Federaciones
Inicio > Federaciones >
 

Cuba: Declaración del PSUC Viu


El Partido Popular, instrumento de las provocaciones norteamericanas contra Cuba


Secretaria de Organización del PSUC / 16 oct 04

Ante la provocación organizada por los máximos dirigentes del Partido Popular de Mariano Rajoy y José María Aznar, el Partit Socialista Unificat de Catalunya quiere hacer públicas las siguientes consideraciones:

1.Consideramos plenamente justificada la deción del gobierno de La Habana negándose a dejar entrar al diputado de la derecha española, Jorge Moragas, en el país.

2.Denunciamos ante la opinión pública que Jorge Moragas, secretario de Relaciones Internacionales del Partido Popular español, junto con dos parlamentarios de la derecha holandesa, pretendía entrar en Cuba, con visado de turista y no en calidad de representante político, para —como el propio PP había anunciado en un comunicado— entrevistarse y contribuir a la reorganización de los opositores cubanos que han recibido ayuda y financiación de Washington. Así, arteramente y bajo la cobertura de ayudar a quienes supuestamente “luchan por la libertad” en el archipiélago caribeño, en realidad, el señor Moragas perseguía la reactivación de nuevos enfrentamientos entre Cuba y la Unión Europea, y la creación de focos de tensión en el país. La misión del Partido Popular tiene un nombre: provocación. Y un proceder: la mentira.

3.La declaración de Mariano Rajoy, presidente del Partido Popular, acusando al gobierno cubano de “atropello” por negar la entrada a “un diputado que representa al pueblo español”, según sus propias palabras, resulta más grotescas, si cabe, proveniendo de un partido que ha sido cómplice de la sanguinaria agresión contra el pueblo iraquí y que nunca se ha destacado por su defensa de la libertad, ni en España ni en el continente americano. Tras esa patética postura de Mariano Rajoy, se encuentran las hipotecas contraídas por José María Aznar, y la sombra de George W. Bush. Si Mariano Rajoy y el Partido Popular se muestran tan sensibles a la libertad deberían fijarse en Kabul, en Bagdad, o en Palestina, por poner unos ejemplos donde la libertad está sangrando cada día.

4.Lamentamos la rápida reacción del ministerio de Asuntos Exteriores español. La decisión del ministerio y del propio ministro Moratinos, convocando con “carácter de urgencia” a la embajadora cubana Isabel Allende, y reclamando explicaciones a Cuba por su negativa a permitir la entrada de Moragas, sólo puede entenderse como la moneda de cambio que el gobierno español paga ante las descaradas presiones y las desvergonzadas manifestaciones del embajador norteamericano en España, George Argyros. No han sido muy sutiles: después de la accidentada y grotesca maniobra organizada por Washington, con ocasión del desfile del pasado día 12 de octubre, para presionar al gobierno de Rodríguez Zapatero por sus supuestos ultrajes a la bandera de las barras y estrellas, el ministerio de Asuntos Exteriores español pretende hacerse perdonar y crear un nuevo entendimiento con Estados Unidos por el procedimiento de prestarse a gratuitas agresiones contra Cuba.

5.No deja de ser revelador que el Partido Popular se escandalice porque no se haya permitido a Jorge Moragas la entrada en Cuba, y no haya considerado nunca necesario hacer llegar su protesta ante las reiteradas agresiones e intromisiones a la intimidad, incluso con la toma de huellas dactilares y apertura de fichas policiales, que muchos ciudadanos españoles reciben en los aeropuertos norteamericanos. Los ejemplos de los últimos meses están en la mente de todos. Esa doble vara de medir los delata.

6.Los comunistas catalanes consideramos que el gobierno cubano está en su derecho de negar la entrada en su país a un personaje (por mucho que ostente la condición de diputado) que no sólo ha insultado gravemente a Cuba en el pasado, sino que declaraba su intención de conspirar con los sectores de la isla que trabajan mercenariamente a las órdenes de los Estados Unidos. Que sepamos, el gobierno de La Habana sólo niega la entrada, a quienes pretender agredir a Cuba y proclaman su enemistad con la revolución. Debe recordarse que, mientras las autoridades aduaneras cubanas negaban la entrada a Jorge Moragas, ingresaban libremente en el país Steve Stevaert, presidente del Partido Socialista Flamenco, de Bélgica, y otros miembros de esa organización.

7.El Partit Socialista Unificat de Catalunya quiere hacer llegar, al mismo tiempo, su más completa solidaridad con el pueblo y el gobierno cubanos, seguor de expresar los deseos de muchos ciudadanos catalanes, y en la convicción de que las maniobras de Washington y de sus cómplices españoles no encontrarán apoyo entre los ciudadanos del país.

Barcelona, 16 de octubre de 2004

 
Recomienda esta web
Correo-e
PCE
Inicio | Favoritos | Contacto | Mapa | Ayuda | Afiliaciones | Lta Correo |
Optimizado a 800 x 600 pixeles