Quiosco de Prensa
pce.es > Quiosco de prensa

“Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro la voces de los ecos,
Y escucho solamente, entre las voces, una.
Retrato, Antonio Machado

Izquierda Unida

La apuesta por el PCE frente a la deriva econacionalista de IU

Javier Parra | larepublica.es / 18 jul 07

Izquierda Unida tiene un problema. Primero porque no está unida y segundo porque hace tiempo que abandonó la izquierda y se instaló en posiciones socialdemócratas.

Es dificil generalizar si hablamos de Izquierda Unida porque no es una, sino muchas. El proyecto inicial ha saltado por los aires y sus pedazos se han instalado por todas las federaciones y asambleas con más o menos fidelidad a los principios democráticos y socialistas que la impulsaron.

La Izquierda Unida de 1986 está muerta y Llamazares y su entorno pretenden amortajarla con un traje econacionalista, resucitándola no se sabe bien con qué milagro; pretenden acabar con el PCE como en Catalunya se hizo con el PSUC, reconstruyendo sobre sus escombros un proyecto que dudo que nadie, ni sus mismos impulsores, puedan explicar.

La estrategia del entorno de Llamazares es llegar a la próxima Asamblea Federal de Izquierda Unida sin prácticamente oposición, para hacer y deshacer el proyecto a su antojo.

El proceso de refundación econacionalista pasa por lamentables episodios como las corrupciones del ladrillo en Asturias, los casos de Gijón y la especulación de los terrenos de la Naval, sin olvidar las denuncias contra Candido y Morala. Pasa también por infames expulsiones de cientos de militantes comunistas en las asambleas donde el "llamazarismo" se ha hecho fuerte.

Otro ejemplo lo tenemos en Valencia, donde se ha emprendido una nueva ofensiva para destruir cualquier vestigio de izquierda alternativa por parte de los aliados de Saura (ICV) en Valencia - Esquerra i Pais - , y los restos de la actual mayoría encabezada por el "llamazarismo" y su entorno.

Los cantos de "refundación" vienen de todos lados, aunque cada uno la entiende a su modo. Llamazares habla de una refundación, sin decir con qué carácter, pero visiblemente econacionalista. Por otro lado, desde dentro del PCE, una corriente minoritaria encabezada por Enrique Santiago tiene en marcha desde hace años lo que llaman "El Plan". "El Plan" no consiste en otra cosa que en "reclutar" al mayor número de cuadros medios situados en posiciones relativamente estratégicas dentro del organigrama del Partido, copar los trabajos del Partido, pararlos en un determinado momento, no reforzar los trabajos impulsados por la dirección Federal y achacarle a ésta esa falta de trabajo. Esto no es pura especulación, es así como lo han definido algunos de sus miembros. Esto es la política como fin y no como herramienta de transformación. Cabe también señalar el silencio de este sector ante la expulsion de cientos de militantes del PCE de multitud de Asambleas de IU (como Oviedo) y su acercamiento, durante los últimos meses, a las posiciones de Gaspar Llamazares.

Ni que decir tiene que ni Llamazares en IU ni el sector de Enrique Santiago están apoyando la iniciativa impulsada por PCE de llevar a Aznar ante los tribunales. Tampoco participaron en las iniciativas del PCE contra la corrupción urbanística, ni están participando en el proceso de elaboración del Manifiesto Programa que se marcaron como meta los comunistas en su último Congreso.

Por tanto, mientras el proyecto inicial de Izquierda Unida se muere ante la deriva socialdemócrata y nacionalista de determinadas federaciones, se intenta acabar con los restos de la izquierda anticapitalista que resultan molestos, pero sobretodo, con el propio PCE. Un Partido que, sin embargo, vive un proceso de refundación que preocupa tanto a "llamazaristas" como a Enrique Santiago, ya que pone en evidencia a ambos.

En este contexto, ¿deberia el PCE volver a presentarse ante la sociedad como proyecto político independiente? No lo sé. Quizá pocos lo tengan claro. Lo que es cierto es que la base social de los comunistas está ahí, incluso muchos ciudadanos y ciudadanas que desde hace años se quedan en casa los domingos electorales volverían a acercarse a las urnas, pero la cuestión no es fácil. Tambien es cierto que la base electoral de IU es la base electoral del PCE, y esta es la razón de la deriva econacionalista de la dirección de la coalición, que ve en la propuesta comunista y no nacionalista un enemigo a batir. Izquierda Unida, sin el PCE, sería un traje sin cuerpo que duraría lo que duran sus cargos electos - como se ha demostrado en Oviedo, con la Asamblea de Ciudadanos por la Izquierda dejando sin concejales a IU - , o quizá menos, pero es un debate que se deberá abordar, y que, aunque ya hace tiempo que está abierto en el seno del PCE, día a día cobra más actualidad.

Sea como sea, lo que está claro es que será el PCE el que, como mayor fuerza anticapitalista organizada de este país, acabe por impulsar, más pronto que tarde, la propuesta alternativa de izquierdas. Contando con los movimientos sociales y otras organizaciones políticas, huyendo de burocratismos y luchas intestinas, y lanzando una propuesta alternativa claramente visible y creíble ante la sociedad, con un fuerte carácter unitario y republicano. Y sobretodo, aprendiendo de aciertos y errores pasados, y explorando nuevas fórmulas de entendimiento y unidad de acción.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles