Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Intervención de Isabel Salud, Secretaria General del PCE-EPK en dicha inauguración


Se inaugura MARIENEA, La Casa de las Mujeres de Basauri, una de cuyas cuatro salas lleva el nombre de Dolores Ibárruri


Partido Comunista de Euskadi / 17 may 12

El 17 de mayo el Ayuntamiento de Basauri inauguró MARIENEA, La Casa de las Mujeres, la casa tiene 4 salas y a cada una de ellas les han puesto el nombre de una mujer ilustre, feminista y revolucionaria, una de ellas lleva el nombre de Dolores Ibarruri. La presentación de dicha sala tuvo lugar por Isabel Salud, Secretaria General del PCE-EPK y este fue su discurso con tal ocasión.

DISCURSO INTEGRO
“Quiero en primer lugar, agradecer al Ayuntamiento esta invitación para poder estar hoy aquí en este acto de inauguración de la Casa de las mujeres con sus diferentes salas que, muy acertadamente, vais a bautizar con nombre de mujeres.

A mí me ha tocado, como no podía ser de otra manera, hablar de Dolores Ibarruri. Merece la pena conocer y acercarse a su figura, símbolo de lucha y resistencia. Y quiero hacerlo hablando de la mujer, no del mito, reconociendo, claro está, que Dolores trascendió su condición de vasca, humilde y militante del Partido Comunista de Euskadi y de España para convertirse en un símbolo universal que encarna muchos de los valores de la izquierda.

Dolores representó la “no resignación”, la rebeldía de una mujer que no se resignó a aceptar un entorno de explotación y de pobreza extrema que fue forjando su personalidad. Ella que nació en un entorno familiar muy religioso fue adquiriendo conciencia de clase a través de las vivencias de aquellos acontecimientos sociales y luchas obreras que convulsionaron la zona minera de principios del siglo XX. Descubrió que el mundo se podía cambiar, que las penalidades que sufrían muchos hombres y mujeres, no eran una fatalidad del destino o un designio divino, eran producidas por otros hombres más poderosos.

Para mí este es un mensaje de primer orden para no desfallecer en estos momentos de crisis económica, con recortes y más recortes que pretenden hacernos regresar a aquella sociedad que vivió ella en sus primeros años de vida, una sociedad conservadora y con unas condiciones laborales lamentables, sin regulación y muy miserables.

Sus consignas del “no pasarán” o “es mejor morir de pie que vivir de rodillas”, no sólo fueron palabras para ella, sino que las practicó a lo largo de su vida y cobran hoy plena actualidad.

De Dolores hay que destacar su vertiente feminista. Una mujer en la política en un tiempo que el espacio público era ocupado únicamente por hombres. Su actividad militante revolucionó muchos esquemas patriarcales y machistas de su época poco acostumbrada a ver a las mujeres en la política. Largo ha sido el camino recorrido por las mujeres desde entonces, pero todavía no es suficiente, la igualdad es más formal que real y todavía nos queda mucho por avanzar, arrebatando espacios públicos a los hombres y cediéndoles, al mismo tiempo, espacios y responsabilidades en el ámbito privado.

La actividad militante de Dolores Ibarruri fue intensa y en multitud de frentes, lo mismo estaba en las minas, que en las cárceles, buscando apoyos para la causa republicana, en el Congreso, en el frente de guerra, en la prensa escrita a través de Mundo Obrero, dando mítines para entusiasmar y llamar a la acción, a través de las ondas con Radio Pirenaica, desde muchas tribunas se pudo escuchar su potente voz que conectaba con miles de esperanzas.

Fue en 1933 la presidenta de la Unión de mujeres antifascistas. Se convirtió en una mujer internacional que destacó por las dos grandes pasiones de su vida: el comunismo y la pionera lucha de los pueblos de España frente al fascismo.

Ella tuvo siempre una concepción y una práctica de la política que se pone al servicio de la clase trabajadora, de la ciudadanía. Ella utilizó el Congreso de los Diputados como un altavoz de los más desfavorecidos, una herramienta contra las injusticias sociales, nunca como un fin en si mismo o para su aprovechamiento personal.

Esto es realmente importante hoy, porque la actividad política está degradada y desprestigiada por todos aquellos que se aprovechan, que roban de la caja pública. Hoy es tarea urgente recuperar el prestigio y la ética de la actividad política, de la participación en la vida pública para ponerla al servicio del colectivo, del debate y la confrontación sana de ideas.

Seguramente aprenderemos mucho de la vida de Dolores y de la sociedad que le tocó vivir, leyendo tantas y tantas cosas que se han escrito sobre ella. El censo de literatura producida en torno a la Pasionaria es impresionante, sea en verso, Neruda por ejemplo o Hernández, Machado, Alberti, su gran definidor poético, sea en prosa gracias a un Hemingway que glorificó a Dolores, o Montalbán que dijera de ella cuando la escucho por primera que “aquella voz era en sí misma el lenguaje de la veracidad”. Hay que decir que a ella le iba admirablemente la tarea de ponerse al frente de las masas desposeídas, de vivir sus vidas, de darles voz.

Yo me quedo con la rebeldía de esa mujer, con la convicción de que es posible cambiar el mundo, que está en nuestras manos, en nuestro entorno, nosotros y nosotras podemos cambiar el mundo, somos la mayoría, no nos resignamos. Muchas gracias”

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles