Quiosco de Prensa
pce.es > Quiosco de prensa

“Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro la voces de los ecos,
Y escucho solamente, entre las voces, una.
Retrato, Antonio Machado

“Frente a la Europa de los mercados, la Europa de los Trabajadores”

Europa en pleno

Yalitza Seleny García Véliz / nuevaprensa.com.ve / 14 oct 11

[+] Más Información en este enlace

Desconozco si fue coincidencia o si realmente se planificó como un preámbulo a la gran marcha mundial que para el 15 de octubre se organizó en pleno centro de la capital española, para dar apoyo a las protestas que contra el sistema se vienen gestando.

El caso es que en el Ateneo de Madrid, se desarrolló el encuentro de las Izquierdas Unidas Europeas, bajo el lema “Frente a la Europa de los mercados, la Europa de los Trabajadores”, evento éste por demás interesante, porque aunque nos mantengamos al margen, es nuestro deber estar enterados desde todos los ángulos.
En el mismo se contó con la intervención de los franceses Pierre Laurent, Presidente del PIE, (Partido de Izquierda Europeo) y Jean Francois Gau, del Partido Comunista Francés, además de Cayo Lara Coordinador Federal del IU, Izquierdas Unidas, José Luis Centella, Secretario General del Partido Comunista Español, Daniel Morallo, Gregorio Gordo y Maite Molas Vicepresidenta del PIE.

En aras de la objetividad puedo contarles que el punto convergente de las ponencias fue el apartarse un poco de las filosofías y realizar acciones concretas, para satisfacer las aspiraciones de un colectivo que poco a poco inicia su despertar y exige un cambio.

Para ello se planteaba la elaboración de un documento accesible al ciudadano común como el preludio de la recolección de un millón de firmas para Marzo del 2012, donde se planteará la creación de un gran bloque de Iniciativa Ciudadana.
Entre otros tópicos, se solicitará la creación del Fondo de Desarrollo Social y Solidaridad, el rechazo a los planes de austeridad y los préstamos del Banco Central Europeo a intereses bajos.

Se hablaba de la inminente caída de Dexia, el Banco más importante de Europa y con él la debacle económica cuyos efectos ya se sienten y de que la crisis no es tanto económica sino de conciencia.

Por su parte Cayo Lara, hablaba de “repolitizar la conciencia de los ciudadanos, porque los cerebros están conquistados por los dominadores”, de que “la crisis es medida por el paro”, del “secuestro de la democracia, cuando se reformuló la Constitución de la noche a la mañana y la privatización de los servicios públicos”. “Se debe pagar y luego comer, sin embargo España forma parte del llamado Escudo Antimisiles de la OTAN”.

Pierre Laurent, anunciaba que ya ha llegado la hora. “Debemos ser artesanos de la esperanza”. Maite Molas expresaba que era difícil unir la Izquierda Europea, pero más aún la española y sin embargo estaban allí.

Por mi parte escuchaba todo aquello y a pesar de que no se exponía nada nuevo, yo me preguntaba y me pregunto ¿dónde está la luz?, ¿cómo harán los gobiernos para satisfacer las necesidades de crecimiento de sus pueblos?, ¿qué fórmulas implementarán para generar empleo a tantos jóvenes formados?.

Pareciese que ni aquí ni allá, los cambios darán respuestas. No quiero aprovechar este espacio para soltar mis miedos, sin embargo me envuelve el pánico al pensar que los grandes dirigentes del mundo, no encuentren el horizonte y busquen la salida más inmediata: La III Guerra Mundial.

Frente al colapso es la fórmula que se ha usado a lo largo de la historia. Al final lamentablemente la guerra es un negocio más. La diferencia consiste en que es más radical y sus resultados más sangrientos.

Es mejor reparar el asfalto, arreglar y construir jardines públicos que lanzar una bala.

Luego venía de vuelta en el Metro y allí por primera vez, alguien me sonrió sin los obligados audífonos que los usuarios suelen portar para aislarse del mundo. Era una mujer madura llamada Pilar. Con los ojos más brillantes que yo haya visto alguna vez. Le cedió el puesto a mi hija pequeña y me decía que amaba a Latinoamérica porque ella sí tenía memoria histórica. Y yo le pregunté: ¿cómo es eso?...

-¡Hija, porque lo peor no fue la guerra civil, sino lo que vino después. Aquí nos estábamos muriendo de hambre y los venezolanos, los argentinos y los latinos en general nos recibieron con los brazos abiertos!... y entre cuento y cuento, me hablaba de su indignación y de cómo el cansancio devoraba toda su ilusión. En la plenitud de su vida me espetó: ¡Me dediqué a criar a mis hijos y tengo un matrimonio que es una mierda y no tengo un puto duro ni la esperanza de conseguir un empleo, por lo tanto debo aguantar!. Y yo pensé aunque no nos llamemos Pilar, somos el pilar del mundo.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles