Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Andalucía


Las razones de mi retirada


José Manuel Mariscal, Secretario General del PCA / 12 ene 12

Ayer se celebró un encuentro de comunistas cordobeses al que estaban convocadas las secretarías políticas y de organización de las agrupaciones de la provincia de Córdoba. Esta reunión fue convocada por mí, como secretario general del PCA, y también como actual diputado en el Parlamento de Andalucía. Asistieron 43 camaradas de 22 agrupaciones.

Creo que es en este ámbito en el que debía informar, en primer lugar, de la decisión que he adoptado, sus motivos, así como de las propuestas que los y las comunistas debemos defender en las asambleas de base de IU donde, a partir de ya, se comienzan a votar los nombres que formarán parte de las candidaturas a las elecciones autonómicas.

Vivimos momentos políticos y sociales que, sin duda, tienen una dimensión histórica, de esos en los que los comunistas hemos demostrado que sabemos tejer las alianzas que lleven a la conformación de bloques de resistencia social contra los poderosos, contra el capital, en defensa de la democracia. Hoy, las circunstancias exigen un Partido Comunista que ponga los intereses del pueblo trabajador como fiel de la balanza de cada una de nuestras decisiones y acciones.

La calle, esa que ante la pasividad sindical, se ha rebelado ocupando el espacio público en defensa de la democracia, exige coherencia y responsabilidad. Exige a los representantes públicos que la distancia entre lo que decimos y lo que hacemos sea mínima, escasa o, mejor, nula.

El principio de limitación de mandatos y la no acumulación de responsabilidades es uno de los principios democráticos fundacionales de una nueva forma de hacer política que supuso Convocatoria por Andalucía, primero, e Izquierda Unida después. Y estos principios, que somos capaces de exigir en reformas electorales, no somos capaces, en ocasiones, de aplicárnoslos a nosotros mismos.

A pesar de que los estatutos de IULV-CA permiten una tercera legislatura si se consigue el respaldo del 60% el Consejo Andaluz o de la Asamblea que apruebe las candidaturas, he decidido no optar a encabezar la candidatura de IULV-CA por la provincia de Córdoba.

Un importante sector del partido me ha mostrado su apoyo para continuar, por el trabajo realizado y por considerar que el Secretario General debe estar en la institución. Pero el Partido está dirigido por un equipo, un equipo magnífico, por cierto, y el Partido debe estar en la institución, por supuesto, pero no necesariamente a través del Secretario General.
Una de las cuestiones que más han minado nuestra credibilidad como proyecto político en Andalucía esta legislatura ha sido la conformación de un Grupo Parlamentario de seis varones. Esto se solucionaría consiguiendo un grupo de veinte escaños o con una reforma electoral que hiciera que los votos valieran lo mismo, pero también situando a mujeres en la cabecera de las candidaturas. Es por ello que IULVCA debiera acudir a las elecciones con cuatro cabezas femeninas de las ocho circunscripciones. No podemos reclamarnos valedores del feminismo político con hombres ocupando todos los puestos de responsabilidad.

Por todo ello, ayer propuse en la reunión que la secretaria de la mujer del PCA, Alba Doblas, sea la persona que obtenga el apoyo de las bases de IU en la provincia para encabezar la candidatura al parlamento. Alba no es la mejor mujer, es la mejor camarada para esa tarea. Representaría la voz del partido, y de sus acuerdos congresuales, en el futuro grupo parlamentario y, lo que es más importante, el discurso y la práctica feminista. Abogada experta en derecho de familia, emprendedora que ha sacado tres despachos de abogados en las localidades donde ha vivido (Linares, Córdoba), con experiencia institucional, fue concejala del gobierno municipal en la anterior legislatura del Ayuntamiento de Córdoba con un reconocido trabajo, especialmente su labor al frente de la empresa de cementerios CECOSAM, desde donde impulsó que, por fin, las víctimas de la rebelión de los militares fascistas contra la democracia en 1936 tengan un espacio de reconocimiento público en los cementerios de nuestra ciudad. Esta propuesta fue muy bien acogida por la amplia mayoría de las agrupaciones. En la votación final, a título indicativo, se recogió un solo voto en contra y tres abstenciones. Lo que me hace pensar que hemos acertado con la propuesta. Ahora la palabra la tienen las bases de IU y, después, la comisión de candidaturas andaluza y, finalmente, la Asamblea andaluza que apruebe las candidaturas.

Por mi parte, debo decir que me encuentro realmente satisfecho por la decisión tomada. Creo que debemos dar ejemplo a la sociedad de lo que predicamos y que debo concentrarme en las importantes tareas que como Secretario General tengo para con mi partido. Esto no es un paso atrás, sino un paso en la dirección de la reconstrucción del Partido Comunista y del proyecto político ilusionante que debe ser IU. Nos vemos en las calles ocupadas y rebeldes. Salud.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles