Quiosco de Prensa
pce.es > Quiosco de prensa

“Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro la voces de los ecos,
Y escucho solamente, entre las voces, una.
Retrato, Antonio Machado

Lecciones de manipulación contra Cuba

Elecciones cubanas y manipulación de los medios

cubadebate.tv / 12 feb 08

Artículo 1
Elecciones cubanas en los grandes medios: manipulación, prepotencia y censura

José Manzaneda
Coordinador de www.cubainformacion.tv


Las pasadas elecciones legislativas cubanas del día 20 de enero fueron cubiertas por numerosos medios comunicación internacionales. La manipulación informativa, la selección de lo irrelevante como importante y el sesgo político en las informaciones fueron la tónica en la mayoría de los trabajos periodísticos de agencias, periódicos, radios y televisiones. Todo para llevar un mensaje único: las elecciones de Cuba no son democráticas, mientras que las de otros países, como las de Estados Unidos, sí.

El papel del Partido Comunista
El papel del Partido Comunista de Cuba en el proceso eletoral es uno de los grandes elementos de manipulación mediática. La agencia española Efe (1), por ejemplo, afirmaba recientemente que en las elecciones cubanas “no concurren partidos políticos, salvo el Comunista, al que pertenecen la mayoría de los candidatos.” Dos mentiras rotundas en una sola frase:

En primer lugar, el Partido Comunista no participa en las elecciones, porque la legislación electoral se lo prohibe. La postulación de los candidatos se efectúa directamente por los propios ciudadanos y ciudadanas en asambleas públicas en todos los barrios del país.

En segundo lugar, más de la mitad de los parlamentarios de la Asamblea Nacional saliente no eran militantes del Partido Comunista de Cuba.

Esta información falsa de la agencia Efe fue, sin embargo, replicada por decenas de periódicos, radios y televisiones.

Lo que ocultan y censuran sobre la democracia cubana
Los medios mienten sobre el sistema electoral de Cuba, pero sobre todo silencian y censuran aspectos que son claves para la comprensión de su esencia y su funcionamiento.

Silencian, por ejempo, el modelo de postulación de cantidaturas: mientras en los sistemas homologados como “democráticos” las listas electorales son producto de acuerdos en las direcciones de partido, en Cuba las candidaturas salen de decenas de miles de asambleas públicas en todos los barrios del país.

Los medios ocultan las variadas formas de participación política en Cuba, inexistentes en otros países, que no se limitan a la elección de candidaturas desde la base. Recientemente, más de cinco millones de cubanos y cubanas, de un total de 11,3 millones de personas, participaron en 216.000 asambleas públicas, donde la población formuló 1.300.000 propuestas de reforma del modelo económico del país. Nada de esto, algo inédito en el mundo, fue relevante para los medios.

Los medios silencian también la posibilidad real que tienen los llamados “disidentes” cubanos de presentarse a las elecciones, siempre que sean elegidos por sus vecinos. El corresponsal de la BBC en La Habana, Fernando Ravsberg (2), reconocía recientemente que un “disidente”, Gerardo Sánchez, se presentó como candidato a delegado municipal y logró apenas el 5% de los votos de sus vecinos.

Los medios también ocultan la magnitud real del voto de protesta al sistema cubano promocionado desde Miami, en forma de abstención, voto en blanco o voto nulo. La propia Marta Beatriz Roque, opositora cercana a las posturas del gobierno Bush, reconocía a la BBC que sólo el “10% de los votantes lo hizo en blanco o anulando la boleta". Este dato es, incluso, exagerado, porque la suma de votos blancos y nulos no superó el 5%. Sumados, eso sí, con la abstención, el voto de protesta a la Revolución alcanzaría en los últimos comicios un 10 % del total.

Decenas de corresponsales de medios extranjeros viajaron a la Isla con una única intención: eludir cualquier información sobre los mecanismos de participación masiva del pueblo cubano en sus elecciones y trasladar al público el carácter ilegítimo de los comicios. Para los medios, la única forma váida de democracia es el mecanismo electoral de los países de economía capitalista, donde la población, al contrario que en Cuba, es apartada de las decisiones que afectan realmente a su vida en favor de empresarios, políticos profesionales y gigantes de la información.

(1) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=62148
(2) http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_7199000/7199877.stm


Artículo 2
La conspiración atmosférica de Occidente contra Cuba, versión Telecinco

José Manzaneda
Coordinador de www.cubainformacion.tv


Los grandes medios de comunicación internacionales mostraron un inusitado interés por las últimas elecciones generales en Cuba. Agencias, periódicos, radios y televisiones del establishment mediático mundial cubrieron el acontecimiento desde un evidente sesgo informativo, con un claro mensaje descalificador del proceso eleccionario cubano.

Muchas podrían ser las muestras informativas a analizar. De todas ellas, nos quedamos con una que simboliza el extremo del patetismo informativo. El mismo 20 de enero, día de las votaciones, se publicó una curiosa noticia en la web del canal televisivo Telecinco (1). En ella, se afirmaba que Fidel Castro había enviado un mensaje acusador a "occidente", desde donde –decía el presidente cubano- llegaban "vientos fríos" y conspiradores contra las elecciones cubanas.

Sin embargo, una lectura directa del mensaje escrito por Fidel Castro (2), publicado en la prensa cubana y accesible por Internet, deja patente que, al mencionar la palabra “occidente”, el mandatario no se refería a los gobiernos de los países occidentales, sino a la provincia cubana de Pinar del Río.

Sólo una mente retorcida y prejuiciada como la del redactor de Telecinco podía interpretar el mensaje de de Fidel como la denuncia de una conspiración de las potencias occidentales, y no como una referencia al tiempo atmosférico, tras la lectura de su texto, que dice lo siguiente: “Vientos fríos procedentes del norte, acompañados de lloviznas y lluvias, en la región occidental del país, pretenden conspirar contra nuestras elecciones.”

¿Algun medio de comunicación podrá superar, en adelante, semejante despropósito periodístico?

(1) http://www.informativos.telecinco.es/cuba/oposicion/elecciones/castro/dn_60284.htm
(2) http://www.granma.cubaweb.cu/2008/01/21/nacional/artic21.html

Y texto 3
El microscopio del corresponsal de Euskal Telebista en las elecciones cubanas

José Manzaneda
Coordinador de www.cubainformacion.tv


Euskal Telebista, la Televisión pública Vasca, envió como corresponsal a cubrir las elecciones generales de Cuba, celebradas el 20 de enero de 2008, al periodista Xabier Madariaga. Sus crónicas desde La Habana son un ejemplo más del habitual sesgo ideológico de los grandes medios.

El mismo día de las votaciones, el informativo de Euskal Telebista realizó una conexión en directo con el citado periodista, en el que éste afirmaba: “Una vez más, vuelven a ser elecciones a la cubana, en las que no habrá sorpresas, porque no se elige entre una ideología u otra y la mayoría de los candidatos son miembros del Partido Comunista.” El periodista subraya que en las elecciones “a la cubana” no está en juego el sistema social, político y económico vigente, el socialismo cubano. El mensaje es evidente: en los comicios “a la europea o a la norteamericana” la ciudadanía sí tiene posibilidad de elegir otro orden legal, social y económico diferente al sistema capitalista.

Habrá que recordar al joven periodista que en el capitalismo existe un poderosísimo aparato político, legal, económico, militar y, sobre todo, mediático, que impide dicha posibilidad. Un ejemplo evidente es el de Estados Unidos, donde la tarta electoral se reparte entre dos partidos políticos que responden a la misma ideología fundamental. ¿Se atreverá a afirmar el periodista Xabier Madariaga que en las elecciones norteamericanas –como así sentencia sobre las cubanas- “no se elige entre una ideología u otra”?

Dice el sociólogo estadounidense James Petras que los medios emplean un microscopio para analizar la realidad de Cuba, con el fin de diseccionar sus defectos, mientras reservan el telescopio para la de Estados Unidos y otros países. Para informarnos sobre las elecciones cubanas, el corresponsal de Euskal Telebista en La Habana traslada su particular microscopio a un colegio electoral instalado en un bloque de viviendas en mal estado de La Habana. “No se tienen que preocupar por la participación, porque aquí en la Isla se dan facilidades para votar incluso a los indocumentados.” Es evidente que para el periodita las elecciones son un mero instrumento para su objetivo principal: destacar las carencias asociadas a la escasez de vivienda en Cuba.

Mientras, en las mismas fechas, las crónicas de Euskal Telebista sobre las elecciones de Estados Unidos se centraban en el habitual show propagandístico, en las declaraciones de los candidatos presidenciales y en diversas anécdotas de la élite norteamericana. A ningún corresponsal se le ocurrió acercarse a alguno de los gravísimos problemas sociales de este país, primera potencia económica del mundo.

Pasadas las elecciones, la mayor parte de los corresponsales de medios extranjeros se fueron una vez más de la isla sin encontrar lo que llevan tantos años buscando: una clara y organizada contestación social y política al gobierno y al sistema cubano. Pero Xabier Madariaga, el corresponsal de Euskal Telebista, en una pirueta periodística más propia de la prensa de Miami que de un profesional de una televisión pública, nos descubría quién puede convertirse en vanguardia de oposición: los jóvenes cubanos practicantes del “tuning”. Un día después de los comicios, el periodista vasco realizaba un reportaje sobre dicha moda, extendida también entre una parte de la juventud cubana, que culminaba de un modo inverosímil: “Más que un comandante en enfermo son los jóvenes como estos, con más información que nunca, y sobre todo, con más exceptativas de consumo, los que hacen tambalear el sistema cubano.” Todo un descubrimiento sociológico el del corresponsal de Euskal Telebista, que imaginamos estará haciendo temblar al gobierno cubano.

Videos sobre los 3 artículos anteriores
Para ver los 3 videos pinchar aquí:

1. Elecciones cubanas en los grandes medios: manipulación, prepotencia y censura. Duración: 4,36 Manipulación informativa, la selección de lo irrelevante como importante y el sesgo político en las informaciones
Vídeo 1

2. La conspiración atmosférica de Occidente contra Cuba, versión Telecinco. Duración: 2,11 ¿Algun medio de comunicación podrá superar, en adelante, el despropósito periodístico de Telecinco que narra este video?
Vídeo 2

3. El microscopio del corresponsal de Euskal Telebista en las elecciones cubanas. Duración: 4,21 El periodista vasco Xabier Madariaga nos descubría quién puede convertirse en vanguardia de oposición en Cuba: los jóvenes cubanos practicantes del “tuning”
Vídeo 3

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles