabezó Enrique de Santiago. Una semana antes de la celebración del Consejo Federal no estábamos muy convencidos de que hubiera nuevos encuentros entre las candidaturas que se confrontaron en la Asamblea Federal. Tan es así que la candidatura, casi al completo, decidió que si se nos volvía a llamar para negociar manteníamos los mismos representantes que los nombrados hasta la fecha. Esto es, Ginés Fernández, Juan Ramón Sanz, Fran Pérez, Jorge García y el que escribe. Creíamos en ese momento, de forma inmensamente mayoritaria, que Gaspar iba a presentar una propuesta de integración política y de dirección directamente en el Consejo sin negociarla previamente como un ejercicio de teatro político, intentando evidenciar que eran otros los que renunciábamos al entendimiento mientras él y sus colaboradores eran los adalides de la integración y el entendimiento. De ahí que el acuerdo unánime de la candidatura fue textualmente “refrendar nuestros representantes en la negociación por si se nos llamaba a negociar”. Recuerdo que estábamos a una semana del Consejo y que en los tres meses anteriores ni siquiera se había comenzado a negociar propiamente dicho.

Para sorpresa de la inmensa mayoría se nos convoca para el jueves 22 de junio a media mañana en la sede Federal. Al llegar a Madrid desde Córdoba que es donde ejerzo mi actividad política, el compañero Juan Ramón Sanz en la misma puerta de la sede nos traslada al compañero Fran Pérez y a mi mismo que parecía que nos iban a ofrecer que Enrique de Santiago se convirtiera en el número dos real de IU, ocupando la responsabilidad de Coordinar el Grupo Parlamentario pasando a ocupar una de las secretarias en la comisión permanente con esa idea, la de convertirse en el número dos de nuestra fuerza política.

En la citada reunión de 22 de Junio no pudo asistir el compañero Ginés Fernández por encontrarse fuera de Madrid en tareas relacionadas con el manifiesto programa del PCE, pero si estuvimos presentes los mencionados Fran y Juan Ramón además de Jorge García y yo mismo. Por la candidatura de Gaspar Llamazares estuvieron presentes los compañeros Manuel Cámara y Javier Alcázar.

La reunión la abrió el compañero Cámara presentando un documento, se nos entregó allí mismo, y una propuesta de integración que textualmente decía que “Enrique de Santiago ocuparía una secretaría al mismo nivel, ni por encima ni por debajo de las ya existentes”.

El compañero Fran tras una lectura apresurada del documento evidenció avances con respecto a otro documento que no se pudo negociar por el parón de las conversaciones meses atrás, y expuso algunas de las cuestiones que habíamos hablado en las reuniones de la candidatura con la salvaguarda de estudiar mejor el documento y hablar con más propiedad al día siguiente.

Intervenimos prácticamente todos los presentes pero me van a permitir que me detenga en la que personalmente protagonicé. Fui precisamente yo quien se mostró en desacuerdo con que el compañero De Santiago ocupara una secretaría del mismo nivel de las existentes contestando el compañero Cámara que era una cuestión a estudiar.

En lo que más hincapié hice fue en la parte del documento que se refería a la reforma laboral. Hasta en tres ocasiones tomé la palabra para decir que era muy difícil que nuestra candidatura aceptase algún posicionamiento que no fuera el rechazo frontal al acuerdo adoptado entre gobierno, patronal y sindicatos. Es posible que me pusiera algo pesado en una cuestión de la que dije era nuestra seña de identidad obrera. La respuesta textual que obtuve allí mismo era que no estaban dispuestos a ir más allá. El propio Javier Alcázar afirmó que “bastante habían avanzado con decir que nuestro voto no iba a ser positivo a la convalidación de Real Decreto cuestión que estaba provocando un gran enfado de los sindicatos CCOO y UGT desde que se habían enterado”. Esta es la literalidad del posicionamiento que nuestros interlocutores mantuvieron en esa reunión. MI posición la dejé meridianamente clara en varias ocasiones, “veo casi imposible que nuestra candidatura acepte un acuerdo político que no contemple un rechazo a una reforma laboral que entendemos como una vuelta de tuerca más a los trabajadores y trabajadoras”. Así de claro me expresé en esta cuestión que tiene que ver con el hilo rojo de la acción política de IU.

Qudamos en hablar al día siguiente para ver que posibilidades de acercamiento pudieran existir. Una vez acabada la reunión el compañero Cámara nos preguntó, “qué le digo a Gaspar? Le traslado un sentir positivo o negativo? Los cuatro compañeros allí presentes le trasladamos que había elementos de acercamiento que considerábamos positivos.

Una vez acabada la reunión el compañero Fran Pérez y yo creímos conveniente trabajar esa tarde el documento para poder dar una opinión más formada al día siguiente y en cualquier caso tener claro que la comisión nombrada no tenía capacidad para decidir por lo que había que consultar con la candidatura.

Al día siguiente, 23 de Junio, Viernes, a dos días de la celebración del Consejo Federal tras una larga noche de trabajo en el documento y habiendo consultado con compañer@s de la candidatura y la dirección del PCE, planteo al compañero Fran Pérez cuatro cuestiones que, a mi modo de entender eran imprescindibles para el acuerdo. A saber; oposición a la convalidación del Real Decreto de Reforma Laboral, proponer que se tramitara como proyecto Ley y presentación de propuesta alternativa por parte de nuestro grupo parlamentario. Renuncia del compañero Pedro Antonio Ríos a la asesoría del Ministerio del Interior y compromiso de que ningún compañero más iba a entrar en los niveles intermedios del gobierno. Reforzar el carácter Federal de IU obligando a Esker Batua a retirar su petición de ingreso en el PIE y respetar la organicidad de Izquierda Unida cumpliendo escrupulosamente los estatutos en cuanto a las funciones de cada uno de los órganos que componen nuestra estructura para lo que hacia falta un reglamento de funcionamiento. Cuatro propuestas para el acercamiento con un límite claro que tiene que ver con el ADN obrero, que no obrerista, de una fuerza política transformadora, la oposición a la reforma laboral pactada con la patronal planteada después de un vistazo rápido al documento.

El propio Fran Pérez me recomendó que me dirigiera, para expresarle esta opinión, al compañero Cámara recogiendo mis palabras diciendo que las plantearía en una reunión que estaba a punto de realizarse a media mañana del viernes 22 de Junio.

A la mañana siguiente, sábado 24 de junio, se celebraba en la ciudad de Córdoba la Asamblea Andaluza que debía fijar el programa marco del conjunto de IULV-CA para las próximas elecciones municipales. Me fue imposible contactar ni con el compañero Fran ni con el compañero Cámara a lo largo de la mañana a pesar de intentarlo en varias ocasiones.

Alarmado por la falta de comunicación y “mosqueado” por los rumores provenientes de Málaga de que la candidatura había llegado a un acuerdo con la dirección, decidí a última hora de la mañana a llamar al compañero Rubén Fernández y preguntarle directamente si es cierto que hay un acuerdo con la candidatura que encabezó De Santiago.

En torno a las 14 horas el compañero Rubén me informa que existe un acuerdo cerrado con el compañero Enrique de Santiago por el propio Gaspar Llamazares en una reunión mantenida por ambos el miércoles 21 de junio. Un día antes de la reunión que mantuvimos ambas candidaturas!!! Pueden imaginar mi sorpresa y estupor por la información que el compañero Rubén me estaba facilitando. En ese mismo instante le trasladé al mencionado compañero que le estaba hablando el número dos de la candidatura y que en ningún momento la candidatura había avalado, ni siquiera conocía ningún tipo de acuerdo.

Inmediatamente después llamé telefónicamente al compañero De Santiago para preguntar si era cierta la información que Rubén Fernández me había trasladado. Enrique me confirmo el acuerdo y le pregunté, bastante malhumorado, quién era él para llegar a acuerdos en nombre de una candidatura que tenía unos representantes elegidos para negociar.

Consumada la traición al colectivo, de manera afortunada, decidimos en la misma puerta del Consejo Federal no reunir a la candidatura ya que los ánimos, como pueden entender estaban muy encendidos.

Este es el relato de los hechos de forma objetiva si he omitido alguno ha sido por no desviar la atención pero vuelvo a afirmar que estoy dispuesto, incluso públicamente, a hablar de otros datos que vendrán a reforzar lo aquí relatado.

Pueden imaginar cómo se sintió el que escribe cuando el Sábado se entera que un día antes de la reunión para negociar!!! nuestro número uno ya había cerrado un acuerdo con el propio Gaspar que desconocimos hasta 20 horas antes de celebrarse el Consejo y porque se me ocurrió llamar al compañero Rubén. De lo contrario nos hubiéramos enterado en el propio Consejo. Pueden imaginar la cara de idiota, permítanme la expresión, que se le queda a uno cuando se entera que antes de empezar la negociación ya se había cerrado un acuerdo que, por supuesto, incluía puestos para algunas personas en la dirección, parece ser, que acompañadas de liberaciones e incluso algún puesto de salida para las próximas elecciones en algún municipio del entorno de la ciudad de Madrid.

Esta es la historia, la intrahistoria de lo ocurrido. Lamento sinceramente estar obligado a ofrecer tantos detalles. Me he visto obligado a ello y estoy dispuesto a seguir ofreciendo datos ya que parece que esa es la dinámica que el compañero De Santiago quiere imprimir quizás creyendo que en un ejercicio de falsa responsabilidad íbamos a permanecer impasibles ante las mentiras y medias verdades que expresa en la entrevista que publica rebelión.

No es cierto, como he demostrado, que los cinco representantes de la candidatura respaldáramos el acuerdo en la mesa de negociación. Uno de ellos no estuvo presente, otro dejó clara la dificultad para llegar al acuerdo si no se rechazaba la reforma laboral pactada con la patronal, y los demás sólo llegaron a decir que había avances.

Es cierto que hubo un pacto secreto del que no tuvimos conocimiento en la mesa negociadora y del que nos enteramos porque la dirección federal nos informó de ello 20 horas antes de la celebración del propio Consejo Federal.

De las cuatro propuestas que este representante formuló solo media le fue aceptada, la idea de presentar una propuesta de reglamento de funcionamiento.

Relatado los hechos permítanme alguna que otra consideración que tiene que ver con la reflexión política, esta vez desde mi visión absolutamente subjetiva. He estado en los últimos meses muy encima de las cuestiones de la posible integración en IU y quiero expresar que la dirección del PCE, a la cual no pertenezco en su ámbito más reducido, ha actuado con una honestidad política impresionante, sin consignas, construyendo colectivamente todos y cada uno de los posicionamientos políticos con la participación de todas y todas incluso de los que no éramos miembros de la Dirección. No son de recibo los ataques de De Santiago a ella, el PCE ha vuelto a mostrar una muestra de madurez como nos tiene acostumbrados por otra parte. Con este PCE, actuando de forma colectiva, tejiendo las síntesis, hay elementos para la esperanza en la izquierda transformadora en nuestro país.

Los que nos reclamamos de “lo nuevo” tenemos un examen permanente, nuestra propia praxis, nuestra hoja de servicio como diría el camarada Anguita. Nosotros mismos, nuestra actuación diaria, cotidiana, nos va colocando en nuestro sitio, el que nosotros mismos elegimos. Lo nuevo se va a abrir paso en Izquierda Unida, se está abriendo paso ya aunque de forma lenta, y lo está haciendo porque somos muchos los que estamos comprometidos en ello. La nueva IU está ya en marcha y será imparable no porque lo digamos, sino porque lo hacemos. Lo nuevo es honestidad y colectivo. Lo nuevo es la vuelta a los orígenes de los ideales y la práctica revolucionaria, lo nuevo son liderazgos compartidos, horizontales. Así, cuando un dirigente traiciona no se derrumba el colectivo surgen nuevos lideres más fuertes y poderosos en la medida que son capaces de actuar en y para el colectivo.

Lamento profundamente haber tenido que escribir este articulo. He escuchado a muchos compañeros en las últimas semanas decir que ya estamos como siempre, la vieja historia de los líderes que se creen por encima del colectivo e intentan manipularlo. Algunos llegan a afirmar que lo que se consiguió de ilusionante en la última Asamblea se ha ido en un segundo por el caño. No estoy de acuerdo. Somos más fuertes ahora que antes, y si han vuelto algunas lágrimas han sido para hacernos más fuertes, para creer más en la necesidad de lo nuevo, para ser más laicos y confiar en el colectivo. La nueva IU está ya en marcha y es imparable. Por necesidad y por compromiso militante de cientos de hombres y mujeres en el conjunto del Estado.

Fdo. Enrique Centella Gómez
Nº 2 Candidatura encabezada por De Santiago
Coordinador Provincial IULV-CA Córdoba

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles