Quiosco de Prensa
pce.es > Quiosco de prensa

“Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro la voces de los ecos,
Y escucho solamente, entre las voces, una.
Retrato, Antonio Machado

Izquierda Unida

Terreno «abonado» a la marcha

B. López / ABC Córdoba / 17 abr 08

En marzo de 2006, el entonces ministro de Defensa, y ahora presidente del Congreso, José Bono, sorprendía al señalar que «le agradaría mucho ver» a la alcaldesa, Rosa Aguilar, como ministra de Zapatero. Aquello no pasó de «culebrilla» mediática. Lo que ha sucedido los últimos días, por el contrario, es una «anaconda» informativa. La primera edil reveló que el 9-M para el Senado marcó la casilla de la candidata socialista, Maribel Flores, apelando al voto útil [alegó que Flores tenía opciones de lograr el acta mientras IU casi no las tenía], contra el que tanto lucha la coalición, y abrió su enésima guerra con el PCE al confesar que llevaba años sin pagar las cuotas de éste. Llovía sobre mojado, porque en las generales y en las autonómicas prácticamente no hizo campaña a favor de IU.

Estas declaraciones han generado muchas dudas: ¿Está preparando con gestos significativos su marcha de IU? ¿Acabará en el PSOE? ABC ha consultado sobre su futuro a relevantes e históricos responsables de IU y a ex dirigentes de la coalición que acabaron saliendo de ella e, incluso, enrolándose en el PSOE. Con matices y distintas explicaciones, la mayoría coincide en que Aguilar puede acabar fuera de su actual partido, aunque no se «mojan» tanto sobre si será para ir a las filas socialistas.

El presidente ejecutivo del PCE y miembro de la dirección federal de IU, Felipe Alcaraz, abre el fuego. Quien fue, entre otros cargos, líder de los comunistas andaluces 21 años o portavoz de la coalición en el Congreso, declina valorar si con sus palabras prepara su marcha. Ahora bien, cree que muestran «un proceso ideológico de cambio». Dice que no sabe si la regidora dejará la coalición -«Ése es su problema», espeta-.

Ahora bien, no oculta su disgusto con que, cuando IU ha combatido el voto útil, la alcaldesa haya incurrido en él. «Es inaceptable», afirma, para añadir que «ha perdido toda autoridad en el debate que empezamos». Alude a la asamblea federal en la que la coalición elegirá nuevo coordinador nacional y dirimirá su futuro.

Aguilar ha señalado que, cuando acabe esa cita, sacará sus conclusiones y dirá qué hace con su futuro. A Alcaraz ese mensaje le suena a «presión»: «No es aceptable que diga que esperará a ver lo que decide la mayoría. Y, si no le gusta, se va o hace lo que le parezca».

Reconoce que en IU hay «dolor» por su voto a Flores, porque «Gaspar Llamazares [coordinador federal] y Aguilar dicen que tienen la solución al problema de IU. ¿Cuál es? ¿Votar al PSOE? Ésa no es la solución y no la aceptaremos. Eso es darle punto final a IU».

Puestos a lanzar preguntas, una del periodista: ¿Se irá la alcaldesa al PSOE? «Ni lo sé, ni me interesa», concluye.

Más crítico es otro histórico dirigente, Antonio Romero, ahora líder del PCA en Málaga y miembro de la dirección de IU a nivel federal y andaluz; así como en su día coordinador regional, congresista o parlamentario. A su juicio, con sus confesiones Aguilar se «coloca en el mercado»: «Puede que no se vaya de IU, donde está muy incómoda, pero es muy extraño que haga esas declaraciones si no es para caer en gracia al PSOE, que está en fase de nombramientos de altos cargos».

«Fases terminales» cruzadas
A Romero tampoco le gusta que anuncie que participará en la asamblea federal, pero, «si no le gusta lo que sale, se va. Eso indica que está con un pie fuera y otro dentro. IU tiene futuro. No está en fase terminal, como dice ella. La que está en fase terminal en IU es Aguilar».

Su voto a Flores lo tilda de «deslealtad enorme». Continúa afirmando que, aunque no quiere ser «taxativo», «no me extrañaría nada, nada, que Aguilar acabara marchándose de IU». Y, si coge la puerta, apunta, «su destino podría ser el PSOE. Es la crónica de un trasvase anunciado, que tiene más visos de que se cumpla que el del Ebro».

Pero, no todo el mundo lo ve igual en IU. Concha Caballero, ex portavoz de la coalición en el Parlamento, y actualmente integrante de la dirección andaluza y de la federal, así como aliada de la regidora en muchas batallas internas, no cree que la primera edil esté organizando su salida de IU. Incluso, califica su sufragio al PSOE en el Senado como «anecdótico».

Sobre el futuro de Aguilar, está «convencida» de que «dará la batalla» en la asamblea federal «por el proyecto de IU que tiene en su cabeza, una fuerza más amplia y abierta. Otra cosa es, si eso no ocurre así, qué hará con su vida. Eso es una opción personal. Será una asamblea decisoria para todos y para la opción que cada uno tomemos después».

Eso sí, descarta que, si se va, acabe en las filas socialistas: «No creo que ella se fuera al PSOE. Si Rosa [Aguilar] se hubiera querido ir a ese partido, hace tiempo que lo podía haber hecho y en unas condiciones bastante espectaculares. Si continúa en IU, a pesar de que ha tenido ofrecimientos muy, muy, importantes del PSOE, es porque sigue apostando por el proyecto».

Desde la «barrera», al estar ya fuera de IU tras ser expulsado en 2004, Luis Carlos Rejón, ex coordinador regional de la coalición, «amigo» de la regidora y su asesor en las dos últimas municipales, asegura que «no me consta para nada» que la primera edil esté allanando el camino para decir adiós. «Y tengo información privilegiada, porque tengo una magnífica relación con ella», avisa.

«Sepulcros blanqueados»
Ve «muy bien» que Aguilar diga «lo que piense». Y destaca que ella no ha sido «hipócrita», como la «gente de IU que ahora se rasga las vestiduras y en las pasadas municipales pidió el voto en blanco o la abstención en foros, reuniones... Ésos son sepulcros blanqueados».

Él invierte los análisis hechos hasta ahora: «No es que ella quiera irse. Es que quieren echarla. Quieren terminar de echarla». Sobre el porvenir de la primera edil, casi repite los argumentos que ella da: «Cuando acabe este proceso, analizará y tomará una decisión».

Por su parte, el ex alcalde de Córdoba Herminio Trigo representa a quien ha hecho el trayecto que muchos creen que recorrerá la alcaldesa.

Salió de IU, donde fue miembro de su dirección federal, militó en la extinta Nueva Izquierda -fuerza expulsada en 1997 de la coalición- y acabó en el PSOE, donde está ahora en su ejecutiva regional. Avisa de que «está claro que ella no está a gusto en la actual IU y lleva tiempo manifestándolo con gestos. Cuando uno no está a gusto en una parte, lo normal es que busque otros aires».

«Los vientos» de Trigo
Sostiene que «los vientos soplan» hacia que acabará dejando IU. «Las manifestaciones que ha hecho van por ahí, pero no lo sé», indica, para matizar que «IU, igual, cambia y ella está mejor» en el seno de la coalición. De materializarse su adiós, Trigo indica que «se puede ir, igual, a la actividad privada. Si decide seguir en política, tendrá que elegir otro partido y no conozco otro en la izquierda que no sea el PSOE».

Un proceso similar vivió Cristina Almeida. Ella fue congresista por IU, donde fue integrante de su dirección federal, formó parte de Nueva Izquierda, que presidió, y, luego, llegó a ser cabeza de lista del PSOE a las autonómicas en Madrid, si bien nunca ha tenido el carné socialista. No piensa que Aguilar esté diseñando su salida. Y no da relevancia a que votara a una senadora del PSOE: «Eso es una libertad de cada uno. A lo mejor, le da más confianza esa otra persona. ¿No queremos listas abiertas»?

Asegura no «tener ni idea» de si la alcaldesa dejará IU, si bien considera que «depende de cómo le hagan la vida de fácil o no», ya que cree que «a partir de ahora sólo le pueden llover castigos. Temo que van a acabar empujándola fuera del partido. La va a echar la presión de la gente del PCE». Y no sabe si el futuro de la primera edil estará en el PSOE.

Los testimonios apuntan a un terreno «sembrado» para la marcha de Aguilar de IU, que ya «abonó» en su día el hoy presidente del Congreso. Lo que no tienen claro todos es si la «rosa» acabará replantándose en el campo del PSOE.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles