Quiosco de Prensa
pce.es > Quiosco de prensa

“Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro la voces de los ecos,
Y escucho solamente, entre las voces, una.
Retrato, Antonio Machado

Asturias

Acusan a Jesús Montes de proferir "insultos graves" contra un dirigente nacional del PCE

Gonzálo Díaz-Rubín, José Ramón Enguita / 01 jun 07

Al menos cuatro personas fueron agredidas ayer en los disturbios originados por la disputa que dos sectores de Izquierda Unida de Asturias mantienen por el uso de la sede central de la coalición y del Partido Comunista de Asturias, en la ovetense plaza de América. Según informó el secretario general del PCA, Francisco de Asís Fernández, los «heridos y contusionados» son un militante del partido, Manuel Fraile; el funcionario municipal y comentarista político Juan Vega; el hasta ahora concejal de IU en Llanes Borja Llorente, y el secretario de Organización del PCE, Fernando Sánchez. Al menos el primero de ellos ha puesto una denuncia por estos hechos, aunque el más perjudicado fue Vega, que tuvo que ser retirado en camilla.

Los hechos se produjeron cuando personas afines a la dirección del PCA, que constituyen el sector crítico de IU, abandonaban la sede en cuyo uso habían sido restituidos unas horas antes por una juez de Oviedo, protegidos por efectivos de la Policía Nacional ante los ánimos encrespados de decenas de personas, se supone que simpatizantes del sector oficial de la coalición, que alegaban que los críticos no les permitían el acceso a las dependencias de la formación.

Sobre el origen de esta situación, al igual que sobre tantas otras cosas en los dos últimos días, hay diferentes versiones por parte de los dos bandos enfrentados. Francisco de Asís Fernández y otros dirigentes y militantes del PCA se hallaban en la sede desde primeras horas de la tarde de ayer, después de que, por la mañana, la juez María Luisa Llaneza, titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la capital asturiana, dictara un auto en el que obligaba a la dirección de IU a retirar los guardias de seguridad que en los días anteriores habían impedido el acceso a los locales de los críticos y a darles a éstos copias de las llaves de la sede.

Según relató el propio secretario general del PCA, hacia las seis de la tarde «empezamos a recibir llamadas en las que nos avisaban de que se estaba organizando una turbamulta que se dirigía de manera amenazadora a la sede de plaza de América». Alarmados, «nos intimidamos y cerramos con llave el local», lo que califica de «decisión sabia, porque de no haberlo cerrado se podían haber producido graves incidentes».

Un grupo de personas llegó a la puerta de la sede y, al encontrársela cerrada, empezó a golpear la puerta y a insultar a los encerrados, que decidieron dar aviso a la Policía. Cuando llegaron los primeros agentes, ante el cariz que tomaba la situación, avisaron a los
antidisturbios -concretamente a la Novena Unidad de Intervención Policial-, que tuvieron que escoltar a algunos de los encerrados en su salida. A pesar de todo, se produjeron los incidentes reseñados. Según contó Francisco de Asís Fernández, a Fernando Sánchez le dieron «patadas en las espinillas» y además «recibió insultos graves» por parte del coordinador de IU en Gijón, Jesús Montes Estrada.

La dirigente de la coalición Noemí Martín explicó, por parte de la dirección, que «teníamos una reunión programada, pero cuando llegamos tenían la cerradura echada», por lo que considera que «están incumpliendo el auto de la jueza» y por ello el dirigente Ángel González presentó denuncia ante la Policía.

Martín no hizo comentarios sobre las agresiones, y sí destacó que entre los encerrados del PCA había personas que pertenecen a otras formaciones políticas, como Roberto Sánchez Ramos, concejal electo en Oviedo por la Asamblea de Ciudadanos por la Izquierda.

Recomienda esta web
Correo-e

 

PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles