Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Recuperación de la Memoria Histórica


Maria Puig Barrios, Secretaria General del PC de Canarias, solicita en carta dirigida al presidente canario, la recuperación de la Memoria Histórica en esa Comunidad


María Puig Barrios, Secretaria General del PCE de Canarias / 22 oct 04

Sr. Presidente del Gobierno:

María D. Puig Barrios, Secretaria General del Partido Comunista de Canarias, EXPONE que:

Desde los años 70, el Partido Comunista de Canarias organiza en la Sima de Jinamar un acto de homenaje a los hombres y mujeres que fueron perseguidos y asesinados por defender la legalidad republicana en oposición al golpe de estado del 18 de julio de 1936. La “justicia al revés” que decía Serrano Súñer ante los Consejos de Guerra por los “delitos de rebelión”.

Los historiadores tienen, hoy, elementos para afirmar que la represión desencadenada en Canarias es el resultado de una decisión política, planificada y metódica para desarticular a los que se oponían al golpe de estado y pacificar la retaguardia de un frente de guerra duradero. También señalan que la venganza y el exceso individual existieron, pero como factores anecdóticos.

En La Palma, Gran Canaria, La Gomera y Tenerife se producen pequeños núcleos de resistencia al golpe de estado. Algunos de esos defensores de la legalidad republicana fueron asesinados en los meses siguientes o sometidos a Consejos de Guerra y fusilados. José Miguel Pérez, dirigente comunista de la isla de La Palma y fundador del Partido Comunista de Canarias, fue fusilado tras un Consejo de Guerra en el Barranco del Hierro en Tenerife, el 4 de septiembre de 1936. Al lado de los Consejos de Guerra (Eduardo Suárez, comunista, diputado a Cortes, fusilado el 6 de agosto de 1936, junto con el dirigente socialista y delegado gubernativo, Fernando Egea y Guillermo Ascanio, dirigente comunista y sindical, fusilado en Madrid en 1941), se unía la represión “irregular”, alcanzando ambas a las clases populares (jornaleros de Agaete) y a otros muchos trabajadores, dirigentes y cargos públicos comunistas, socialistas, republicanos, demócratas (consejos de guerra, desaparición, torturas, asesinatos, muchos de ellos arrojados a los pozos o a la Sima de Jinamar).

Había que acabar con los hombres y mujeres (centros de detención y tortura de Luis Antúnez, Local del Círculo de Arenales en la calle León y Castillo, campo de concentración de Gando, prisión de Fyffes, mujeres detenidas en la Prisión Provincial de Santa Cruz de Tenerife, barcos prisiones, Consejos de Guerra sumarísimos, “sacas” de las casas para arrojarlos a los pozos o la Sima), hombres y mujeres que pertenecían o simpatizaban con el Frente Popular, ese frente de izquierdas que quería sacar a España del atraso cultural, del trabajo sin derechos sociales y laborales, de la pobreza, la miseria, el analfabetismo, logrando despertar expectativas de cambio que se reflejaron en las urnas, iniciativas y avances que se vieron truncados por un golpe militar que sitúo a España, durante décadas, fuera del desarrollo político y económico de Europa, desarrollo europeo que hizo posible que España mejorará económicamente muchos años más tarde, gracias al turismo que, no lo olvidemos, fue generado por los avances sociales logrados en el resto de Europa, fundamentalmente por esas ideas de progreso que en España fueron brutalmente ahogadas en sangre.

Hay una larga lista de personas desaparecidas y generaciones nuevas de familias y compañeros políticos que todavía no saben exactamente lo que pasó. Hay un silencio que se impuso durante cuarenta años y que los veintinueve años de democracia no han logrado romper. No se quiere reconocer lo que pasó y existe la idea de que se debe olvidar la historia que marcó gran parte del siglo XX. Sobre esa actitud política, reflexionaba, estos días, la escritora Elfriede Jelinek, de 58 años, Premio Nobel de Literatura, hablando de la diferencia entre la Alemania ocupada por las fuerzas aliadas, que había tenido una reflexión autocrítica colectiva sobre el nazismo y la guerra que desencadenó, con millones de muertos europeos y Austria, donde se impuso el silencio y el olvido y la vida siguió como si no hubieran habido muertos y desaparecidos. Hoy, ella dice que puede vivir en Alemania, donde pasa mucho tiempo, pero no en Austria donde cada vez pasa menos tiempo, porque la vida es cada vez más insufrible con el “joven nazi” como ella llama al ultraderechista Jörg Haider.

Muchos creemos que en España, en general, y en Canarias, en particular, las familias, los compañeros de partidos, los demócratas, los jóvenes, todos los canarios y las canarias tienen derecho a saber, a conocer su historia, a analizarla de forma crítica, sin ese apoliticismo, tan de moda actualmente pero tan Antiguo Régimen, tan franquista que lleva, como antes, a actitudes peligrosas para la democracia, actitudes pasivas, acomodaticias, sumisas, sin capacidad de análisis y de crítica, el derecho a saber, sin el nuevo y actual control del pensamiento y la conciencia de millones de personas que es aparentemente menos amenazante, mucho más sutil pero igual de letal, como reconoce el escritor mejicano Carlos Fuentes.

Muchos creemos que los represaliados, los muertos, los desaparecidos deben ser rehabilitados públicamente, más allá de los decretos sobre compensaciones económicas que han llegado tarde y muy discretamente, que reparan situaciones de injusticia, pero que son insuficientes.

Por ello, ahora que se acerca el 1º de Noviembre, fecha en la que subimos, desde hace veintinueve años, a la Sima de Jinamar, a rendir homenaje a los que murieron por la democracia, la libertad y la justicia social, nos dirigimos a Ud. para SOLICITAR:

- LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA EN CANARIAS, con todo lo que ello significa: investigación exhaustiva en pozos de Canarias y en la Sima de Jinamar, recursos materiales y profesionales para llevar a cabo esta investigación, busca y reconocimiento de los desaparecidos, rehabilitación pública de los dirigentes políticos fusilados y desparecidos, edición y difusión de los trabajos de investigación histórica y testimonios de la Guerra Civil en Canarias.

- La recuperación de la Sima de Jinamar y su entorno como patrimonio del pueblo canario por su importancia histórica y medioambiental.

Canarias, a veintidós de octubre de dos mil cuatro.

Fdo. María Puig Barrios

SR. PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE CANARIAS.

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles