Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Comunicado de apoyo del Partido Comunista de Madrid


Encierro de los trabajadores del Hospital Severo Ochoa de Leganés


Partido Comunista de Madrid / 07 nov 05

TENDRÁ LUGAR EL 14 DE NOVIEMBRE DE 2005

EN DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA.
EN DEFENSA DEL HOSPITAL SEVERO OCHOA Y DE SUS TRABAJADORES


Transcurridos más de siete meses desde que el gobierno de la Comunidad de Madrid inició su miserable estrategia de destrucción de la sanidad pública, recurriendo a la difamación y a la persecución inquisitorial de intachables trabajadores del Hospital Severo Ochoa de Leganés, continúa la caza de brujas, continúa la represión contra los profesionales que no se pliegan a los dictados totalitarios de la Consejería regional de Sanidad, continúa el deterioro de los servicios sanitarios del hospital de Leganés y sigue la campaña propagandística de mentiras del Ejecutivo de Esperanza Aguirre.
A estas alturas, nadie sensato puede dudar de que las acusaciones de prácticas incorrectas de los profesionales del servicio de urgencias del Hospital Severo Ochoa a las que en su día dio pábulo el consejero Lamela, inquisidor principal encargado de la operación de acoso y derribo, se basaban en una sarta de mentiras convenientemente urdidas para empezar la persecución de trabajadores que resultaban incómodos precisamente por su honestidad, por su competencia y por sus esfuerzos por mejorar los servicios del hospital. Ya la Fiscalía de Madrid descartó que se hubiesen producido las sedaciones irregulares que se habían denunciado y, más recientemente, la Sociedad Española de Epidemiología ha concluido que el informe de la comisión que nombró a dedo el señor Lamela, sin la más mínima garantía de imparcialidad, es un informe carente de cualquier atisbo de rigor científico y metodológico.
Seguramente, el propio gobierno de Esperanza Aguirre sabe que, más tarde o más temprano, quedarán despejadas de manera pública todas las dudas acerca de la inocencia de los profesionales del hospital de Leganés que fueron injustamente purgados. Pero ello no les preocupa si logran que para entonces el daño esté hecho. La verdad, está claro, no es algo que importe lo más mínimo al gobierno regional de Madrid, y desde luego el mantenimiento y mejora de la sanidad pública no está entre sus objetivos. Al contrario, es su deterioro lo que busca con el fin de abrir la vía de la privatización con el menor número de obstáculos posibles.
Porque éste es el fin último que persigue el gobierno del PP en la Comunidad de Madrid desde el principio. Porque para el Partido Popular la sanidad es un negocio y no le importa sacrificar la salud y la vida de la ciudadanía si sirve para engordar los bolsillos de los parásitos sociales que los respaldan. De esto se trata, de dinero, de lucro, de intereses bastardos y mezquinos de unos pocos que aspiran a enriquecerse a costa de la inmensa mayoría de la población. Se trata de lo de siempre.
Por eso intentan a toda costa mantener la difamación en contra de los profesionales sanitarios del Hospital Severo Ochoa a pesar de las cada vez mayores evidencias de que han mentido.
Por eso buscan deliberadamente el deterioro de los servicios sanitarios, propiciando que en urgencias del hospital haya diariamente más de treinta pacientes sin habitación mientras existen habitaciones cerradas, recortando recursos mientras se derrocha el dinero en cámaras de vigilancia para amedrentar a los trabajadores y estimulando un ambiente asfixiante de acoso para el personal del centro.
Por eso se persigue y somete a represalias a los profesionales que tratan de resistirse al desastre, se elaboran listas negras y se intenta arrinconar a la Junta de Personal del Hospital. Por eso se llega al extremo insólito de arrebatar a los médicos expedientes con información confidencial.
Se está sometiendo a los trabajadores sanitarios del Hospital Severo Ochoa a una cruel guerra de desgaste y, en ella, no podemos dejarlos solos, porque la lucha de los trabajadores del hospital es nuestra lucha, la de toda la ciudadanía, a favor de la sanidad pública.
No basta esperar a que con el tiempo la verdad de las infamias cometidas por la Consejería de Sanidad de Madrid resplandezca. Si esperamos, el gobierno de Esperanza Aguirre habrá logrado sus siniestros objetivos. Hay que respaldar la lucha llevada a cabo en condiciones dificilísimas por los trabajadores del Severo Ochoa desde hace meses. No es suficiente la dimisión o destitución del consejero Lamela, aunque sí imprescindible. Todo el gobierno regional ha de dar cuenta ante la población madrileña por su irresponsabilidad. Hay que exigir la restitución inmediata en sus derechos y facultades de los profesionales represaliados y la mejora de los servicios públicos sanitarios. Hay que exigir el procesamiento de los responsables del gobierno regional implicados en la campaña de mentiras y caza de brujas.
El Partido Comunista de Madrid llama a toda la ciudadanía de Leganés y del conjunto de la Comunidad a respaldar a las y los trabajadores del Hospital Severo Ochoa, que para Esperanza Aguirre y su consejero de sanidad es una pieza central en su estrategia destructiva y para nosotros ha de ser el símbolo de la defensa de la sanidad pública, del derecho democrático a unos servicios públicos de salud de calidad y universales y de la defensa de la dignidad frente a la indecencia.
El Partido Comunista de Madrid llama a toda la ciudadanía a la movilización, a alzar su voz por los derechos de todas y todos.
En contra de la represión sindical.
Por JUSTICIA y DIGNIDAD.
Por la SANIDAD PÚBLICA, por la SALUD de TODAS y TODOS.

PARTIDO COMUNISTA DE MADRID

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles