Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Pensiones


El PSUC-VIU manifiesta su rechazo a la reforma de las pensiones


PSUC Viu / 31 ene 11

Una vez más el gobierno central del PSOE ha dado una nueva vuelta de tuerca en su ofensiva por deteriorar y precarizar el Estado del bienestar y los derechos sociales de la clase trabajadora de nuestro país. Desde el PSUC-Viu mostramos nuestra oposición a esta nueva reforma de las pensiones, que perjudicará ostensiblemente el poder adquisitivo de los futuros pensionistas y el acceso a una jubilación digna de un gran grueso de trabajadores y trabajadoras, afectando especialmente a los jóvenes, cuya inserción en el mercado laboral se ha retrasado en los últimos años, y a las mujeres, quienes padecen índices más elevados de precariedad y temporalidad laboral.

La reforma amplía los años de cotización necesarios para acceder al 100% de la pensión pasando, de los 35 a los 38,5 años, de manera que a partir de 2013 se irá retrasando gradualmente la edad de jubilación de los 65 años hasta los 67 años en 2027 en el caso de no contar con los años de cotización requeridos. En paralelo, se amplía el periodo del cálculo de la pensión de 15 a 25 años en dos fases; así el cálculo se realizará sobre los últimos 20 años de cotización en los primeros 3-5 años a partir de la entrada en vigor de la reforma (2016-2018) y en una segunda fase el cálculo se extenderá a los últimos 25 años de cotización (2021-2024). La medida de la ampliación del periodo de cálculo supondrá una grave pérdida económica para los pensionistas, entorno al 10%. Es decir, nos encontramos ante una agresión del gobierno contra la clase trabajadora de gran magnitud y que hipoteca el futuro de millones de trabajadores y trabajadoras jóvenes.

La capacidad de presión del sindicalismo confederal y de clase en un contexto de recortes sociales se ha revelado insuficiente y sólo ha conseguido introducir algunos tenues elementos de mejora en la reforma y apenas ha podido paliar los efectos de un decreto del gobierno más duro y regresivo que perseguía establecer como incondicionalmente obligatoria la edad de jubilación en los 67 años. No obstante, y al margen de matices y de que se computen como años de cotización hasta un máximo de 24 meses los periodos en que los estudiantes ejerzan de becarios y que coticen los periodos por cuidado de hijos, a razón de nueve meses por hijo y con un límite igual de 24 meses, desde el PSUC-Viu creemos que la nueva reforma pactada bajo la presión del capital financiero atenta contra las condiciones sociales de la clase obrera y es por ello por lo que expresamos nuestra firme oposición a la misma.

El gobierno se ha rendido a los poderes económicos y a los mercados. Su insistencia en revisar los pactos de Toledo en materia de pensiones anhelaba únicamente satisfacer al gran capital. El sistema público de pensiones en España era y es viable. Sólo en los dos últimos años la seguridad social registró un superávit de más de 10.000 millones de euros mientras el fondo de reserva superaba los 60.000 millones de euros, gracias a cuyos intereses se ha podido compensar y superar el déficit provocado en el último ejercicio por el dramático aumento del paro. Es evidente, por tanto, que el principal objetivo de la nueva reforma es forzar a los trabajadores a suscribir planes privados de pensiones en beneficio de la banca.

Desde el PSUC-Viu emplazamos al conjunto de la izquierda a manifestarse contra la reforma de las pensiones así como contra la reforma laboral y, en lo venidero, contra cuantas agresiones sufra la clase trabajadora, en la perspectiva de un profundo cambio social que acabe con la actual dictadura del capital. Suscribimos, por tanto, la posición de Izquierda Unida frente a este y otros episodios de la ofensiva neoliberal amparada por el gobierno y, junto al PCE, nos comprometemos a secundar la estrategia de firme oposición de IU, dentro y fuera de las instituciones.

La Secretaría del Mundo del Trabajo del PSUC-Viu realizará en febrero un plenario con todo nuestro activo sindical con el objetivo de definir nuestra estrategia de lucha y nuestra respuesta contra la reforma de las pensiones. Al mismo tiempo, hacemos un llamamiento al conjunto de nuestra militancia y a la clase trabajadora a movilizarse contra las políticas antisociales del gobierno central y contra la pérdida permanente de empleo y de tejido industrial en Catalunya, con el reciente ejemplo de Yamaha, donde la dirección de la empresa ha anunciado el cierre de la planta situada en Palau Solità i Plegamans (Vallès Occidental) y el consiguiente despido de 400 trabajadores y trabajadoras.

Comité Ejecutivo del PSUC-Viu
Barcelona, 31 de enero de 2011

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles